Unos días atrás seguimos la pista del Arte Rupestre del Arco Mediterráneo, declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, pero topamos con una población, Les Coves de Vinromà y su singular fiesta celebrada en honor a Sant Antoni. Pronto dejamos para otro momento las pinturas de aquellos primeros hombres y nos detuvimos en este rincón de Castellón para conocer más sus la celebración.

Para ello nos facilitó toda la información necesaria el propio alcalde de Les Coves de Vinromà. Jacobo Salvador nos dio los colores de la fiesta de este 2011 y coloreó el ambiente de lo que suele ser Sant Antoni en el municipio. Esto es lo que nos ha contado y lo que les espera a los viajeros que se acerquen hasta el lugar.

[mappress mapid=”185″]

Acopio de leña

No hay fiesta sin luz ni invierno sin hoguera. Para proporcionar ambos elementos a la celebración, los fines de semana anteriores al 14 de enero un grupo (colla) de Caballistas hace acopio de leña: lo llaman hacer el rosec. Se recogen pinos, olivos pequeños, aliagas y leña en general; luego se guarda en una finca y el día de la fiesta se reúne toda en el emplazamiento seleccionado para montar la hoguera, con las caballerías y los carros. Ese día, a las 10:00 h, se almuerza en el lugar.

La entrada del rosec

Ahí llega, sobre las 12:30 h, la Caballería. Éste es uno de los momentos espectaculares de la celebración. Después de la entrada del rosec, se construye la hoguera con la leña acopiada y llega, claro, la hora de comer. Entre el almuerzo, la Caballería y la comida se va la mañana. Pero aún queda mucha tarde. Y mucha noche.

El rosec de cartón y la tarde de fiesta

Los más pequeños también tienen su particular celebración. El AMPA de Les Coves de Vinromà organiza una nueva entrada del rosec, pero esta vez los caballos son de cartón y el público mayoritariamente niños. Es para ellos.

Las coquetes son los dulces de harina, aceite y azúcar tradicionales del lugar. A las 19:00 h del 14 de enero se organiza la bendición de estos dulces típicos y se reparten entre todos los asistentes a la fiesta, vecinos y curiosos, añadiendo un trago de calor de moscatel. Sant Antoni, como su patrón, bendice también a los animales que lleve el público. Si eres de los viajeros que siempre lleva a su mascota consigo, ya sabes que tu escapada al lugar lleva también una bendición. Acto seguido la reina de la fiesta encenderá la hoguera y los caballos, al tiempo que se consume la leña y el fuego, irán dando vueltas en torno a la lumbre festiva.

La cena de sobaquillo y el trío musical

Es la cena de pa i torta (pan y torta), la de sobaquillo, tal y como se conoce por este territorio. Durante la celebración, el Ayuntamiento de Les Coves de Vinromà distribuye las sillas y las mesas, y será cada comensal quien traiga su propia cena. La verbena popular se completa con el trío Calipso y su repertorio musival variado. Al día siguiente de la celebración recomendamos la visita del municipio, con espacios imprescindibles el casco antiguo (arcos medievales, la iglesia viajea, el porche de San Roque), los lavaderos y las fuentes de la Vila y Company o la Morería (una montaña alejada del núcleo urbano) y la ruta de los Molinos Harineros, una vuelta al pasado más tradicional.

Más información | Les Coves de Vinromà

Dónde dormir

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios