Según datos presentados durante este verano de 2009 por el Instituto de Estudios Turísticos los viajes realizados dentro de las propias fronteras se han elevado sobre los viajes al extranjero.

Respecto al año 2008, los españoles hemos viajado un 1,3 % más en los primeros meses del año 2009, de los cuales el 93 % se ha desplazado a distintos puntos de la geografía nacional. De entre la oferta de alojamientos  extrahoteleros, los apartamentos son los más ocupados, los campings los siguientes y las casas rurales tienen el tercer puesto. Esto es debido, principalmente, a la oferta existente de cada tipo en la actualidad.

Además, siguiendo los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el sector del turismo rural es el que menos ha notado la crisis, ya que el total de pernoctaciones en estos alojamientos en lo que va de año tan sólo ha descendido un 1,5 % respecto al 2008, frente a los elevados descensos en ocupaciones de otro tipo de alojamientos hoteleros y extrahoteleros. Con estos datos se refleja el fuerte impulso que ha recibido el turismo rural en España en los últimos años y el valor de sus entornos naturales, junto a las estrategias generales de los propietarios y de comunidades autónomas.

No obstante, son noticias positivas dentro del contexto económico actual, porque durante el mes de julio el descenso fue del 8,8 % respecto al mes de julio de 2008 y la estancia media de los visitantes se reduce en los alojamientos rurales.

Para hacer frente a ello las ofertas de los alojamientos rurales han crecido. Durante este verano los precios han aumentado tan sólo el 0,7 %, pero incluso así este mes de septiembre la ocupación no alcanza el 50 % de la oferta disponible. Algunas casas rurales han conseguido hacerse visibles y ofrecen ofertas muy atractivas para los que futuros viajeros, como las de fin de semana, por lo que la crisis general ha sido menos desfavorable con ellas y han perfilado el balance optimista del sector.

Algunos datos de interés:

  • El turismo rural en Castilla y León ha crecido más de un 9 % respecto al mismo periodo de 2008, constituyendo la Comunidad Autónoma preferida del conjunto nacional para los españoles.
  • Los extranjeros, sin embargo, prefieren los archipiélagos y la costa para pasar sus días de vacaciones y Baleares es la comunidad con más ocupación de sus establecimientos.

Pese a que algunos de estos datos obtenidos señalan la fuerte recesión que amenaza al conjunto de la economía de España en particular y de países europeos en general, los alojamientos rurales en nuestro país ofrecen un 9,5 % más de plazas que en el 2008 y sigue creciendo.

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios