Cahorros de Monachil

Fuente: Arkangel

Son los llamados senderos aéreos: rutas de vértigo que circulan entre acantilados o suspendidos sobre el abismo. Recopilamos 9 rutas de infarto diseminadas por todo el país. Algunas son para expertos. Ojo.

1. La Faja de las Flores

Faja de las Flores

Fuente: total 13

Cosa seria: 15 km de ruta y un desnivel de 1.000 m por el Valle de Ordesa, en Huesca. Lo que se conoce como Faja de las Flores son 3 km de balcón con vistas de primera al acantilado. Nivel experto. Hay un tramo más complicado: con cuerdas y clavijas.

Bueno, alguien lo hizo corriendo sobre la nieve y no es nada recomendable:

2. El Pantà d’Escales

Pantà d'Escales

Fuente: Amadalvarez

Este prodigio está entre Cataluña y Aragón. El Embalse de Escales (Pantà d’Escales) reúne las aguas del río Noguera Ribagorzana desde 1955.

Nota: Las escaleras dan miedo, están en mal estado y a la hora del crepúsculo parece que descienden hasta el Infierno. Las utilizan muchos escaladores para bajar después de su actividad. Otros muchos no se atreven. Se pueden admirar sin necesidad de jugársela. Hay un paseo que bordea el embalse con algunos miradores. La foto es impresionante.

Las escaleras comunican la parte alta y baja de la presa: 125 m. La altura, la indomable presión del agua acumulada contra el hormigón y el zigzagueo de las escaleras consiguen crear una atmósfera tensa.

No todo es así: en el embalse se practican esquí acuático y piragüismo durante el verano.

3. Las escaleras acantiladas de Montfalcó

Si de lejos impresiona, prueba a verlas de cerca. Estas escaleras forman parte del GR-1 que une el Camino Natural de Montfalcó, en Huesca, con el famoso Congost de Mont-rebei, en Lleida.

Por algún motivo confías en que las tablas de madera están bien sujetas. Pero debajo está el vacío. Las escaleras están divididas en dos tramos y salvan 83 m de altura con 291 escalones. O 292. Más sobre la Ruta de Montfalcó a Mont-rebei.

4. Cahorros de Monachil

Cahorros de Monachil

Fuente: Arkangel

Nunca se te habría ocurrido ir a ver la Alhambra y unas horas después, a 8 km, atravesar un puente colgado sobre el río Monachil. Pues sí. La ruta discurre entre paredes estrechas y la espesura arbórea durante 9 km. De fondo, constante, el rumor del río Monachil, que nace en el pico Veleta. La ruta comienza a la altura del bar “El Puntarrón”, en el pueblo de Monachil. Cómo llegar a Monachil.

5. El Caminito del Rey

Un clásico. El Caminito del Rey fue el sendero más peligroso del mundo hasta 2015. La Diputación de Málaga rehabilitó el sendero para convertirlo en un producto turístico de éxito. Abrió, tras más de dos décadas cerrado, en la Semana Santa de 2015.

El Caminito del Rey es un recorrido de 6 km que circula por el Desfiladero de los Gaitanes con zonas de pasarelas aéreas y vertiginosas sobre el precipicio. Lee el artículo completo sobre el Caminito del Rey y atrévete.

6. La Ruta del Cares

El vídeo recoge algunos de los tramos más vertiginoso de la Ruta del Cares, entre León y Asturias. La ruta también se conoce como La Divina Garganta. Está en un paraje de excepción: los Picos de Europa, declarado Parque Nacional. Es ya la ruta más transitada de Asturias: 12 km asequibles con un paisaje de infarto, tanto por lo bonito como por la profundidad de los precipicios. Cómo llegar a la Ruta del Cares.

7. El Desfiladero de La Hermida

Vía Ferrata de La Hermida

Fuente: machbel

La Hermida es un desfiladero de Cantabria. Es, también, una vía ferrata de impresión entre la costa y los Picos de Europa. El desnivel es de 700 m y su longitud (6 km) la ha convertido en la vía ferrata más larga de España. La vía transcurre por una senda antigua de pastores. Más sobre la Vía Ferrata de La Hermida.

8. El Puente de Gaztelugatxe

Fuente: Mimadeo / Shutterstock

Fuente: Mimadeo / Shutterstock

Por si todavía no lo conoces, te lo presentamos: estas escaleras llevan a la isla de San Juan de Gaztelugatxe, en Bermeo (Euskadi). Sobre la isla hay una ermita, dedicada a San Juan Bautista, levantada originalmente en el siglo IX. Para llegar, se desciende una colina y luego se atraviesa un puente de piedra con 241 peldaños que culebrean.

Es precioso.

Aquí no es tanta la altura como el oleaje habitual del Océano contra las rocas. Gaztelugatxe significa, en euskera, “castillo de roca”. Es una fortaleza natural con el encanto de un guerrero frío y despiadado.

No está habitada, pero conserva un leyenda: el mismísimo Francis Drake saqueó el islote y sus corsarios lanzaron al ermitaño que allí vivía desde el punto más alto. Era el 1596.

9. La Pasarela de Holtzarte

Esta pasarela está en Larrau (Francia), a 31 km de Ochagavía (Navarra). Los refuerzos de cableado de hierro no le quitan impresión a los 150 m de caída libre. Sí, el puente oscila, notas las vibraciones en un caminito de 50 m. La síntesis del miedo y la emoción. Se construyó en 1920. Más sobre la Pasarela de Holtzarte.

3 Comentarios publicados

  1. JULIO GOMEZ MINGORANCE
    Publicado 4 mayo 2015 en 19:35

    Mil gracias por un artículo super interesante y que se sale de lo corriente.

  2. Susa Herrera
    Publicado 11 septiembre 2018 en 0:27

    Mil gracias por una información tan sugerente, motivadora y completa.

  3. urioliva
    Publicado 11 septiembre 2018 en 16:55

    4 de 9…no esta mal, y un par relativamente cerca…habra que ir! 😛

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios