Fuente: ##//commons.wikimedia.org/wiki/File:Bacalao_a_pil_pil,_Bar_Lo_Gueno,_Malaga.jpg##Jun##

Fuente: Jun

Desde Turismo Euskadi os sugerimos una ruta con mucho sabor, una ruta gastronómica a través de los principales platos tradicionales que tienen como denominador común el pescado y los productos del mar. Que a nadie se le escape: la cocina vasca marinera es una de las formas más amables e intensas de adentrarse en la vida social, las costumbres y la naturaleza del pueblo vasco.

Se trata de una ruta gastronómica de dos días donde se podrá dar cuenta, a través de las costas vizcaína y guipuzcoana, de los sabores más apreciados de Euskadi junto al Mar Cantábrico, por entre los bares, restaurantes y asadores de los puertos de las localidades que salen al paso. Como se dice: ¡la barriga vacía, no tiene alegría! y con más razón en el País Vasco.

Fuente: ##//it.wikipedia.org/wiki/File:San_Sebastian_jardines_Miramar_3.jpg##Jaume Meneses##

Fuente: Jaume Meneses

Durante la primera jornada se propone la visita de las localidades costeras desde Zierbena hasta  Ondarroa, en Vizcaya, pasando por Santurtzi, Bilbao y Bermeo. Durante el recorrido, visitantes y lugareños encontrarán platos y productos tan típicos el Bacalao al Pil-Pil o a la Vizcaína, sardinas asadas o el tradicional Marmitako, un guiso donde el bonito es el protagonista.

El segundo día continúa el sabor de los puertos vascos desde Mutrika hasta Donostia/San Sebastián y los núcleos intermedios de Bergara y Getaria. El olor atrae a los visitantes, los lugareños ya saben las delicias que les esperan. Es tradición en Mutriku que  en la fiesta del primer sábado de abril, el Berdel Eguna, se den a conocer variedades de pescado menos conocidas, subrayando así la diversidad de género.

Fuente: ##//commons.wikimedia.org/wiki/File:Bermeo_port_01.jpg##Andy Roberts##

Fuente: Andy Roberts

En Bergara se debe probar la merluza con kokotxas y almejas; durante la visita a Getaria el plato estrella son los chipirones con cebolla confitada; por último, ya en Donostia se debería, entre monumento y monumento, sentarse a la mesa a comer el txangurro a la donostiarra o las angulas con guindilla. En conjunto, se trata de la excusa perfecta para visitar esta tierra con encanto natural y cultural, impregnado de la buena mesa y del buen vino.

Dónde descansar

Despúes de tanto sabor intenso y de una jornada gastronómica como esta encontramos casas rurales donde descansar y asimilar la experiencia. Aquí van algunas de ellas:

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios