En Albacete nace el Mundo, el río que cruza gran parte de la provincia y llena de color verde su paisaje. Gracias al agua, esta región de Castilla-La Mancha puede presumir de increíbles campos de cultivo, que se entremezclan con las verdes y altas montañas.

Situados sobre cerros, dominando los campos de Castilla-La Mancha, incrustados en las montañas, y con casas excavadas en la roca. la provincia de Albacete cuenta con un sinfín de pueblos que sorprenden al viajero por su situación, belleza, historia y cultura. Esta es una pequeña selección de algunos de los pueblos más pintorescos de Albacete donde podrás disfrutar de la tranquilidad y belleza de su entorno rural.