Si vuestros amigos también han empezado a tener hijos y el grupo prolifera de forma estrepitosa, un buen plan es buscar una fecha que vaya bien a todos y podáis reuniros un fin de semana en el campo…

Estas casas rurales están alejadas de los pueblos, incluso de sus vecinos. Algunas están en lo alto de la montaña, otras en pleno campo y las hay muy cerca de la costa. Lo que tienen en común es que, en ningún caso, habrá gente alrededor que nos moleste. O, lo que es mejor, quien nos amenace con llamar a la policía porque el volumen de la música se nos ha ido de las manos.

España cuenta con diversidad de caminos que recorren la Península ibérica de norte a sur y de este a oeste. Algunos atraviesan sus puntiagudos sistemas montañosos. Otros requieren menos dificultad y cruzan su meseta.

Estos propietarios han hecho que sus inquilinos quieran volver. Pues, no sólo son las que más comentarios han reunido en Escapadarural.com, sino que sus valoraciones son tan positivas como lo ha sido su experiencia. Viajeros contentos y propietarios satisfechos.

El sonido de las olas, el olor a salitre, la brisa marina… Alojarse cerca del mar es de lo más relajante. Piensa frente qué mar te gustaría despertarte: Atlántico, Cantábrico o Mediterráneo. Estas casas cuentan con increíbles vistas a ellos, algunas incluso están al lado de la playa.

¡Viva el rural love! Lo importante es viajar pero, ¿a dónde? Descubre con este test qué alojamiento se adapta más a vuestra relación. ¿Será un vagón de tren, un castillo, una cabaña en la nieve, junto al mar o una habitación con jacuzzi?

¿Tienes pensado viajar a Portugal en invierno? Estas casas rurales, repartidas por todo el país luso, están equipadas con chimenea en el salón e incluso en algunas habitaciones.
12345