Fuente: Bolibolías

El nombre parece la entrada versificada de algún soneto célebre del Renacimiento, pero no lo es, es una villa castellana, que bien pudiera aparecer, por su historia, su belleza y su horizonte, en los poemarios castellanos nacidos del arranque emocional que provocara en los poetas más famosos de la época.

No sólo queda el nombre y la poesía. Por eso os sugerimos la visita a esta villa situada en la comarca de Arévalo (también conocida como La Moraña), en la franja Norte de la provincia de Ávila. El lugar, en el siglo XV, vio nacer a la Reina de Castilla más famosa, la Reina Isabel I, pero también sus últimos días, como también los últimos días de Fray Luis de León.

Qué ver

  • Reflejando la importancia del legado árabe de la región, todavía hoy Madrigal de las Altas Torres conserva su disposición radial, circular, en torno a la Plaza de Santa María y a la Plaza de San Nicolás, urbanismo medieval.
  • Las Murallas y las Puertas Fortificadas, construidas a partir del siglo XII, tras los movimientos repobladores que siguieron al avance de los cristianos frente a los musulmanes.
  • Iglesia de San Nicolás de Bari, de estilo románico, templo que data del siglo XIII.
  • El Convento de Nuestra Señora de Gracia y el Palacio de Juan II, lugar donde nació la Reina Isabel I la Católica.
  • El Real Hospital de la Purísima Concepción, antiguo hospital Real fundando a mediados del siglo XV.
  • La Iglesia de Santa María del Castillo

Alojamiento

Si estáis pensando en realizar una escapada cultural, viajar al pasado y dar largos paseo a través de la historia aquí tenéis algunas de las casas rurales en Madrigal de las Altas Torres y alrededores:

El Rincón de la Moraña
El Rincón de la Moraña

Fuente El Sauz

Casa completa (10 – 15 plazas)

El Rincón de la Moraña es una antigua casa rural de 300 m2, rehabilitada para ofrecer el máximo confort a sus visitantes, sin perder el encanto que aún ofrece la…
Casa de la Capilla
Casa de la Capilla

Madrigal de las Altas Torres

Completa o habitaciones (1 – 10 plazas)

La casa se ha restaurado conservando al máximo la estructura y los elementos arquitectónicos originarios. Cinco habitaciones con capacidad para diez personas. Con todas las…
Los Tasajos
Los Tasajos

Hocalada

Casa completa (10 plazas)

Antigua casa restaurada respetando la fachada original de este magnífico edificio de labranza del Valle del Corneja que nos rememora hechos pasados y tiempos de tierra y sol. La casa…

Un Comentario publicado

  1. Gonzalo Ramos Aranda
    Publicado 11 marzo 2015 en 15:53

    EL ILUSTRE TATA VASCO

    “A Pátzcuaro y Santa Fe, consagró su santa fe.”

    Te evoco a ti, Don Vasco de Quiroga,
    grandiosa tu obra, que la injusticia ahoga,
    quisiera recordar tu tierna esencia,
    luego abundar . . . en tu benevolencia.

    Querer al prójimo, quitarle lo sufrido,
    del nuevo mundo, anhelo esclarecido;
    un cuento de hadas, aquella fiel nacencia,
    en esa España, en plena efervescencia.

    Fue Madrigal de las Altas Torres,
    la tierna cuna de tus amores,
    el Reino de Castilla la Vieja,
    sobrio presagio de tal grandeza.

    Año de mil cuatrocientos setenta,
    de cierta oscuridad, siempre irredenta,
    nació junto contigo la bondad,
    fe, austeridad, abrigo, caridad,

    De dos seres hermosos, tú brotaste,
    cariño en la niñez, así encontraste,
    más, Dios, te dotó de algo inmanente,
    abriendo el cielo a tu corazón, latente.

    ¿Quién cinceló ese ser maravilloso,
    sensible, desinteresado, generoso?,
    ¿quién sembró en tu mente, de soñador,
    la semilla de la humildad y el candor?

    Estudias a Erasmo, a Santo Tomás,
    les captas lo bueno, eso . . . nada más,
    adoras a Vives, al gran Pedro Mártir,
    con México sueñas, piensas compartir

    Los Sacros ideales de la perfección cristiana,
    con la enorme raza p’urhépecha, michoacana;
    al indio le diste muy franca la mano,
    por ese detalle fue más que tu hermano.

    Estudiaste leyes, derecho canónico,
    erudito Juez, de corte Platónico,
    Oidor, Sacerdote, Obispo muy sano,
    todo lo que hiciste nunca fue en vano.

    Noble castellano, castizo hombre hidalgo,
    entregaste todo, sin quedar con algo,
    tierna simpatía por tus semejantes,
    de los buenos tratos todos demandantes:

    “Poder de juicio, acertado,
    todo individuo tu aliado,
    forjando psique . . . espiritual,
    educas todo ser . . . corporal.

    Santa Fe de la Laguna,
    sociedad como ninguna,
    Hospital-Pueblo anhelado,
    un deseo cristalizado.

    La “Utopía” de Tomás Moro,
    trabajo, alma, amor, decoro,
    la hiciste una . . . realidad,
    tolerancia, humanidad.

    Virtudes tuyas, sinceras,
    con abnegación, de veras,
    pacifista religioso,
    forjaste núcleo amoroso.”

    En Pátzcuaro, se te valora y admira,
    habría que desechar crueldad, coraje, ira,
    gracias a esa enseñanza, reconciliadora,
    apegarnos los seres humanos a tu aurora.

    Mira, que bellísima está la Basílica,
    en la que descansan tu osamenta, tu súplica,
    tus ánimos que, velados por la Virgen,
    nos impiden olvidarnos de tu imagen.

    Permíteme decirte, Ilustre Tata Vasco,
    la generosidad hace de la miseria . . . un asco,
    ¡viva tu modestia, tu ideario y fidelidad!,
    que, en este suelo, jamás impere la maldad.

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    Dedicado al Sr. Presidente Municipal de Pátzcuaro, Michoacán, México, C. P., Jorge Gabriel Pita Arroyo
    Registro SEP INDAUTOR No. 03-2012-030612580800-14

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios