Parece que los planes se acaban más allá de la ciudad, pero lo cierto es que a muy poca distancia de Barcelona hay paisajes, historias, museos y edificios singulares que atraparán la atención de los viajeros culturetas más sibaritas. Toma nota y agenda alguno de estos planes, te sacarán de la rutina.

Dependiendo de dónde caiga, la cascada se llamará Salt, Chorro, Fervenza o Cachón, pero es el agua ante el vacío que cae con estrépito y habitualmente forma una poza que nos alivia los veranos. En este post te mostramos las cascadas en España que nos encantan y no deberías perderte.

En el apéndice de curiosidades de Puerto escondido María Oruña explica, adelantándose a la curiosidad de los lectores de su novela, que es una historia de ficción, pero que los lugares descritos son reales, “parques, pueblos, paisajes… incluso establecimientos y pequeños comercios, a los que he cambiado el nombre”.

En el interior de la región Centro de Portugal hay 12 aldeas que hacen las delicias de quien las visita. Impasibles al tiempo, entre castillos y murallas, guardan los vestigios de varios pueblos desde el principio de los tiempos: visigodos, romanos, musulmanes y templarios. También conservan las tradiciones gastronómicas que las hacen únicas en el mundo.

Para quien se revisa las páginas de la agenda cultural cada semana y se conoce todos los planes de la ciudad, puede parecer que ya no quedan sorpresas que descubrir. Sin embargo, a veces sólo hace falta tomar algo de distancia para ver con claridad que en la provincia de Barcelona aguardan tal cantidad de planes culturales que no te los acabas ni en un año sabático. Aquí va una pequeña selección para abrir boca.