Las familias, principales clientes del turismo rural

La predominancia de familias con niños que practican turismo rural pone de manifiesto la oportunidad que existe en el mercado de orientar la oferta a este colectivo. Las instalaciones y servicios adaptados a esta tipología de cliente son imprescindibles para satisfacer las necesidades de un turista que, en su mayoría proviene de Cataluña y Andalucía y hace turismo rural dentro de su propia comunidad autónoma.

1.- Tipología de clientes según los propietarios

2.- Instalaciones del alojamiento que más influyen en la elección del turista rural

separador

1.- Tipología de clientes según los propietarios

Gráfico 1. Tipología de clientes según los propietarios (opción a respuesta múltiple)
tipocliente-familias

Fuente: Observatorio del Turismo Rural 2012
Datos relativos a encuesta de propietarios, pregunta 5: ¿Cuál dirías que es la tipología de los clientes que se alojan en tu establecimiento?

Conclusiones:

Según las respuestas obtenidas, los propietarios consideran que la mayoría de sus clientes son familias con niños (31%), por encima de otras opciones como grupos de amigos y parejas.

El alojamiento rural es tradicionalmente percibido como una opción para hacer turismo a menor precio que en hoteles vacacionales o urbanos. Cuando se viaja en familia el coste por estancia aumenta por lo que es evidente que los padres ven en esta alternativa una opción asequible en tiempos de crisis. La posibilidad del alquiler completo del alojamiento se adapta a las necesidades de este perfil de cliente, siempre que cuente con las instalaciones adecuadas.

Además, el contacto con la naturaleza es un gancho muy atractivo si se viaja con niños, por lo que es lógico pensar que este nicho de mercado tiene mucho potencial.

separador

2.- Instalaciones del alojamiento que más influyen en la elección del turista rural

Gráfico 2 Instalaciones más importantes para el turista rural (opción a respuesta múltiple)
Instalaciones-familia

Fuente: Observatorio del Turismo Rural 2012
Datos relativos a la encuesta de propietarios, pregunta 11 ¿Qué aspectos te influyen más a la hora de hacer una reserva de un alojamiento rural?

Conclusiones:

Dentro de los aspectos que más valora el cliente de turismo rural nos hemos fijado en los relacionados con las instalaciones y hemos comprobado que el equipamiento para niños es uno de los fundamentales. Después de los servicios relativos al relax o la conexión a internet, las cunas y otros accesorios se encuentran entre los más importantes para el huésped. Por tanto,  ese aspecto puede hacer que un cliente acabe por decidirse entre un establecimiento u otro, en el caso de viajar con niños.

Por otro lado, en Cataluña, Andalucía y Madrid  predominan los clientes de turismo rural que viajan en familia. En la mayoría de los casos suelen desplazarse dentro de la propia comunidad autónoma, salvo en Madrid, donde deducimos que la dimensión reducida de la comunidad y la céntrica ubicación de la misma invitan a visitar destinos vecinos. Destaca también que los catalanes indican como segunda opción la práctica de turismo rural fuera de España. Ello resulta también lógico dada la cercanía con Francia, país con una larga tradición en este tipo de turismo.

Estas respuestas confirman lo que hemos observado en el primer gráfico: existe una oportunidad de mercado si se conquista a este grupo de población, que es muy amplio y tiene unas necesidades básicas muy específicas. Por ello, es fundamental saber cuáles son las prioridades de este tipo de cliente y hacer que todas las herramientas de venta evidencien cómo la oferta se adapta a esa demanda. La web del alojamiento, la ficha en portales especializados, la publicidad en buscadores, las galerías de fotos en redes sociales, el diseño de las ofertas… todo tiene que comunicar las virtudes del establecimiento para alojar familias con niños. Además, según los resultados, sería muy oportuno aplicar estos criterios de promoción en alojamientos de las comunidades autónomas que generan más clientes de turismo rural familiar dentro de sus propias fronteras.

Es fundamental que los propietarios tengan en cuenta que la inversión para adaptar un alojamiento a las necesidades de unos padres de familia pueden ser mínimas y la rentabilidad máxima. Sin embargo, hay que considerar que habrá clientes que busquen algo más, un valor añadido para las vacaciones en familia. Ahí es donde se puede mostrar una mayor competitividad, planteando una oferta más completa.

Actualmente, de los más de 12.000 alojamientos que se encuentran en EscapadaRural.com, 6.128 tienen cuna, 1.628 indican contar con actividades para niños y 587 con servicio de canguro (Nota de prensa Cataluña, Murcia y Baleares, las más preparadas para el turismo rural con niños) ¿Se pueden ofrecer más ventajas para convencer al potencial cliente? Sin duda: los talleres de cocina o de manualidades para toda la familia, las granjas de animales y el trabajo en la huerta, las excursiones aptas para el público infantil…hay muchas opciones por explotar.

En el otro extremo nos encontramos con otra tendencia que parece estar creciendo y sofisticándose: el turismo rural en alojamientos child-free. Estos espacios tienen una propuesta totalmente opuesta a la de las vacaciones en familia y se dirigen a un colectivo que viaja en pareja o con amigos. Para llegar a su cliente, estos establecimientos plantean las estancias exclusivas para adultos y les ofrecen relax o escapadas románticas.