Calares Rio Mundo

Fuente: Turismo Castilla-La Mancha

La provincia manchega de Albacete es una zona cercana a la ciudad de Madrid, ideal para planificar una escapada de varios días. Aunque no se trata de una zona saturada turísticamente hablando, tiene muchos lugares de interés para visitantes a los que les guste los entornos naturales y menos masificados.

Entre los puntos naturales más impactantes de la provincia de Albacete, se encuentra el nacimiento del río Mundo, situado al sur de la capital albaceteña y en la parte más septentrional del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, uno de los Parques Naturales más grandes de toda la Península Ibérica.

Calares rio Mundo

Fuente: Machbel

Calares rio Mundo

Fuente: Machbel

La mejor forma de visitar el nacimiento del río Mundo es ir en coche hasta Riópar, situado a algo menos de dos horas de la ciudad de Albacete. Una vez allí, resulta sencillo alcanzar nuestra meta: tan solo hay que seguir las señales hacia Calares del Río Mundo y de la Sima y, tras unos 8 kilómetros de carretera en dirección a Siles, llegaremos a una explanada para aparcar nuestro coche (con un acceso limitado a un máximo de 100 vehículos al mismo tiempo) y continuar a pie hasta el propio nacimiento de la cascada del río Mundo.

Hay que tener en cuenta que la ruta, aun sin ser larga (alrededor de unos 4 kilómetros contando la ida y la vuelta), se puede hacer complicada para gente que esté poco acostumbrada a subir escaleras talladas en la propia piedra y húmedas por el agua pulverizada de la cascada. Para la gente con vértigo no es recomendable porque se va siempre junto al barranco y hay un pequeño paso sobre la cascada.

Calares rio Mundo

Fuente: Javier Rodríguez Godoy

Calares rio Mundo

Fuente: Machbel

Lo más normal es hacer la subida, con un desnivel de 300 metros, en aproximadamente una hora y media, no obstante, a la bajada puede recortársele treinta minutos y terminarla en cerca de una hora.

El esfuerzo requerido para alcanzar los Chorros del río Mundo se ve recompensado por el increíble espectáculo que nos espera en lo más alto del camino, justo a la entrada de la cueva de la que surge la cascada. Es posible descubrir dicha cueva, pero solo si nos acompaña un guía certificado para tal fin y con el equipo adecuado que es proporcionado por la misma empresa que organiza la visita. Quienes han vivido esta experiencia admiten que se trata de algo realmente único y recomendable.

Fuente: Machbel

Fuente: Machbel

Aunque resulta una visita impresionante durante todo el año, hay una serie de momentos a lo largo del mismo que, sin duda, hacen la experiencia más especial para acercarse hasta el nacimiento del río Mundo: cuando se produce el localmente conocido como “reventón“, que es la salida de golpe de una masa de agua a presión a través de la cueva. Parece ser que no hay otra cueva de origen kárstico en la que ocurra un fenómeno similar.

La que, a priori, podría parecer una simple cascada perdida en Albacete (con un curioso nombre, eso sí), se convierte en un imprescindible de los amantes de la naturaleza y en una de esas experiencias que demuestran la razón por la que merece la pena viajar.

Casas rurales cerca de los Calares del río Mundo

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios