Disfruta de una escapada en pareja a Portugal sin renunciar a los lujos ni al romanticismo. Estas casas rurales, repartidas por el país luso, disponen de jacuzzi para relajarse y estar todo el día a remojo. Algunos de ellos incluso ofrecen increíbles vistas al río Duero, sus viñedos o a las montañas. También los hay con sauna, piscina, jardín, terraza y granja. Decidirse será complicado.

1. Quinta da Mó (Azores)

En la isla de San Miguel, en Azores, esta la Quinta da Mó. Tres bungalows de lujo revestidos de madera y situados junto a un lago que se puede navegar en barca. El jardín está compuesto por plantas exóticas y un mini bosque de bambú. Por él discurre un arroyo, hay cascadas y un rincón más íntimo donde está el jacuzzi al aire libre.

2. Natura Glamping (Beiras y Serra da Estrela)

Natura Glamping ofrece una de las mejores vistas de la serra da Estrela. Situado en plena naturaleza, el alojamiento dispone de varias burbujas con capacidad para 2-4 personas con ventanas, bañera de hidromasaje, Wifi y terraza con vistas panorámicas. En su exteriores, además, hay un jacuzzi donde relajarse observando el paisaje. En Natura Glamping se puede hacer yoga y rutas a caballo.

3. Herdade Vale do Manantio (Alentejo)

Utilizada como casa de caza, el Herdade Vale do Manantio fue abierta en 2010 como alojamiento turístico. Está en Alqueva, en el centro del Alentejo. La casa tiene 14 habitaciones, jardín, piscina al aire libre, sauna y jacuzzi.

4. Monte do Giestal (Alentejo)

La zona de su jacuzzi intenta recrear el espacio que rodea Monte do Giestal. Más de 70 hectáreas con alcornoques, donde la mano del hombre es prácticamente inexistente. La casa está situada en el litoral alentejano, en Santiago do Cacém y la freguesia de Abela la Herdade do Giestal. Además de jacuzzi, también dispone de sauna, piscina cubierta, chimenea y gimnasio.

5. Quinta do Vallado (Duero)

Rodeada de extensos campos de viñedos centenarios, en el valle del Duero está la Quinta do Vallado. Un alojamiento rural con 13 habitaciones con fantásticas vistas, jardín, piscina, billar, spa y jacuzzi. Un lugar perfecto para hacer rutas de enoturismo y degustar el rico vino que se produce el Duero.

6. Cerquido Village (Alto Miño)

En plena Sierra d’Arga, en el Alto Miño, se encuentra Cerquido Village SPA. Un alojamiento rural con piscina climatizada y con jacuzzi desde donde nos podemos relajar mientras disfrutamos de las increíbles vistas. La casa también dispone de jardín, barbacoa, piscina exterior y bicicletas para poder recorrer la zona.

7. Retrato da Memória (Baixo Alentejo)

Retrato da Memória es una acogedora casa rural ubicada en Ferreira do Alentejo, en el bajo Alentejo. Dispone de varias habitaciones dobles, un jacuzzi exterior con cromoterapia y piscina. La vivienda también tiene jardín, sauna y chimenea.

8. Casa de Alpajares (Duero)

En pleno Parque Natural del Duero Internacional está la casa Alpajares. Una vivienda rural cuyo jacuzzi ofrece unas increíbles vistas al río Duero y a las montañas cubiertas de viñedos que lo rodean. Alpajares dispone de sus propias viñas y bodega, por lo que se pueden realizar catas. Entre sus instalaciones dispone de jardín y de piscina.

9. Herdade do Amarelo (Alentejo)

Herdade do Amarelo es perfecta para sorprender a tu pareja. Algunas de sus habitaciones disponen de jacuzzi en la habitación, quedando perfectamente integrado con la decoración de la estancia. Está situada en la Costa Vicentina, en el Alentejo, y dispone de jardín, spa y piscina exterior.

10. Lemon Cottage (Algarve)

En el Algarve está Lemon Cottage, un apartamento rural ideal para parejas. Entre sus instalaciones, el complejo dispone de granja, jardín, piscina, barbacoa, futbolín, spa y jacuzzi. Además, está situado muy cerca de las playas como Quarteira, Vilamoura y Vale do Lobo.

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios