Cerezos en flor del Valle del Jerte

Fuente: Víctor Ferrando

Con la llegada del mes de marzo, las temperaturas comienzan a suavizarse en la Península. Por fin dejaremos atrás los meses más duros del invierno. La duración de los días se va estirando poquito a poco dejándonos más minutos de Sol. Y la naturaleza inicia sigilosa uno de sus procesos más complejos y bonitos en busca de la ansiada primavera: la floración.

Son muchos los lugares de España dónde podemos disfrutar del arranque primaveral, donde grandes extensiones de árboles o plantas casi de la noche a la mañana se teñirán de color. Pero sin duda uno de los más famosos y bonitos es el sucede en el Valle del Jerte. Aquí, al norte de la provincia de Cáceres, miles de cerezos aguardan impacientes a la llegada de estos días para dejarnos un espectáculo sin igual de colores entre blancos y rosados.

Cerezos en flor del Valle del Jerte

Fuente: Víctor Ferrando

La floración de los Cerezos en el Valle del Jerte suele darse a finales del mes de marzo. Dependerá de la dureza del invierno que sea una semana u otra la ideal para contemplar las increíbles estampas de las orillas del Río Jerte cubiertas de un manto blanco casi como la nieve. Y conforme llega, en unos pocos días, los pétalos de esas flores caerán al suelo y desaparecerán. En su lugar, poco después, comenzarán a brotar las famosas cerezas que meses más tarde llegarán a nuestros mercados con su clásico color rojo intenso. Y del mercado a la mesa, ¿a quién no le gustan las cerezas del Jerte?

El valle tiene una extensión de unas pocas decenas de kilómetros. Comienza en el Puerto de Tornavacas, casi en la provincia de Salamanca, y termina en el Embalse de Plasencia, casi llegando a esta bonita ciudad cacereña. Por su interior, las cristalinas aguas el río Jerte fluyen tranquilas ajenas a lo que las rodea. Como si con ellas no fuera todo lo que a su alrededor sucede, que no es poco.

Cerezos en flor del Valle del Jerte

Fuente: Víctor Ferrando

Los Cerezos en Flor es algo difícil de describir con palabras. Por mucho que lo hayas visto en fotos no te esperas lo que te vas a encontrar allí. Si llegas por el norte y vas bajando el Puerto de Tornavacas, llegará un momento en que tomas una curva y de pronto el paisaje cambia por completo. Si lo haces desde el sur, o desde la Vera, la sensación será similar. Hasta donde alcance tu vista, todo estará cubierto de pequeños árboles blancos, como bolas de algodón salpicando las laderas de las montañas.

Cerezos en flor del Valle del Jerte

Fuente: Víctor Ferrando

Cerezos en flor del Valle del Jerte

Fuente: Víctor Ferrando

Con motivo de la floración de los Cerezos, en el Valle del Jerte se organizan diversas actividades. Desde el año 2010 está considerada como Fiesta de Interés Nacional. La programación, que incluye sesiones de teatro, música o gastronomía, se divide en tres partes:

La primera es la llamada Despertar del Valle. Suele coincidir con la llegada del equinoccio de primavera, superando la mitad del mes de marzo, aunque hay que estar muy pendientes de la programación oficial. En este momento, el Valle del Jerte inicia su proceso de transformación. Las nieves de las cumbres se funden lentamente llenando de agua las gargantas y valles que bajan con fuerza hasta el valle principal. En las plantas y arbustos, millones de pequeños puntos verdes comienzan a brotar. Sus ramas nos muestran claramente que la primavera está al caer.

La segunda parte es el Cerezo en Flor. En apenas unos días la naturaleza sigue con su cambio y estos pequeños puntos verdes darán paso a ramas más grandes y coloridas flores. El marrón pasará a convertirse en un manto multicolor donde amarillos, rojos, morados y blancos cubrirán prácticamente todo lo que puedas ver. Y por supuesto, los miles de cerezos plantados a lo largo y ancho del valle cubrirán sus ramas de un intenso blanco dando paso a unos días de belleza sin igual. La floración de los cerezos estará en su máximo esplendor a finales de marzo o primeros de abril. Y tan pronto llega como se va.

La tercera y última parte de esta fiesta es la Lluvia de Pétalos. Las flores apenas aguantan un par de semanas en el árbol. Menos aún si llega un inesperado cambio del tiempo, haciendo el frío que se marchiten y desaparezcan. Pero aún durante unos cuantos días más podremos disfrutar de otra fase de la floración. En este caso las flores caen al suelo cubriendo todo el valle de pétalos que con el viento se moverán de un lado a otro dando ese efecto de lluvia. Tras la caída de las flores, los árboles ya están teñidos de verde.

Cerezos en flor del Valle del Jerte

Fuente: Víctor Ferrando

Cerezos en flor del Valle del Jerte

Fuente: Víctor Ferrando

Una de las mejores formas de ver los Cerezos en Flor es saliéndonos de la carretera principal. Ir pegados al rió Jerte nos dará una visión general de los pueblos y las laderas cubiertas de flores, pero las mejores vistas están desde zonas más altas. Por ejemplo, puedes tomar la carretera que va a la Vera, llegando hasta Piornal. O en sentido contrario dirección a Rebollar. Aunque son muchos los caminos que puedes tomar desde los pueblos. Eso sí, siempre es recomendable preguntar los locales para que te recomienden.

¿Ya estás decidido a visitar el Valle del Jerte durante su fiesta de los Cerezos en Flor? En ese caso has de saber que miles de personas también han tomado esa decisión. La zona es muy bonita. Está formada por pequeños pueblos en los que hay muchas casas rurales, pero insuficientes para alojar a todos los visitantes que año tras año acuden a la llamada de la primavera. Por eso te recomiendo que te anticipes y reserves tu alojamiento rural lo antes posible.

Cerezos en flor del Valle del Jerte

Fuente: Víctor Ferrando

Una opción para disfrutar de un fin de semana completo puede ser alojarte en otra zona. La Comarca de la Vera tiene bonitos pueblos. Hervás también es maravilloso, y la propia Plasencia con sus murallas. Puedes pasar un día en una zona y otro día viendo los Cerezos en Flor. También puedes aprovechar para llegar hasta la Garganta de los Infiernos en uno de sus momentos más bonitos. Si eliges las fechas adecuadas, regresarás de tu viaje con un bonito recuerdo de esta preciosa zona del norte de Extremadura.

Casas rurales en el Valle del Jerte

2 Comentarios publicados

  1. José María Alvarez
    Publicado 14 marzo 2017 en 23:47

    Hombre en verdad es un lugar excepcionalmente bello en esta época del año. Pero si me permitís un consejo, al menos publicar imágenes que transmitan con fidelidad la belleza del Valle, o al menos fotografías enfocadas.
    Gracias

  2. Marta
    Publicado 15 marzo 2017 en 7:03

    Buen artículo pero El Puerto de Tornavacas limita con la provincia de Avila, no con Salamanca.

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios