Fuente: ##//en.wikipedia.org/wiki/File:Neerdalen_van_Celedon_over_het_plein_La_Virgen_Blanca.jpg##J. van Vliet.##

Fuente: J. van Vliet.

El verano, y en particular el mes de agosto, es para las fiestas. En esta época, muchas poblaciones duplican y triplican el número de habitantes: familiares emigrados a grandes núcleos urbanos que visitan su pueblo natal o viajeros y curiosos que quieren conocer cada pequeño rinconcito de tradición y esencia de las regiones españolas, se juntan para crear un ambiente festivo, alegre y completo.

Vitoria-Gasteiz cuenta con una de las fiestas más vistosas de este mes, por lo que merece especial atención, junto a sus encantos culturales y arquitectónicos. Del 4 al 9 de agosto, la ciudad de Vitoria celebrará sus fiestas grandes en honor a la Virgen Blanca, seis días de espectáculo, tradiciones y mucha alegría en sus calles. Es el momento ideal para conocer el lugar, a sus gentes y la esencia misma de sus colores personalísimos. Celedón ya está en lo alto y miles de personas esperan su tradicional viaje en paraguas. ¡Que ya llega!


Mañana, día 4, a las 18:00 horas suenan las campanas de la iglesia de San Miguel, como simulando una Noche Vieja, lo sigue el chupinazo que anima a las miles de personas de la plaza y desde la torre del campanario viene Celedón con su paraguas a modo de tirolina, entre el champán, puros, la risa, la fiesta y los vítores, hasta el balcón. Tanto champán habrá en los cuerpos que como cada año se pedirá agua a los vecinos para darse la ducha pertinente, a la voz de: “no seas rata, que el agua está barata”.

Ya ha comenzado la fiesta, pues, y más de 300 actividades programadas tendrán lugar durante casi una semana entera. Cabe decir que desde el día de Santiago, el 25 de julio, se viene caldeando el ambiente con las Pre-fiestas, preparando lo que ha de venir, que no es otra cosa que alegría, la tradicional procesión de los faroles, espectáculos, cultura, música, teatro, fuegos artificiales, verbenas, ritos, competiciones deportivas, muestras… En fin, fiesta.

Todo está preparado para que Vitoria viva sus días grandes del año, queda lo esencial, que es la gente, los ciudadanos y visitantes de la ciudad, la cual durante estos días se convertirá, en palabras de Sara González de Aspuru, en “un lienzo blanco en el que todos los ciudadanos damos pinceladas”.

El personaje de Celedón es un símbolo ideado hace medio siglo inspirado en un aldeano alavés de Zalduendo. Varias personas a lo largo de estos más de 50 años han dado vida al personaje, encarnándolo, desde que lo hiciera por primera vez José Luis Isasi y que en la actualidad está representado por Gorka Ortíz de Urbina. Por último, unos  consejos sobre la bajada de Celedón evitarán algún que otro problema leve a los asistentes, debido a la cantidad de gente que se concentra en la plaza de la Virgen Blanca.

Dónde dormir

Casas rurales en Vitoria-Gasteiz y alrededores para disfrutar de las fiestas de La Blanca 2010:

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios