Portada Cultura 5 islas usadas para cuarentenas en España

5 islas usadas para cuarentenas en España

19 Shares
Isla de San Simón, Vigo
Isla de San Simón, Vigo. Por wildman

Aislar a las personas para evitar que una enfermedad se transmita entre la población es una medida que se lleva tomando desde tiempos remotos. Hay constancia de que en los siglos V y IV a.C los griegos y romanos ya la aplicaban. 

En el Antiguo Testamento, el Levítico 13: Leyes sobre enfermedades cutáneas, dice que si alguna persona presenta alguna inflamación o erupción en la piel -referido a la lepra-  “El sacerdote aislará a la persona enferma durante siete días y al séptimo día la examinará de nuevo”.

Con las enfermedades altamente infecciosas, además del aislamiento de enfermos, se empezó a aplicar también la cuarentena. Se separaba y restringía el movimiento a aquellos que no tenían síntomas, pero que habían estado en contacto con personas que estuvieron expuestas a la enfermedad. Tal y como hemos vivido este 2020 con la coronavirus.

Sabías que

El nombre de cuarentena viene del latín quadraginta y significa cuatro veces diez. Se cree que viene de la importancia del número 40 en la religión cristiana. De hecho, 40 fueron los días que Moisés y el pueblo hebreo pasaron aislados en el desierto.

El primer Lazareto de Europa

Lazareto de Mahón
Lazareto de Mahón. Por Migue Photos

Según el Instituto de Ciencias e Innovación en Medicina, el primer país en establecer una cuarentena de forma oficial fue Italia. Fue en 1423, cuando la peste negra amenazó a Europa y se estableció que los barcos y personas que provenían de Asia debían esperar 40 días antes de entrar en las ciudades para cerciorarse de que no estaban enfermos. 

Para ello, el consejo de San Bernardino de Sena decidió establecer el primer lazareto en la isla de Santa María de Nazaret. Era el Lazareto Vecchio (lazareto viejo), llamado así para diferenciarlo del segundo que se abrió en otra de las islas de la ciudad. 

Los lazaretos eran sanatorios que debían estar aislados. Muchos fueron levantados en las islas o en la costa, ya que el objetivo era poner en cuarentena a los pasajeros, a la tripulación de los barcos y sus mercancías; pues podían llegar desde cualquier parte del mundo. 

La palabra lazareto se cree que viene de San Lázaro, enfermo de lepra. Y de la orden religiosa que en el siglo XII comenzó a cuidar de los leprosos bajo la advocación de este santo y que cedieron su casa para que se recuperasen.

En España, uno de los primeros lazaretos fue el de Mahón, en Menorca. Se construyó a finales del siglo XVIII sobre la península de San Felipet, en la entrada al puerto de Mahón. 

Lazareto de Mahón (Menorca)

El lazareto de Mahón fue inaugurado en 1807 en la isla de San Felipet. Originariamente, San Felipet estaba unido al puerto de Mahón por un istmo, pero lo destruyeron para que fuera una isla. 

Según la página web de Lazareto de Mahón, el edificio estaba rodeado por una muralla de piedra y estaba dividido en tres partes: sospechosa, sucia y apestada. Todas ellas separadas por muros.

En él se aislaron a personas sospechosas o enfermas de la fiebre amarilla (1821-1876) y tifus (1821), principalmente. Después de ello fue abandonado, hasta que en 1914 se realizaron reformas para acoger a enfermos de otras pandemias. En 1919 fue considerado un sanatorio de lujo, aunque ese fue el último año que recibió barcos infectados. 

A mediados del siglo XX también fue utilizado como campamento de verano infantil y en él se celebraron congresos médicos. 

Actualmente, durante los meses de primavera y verano se organizan visitas guiadas. Este 2020 el calendario ha sufrido modificaciones debido al COVID-19. Te recomendamos que te pongas en contacto con la Oficina de Turismo de Menorca para más información.

Isla de Pedrosa (Cantabria)

La isla de Pedrosa (llamada anteriormente como la isla de la Astilla) está situada en la bahía de Santander. Está frente a la localidad de Pontejos y desde 1966 la isla está unida a ella por un puente. 

Fue convertida en lazareto en 1834, aunque no empezó a funcionar como sanatorio marítimo hasta 1914. En él hacían cuarentena los marineros que querían llegar hasta Santander pero que podían traer enfermedades de otros países. Se trató, sobre todo, la tuberculosis. 

Además de los pabellones para enfermos y terminales, el recinto contaba con una iglesia, un balneario, la casa del médico y un teatro. Actualmente, la mayor parte de los edificios están en ruinas. 

Podemos llegar hasta ellas cruzando el puente y atravesando el bosque de eucaliptos, aunque hay que tener cuidado y no entrar en sus interiores, pues hay riesgo de derrumbe.

Isla de San Simón (Pontevedra)

Isla de San Simón, Vigo
Isla de San Simón. Por Angel

Como alternativa al lazareto de Mahón, que recibía a un gran número de viajeros, estaba la isla de San Simón y San Antón, en la ría de Vigo

Su lazareto empezó a funcionar en 1842 y recibía, sobre todo, a navegantes que venían de puertos europeos y del Caribe. Ambas islas estaban unidas por un puente de piedra y los edificios también estaban amurallados. 

El lazareto dejó de estar en funcionamiento a principios del siglo XX. Durante la guerra civil española el lugar fue reconvertido en cárcel. Allí fueron llevados los presos republicanos. 

Tras la guerra, el lugar fue acondicionado como residencia de verano de la guardia de Franco. Hasta que en 1950 hubo un accidente marítimo que terminó con la vida de unos 40 guardias y el lugar fue abandonado. Su último uso fue como orfanato para los hijos de los marineros fallecidos. 

Para visitar la isla de San Simón hace falta solicitar un permiso a la Xunta.

Isla de San Antón (A Coruña)

Por Imaxepress

Más al norte, también en Galicia, hay otra isla de San Antón que también fue utilizada de lazareto. Está situada frente a la costa de A Coruña y, aunque antiguamente era una isla, hoy está unida a la península. 

Se dice que ya en la Edad Media en ella había una capilla consagrada a San Antón a la que llegaban enfermos por vía marítima. En el siglo XVI fue destinada a la defensa de los piratas ingleses, por lo que en ella se construyó una fortaleza. 
Durante el siglo XIX volvió a convertirse en lazareto, aunque poco después fue abandonada.

En 1968 se inauguró en ella el Museo Arqueológico Castillo de San Antón.

Isla de Garraitz, Vizcaya

Garraitz island
Por Oscar Calero

Aunque en ella no se llegó a construir ningún sanatorio, la isla de Garraitz contaba en el siglo XV con una ermita consagrada a San Nicolás -reconvertida en convento dos siglos más tarde- que se cree que fue utilizada como lazareto. 

Allí llegaron los navegantes enfermos de cólera para evitar que alcanzaran la costa de Lekeitio. De hecho, en las excavaciones realizadas por la asociación  cultural Atabaka, según su secretario Guillermo Ruiz, se encontró una mandíbula humana. 

Actualmente la isla de Garraitz está declarada parque arqueológico, siendo el único en Euskadi. Se puede acceder a ella a pie, cuando hay marea baja, a través de un estrecho camino de piedra (cuando sube la marea queda cubierto por el agua) o de la playa de Lekeitio. 

Garraitz, la isla paradisiaca del País Vasco que esconde un tesoro

La isla de Garraitz, llamada San Nicolás en castellano, es una de las joyas más desconocidas del País Vasco. Un trozo de tierra verde que emerge sobre el mar frente a la costa de Lekeitio que fue declarada como parque arqueológico.

Read more

Las islas fueron perfectas para aislar y hacer cuarentenas, sobre todo para aquellos que navegaban y podían traer enfermedades de otros países. Sin estar aislados, también fueron populares el sanatorio de Caubet, en Mallorca, y el sanatorio del Teide, aunque en ellos había más riesgo de que los residentes de la isla se contagiaran.

¿Conoces más islas de España que hayan servido de lazareto?

Garraitz island
19 Shares

Artículos relacionados

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

OK

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Al usar la web lo autorizas.

Copy link