Mercado Medieval de Vic

Año tras año, y con 17 años de historia, el casco antiguo de Vic da la bienvenida al gran mercado medieval que se celebra anualmente y que rememora el pasado histórico de la ciudad.

Este mercado tiene lugar cada año en la capital de la comarca catalana de Osona (Vic), a unos 70 km de Barcelona, que a principios de diciembre, concretamente del 6 al 9, acoge el tradicional Mercado Medieval, una propuesta festiva y popular que da el punto de partida a las fiestas navideñas, días en que las calles se llenan de visitantes, artesanía, espectáculos y sobre todo de ilusión.

Mercado medieval de Vic

Tras mucho oír hablar de este mercado medieval, decidí ir el sábado día 8 de diciembre a pasar el día y comprobar su atractivo con mis propios ojos. Miles de personas paseando por las estrechas calles del casco antiguo, parándose en cada parada donde la artesanía, los antiguos oficios y los puestos de comida son los principales protagonistas, desde puestos con todo tipo de minerales y piedras, collares, pulseras, vestidos, flores, manualidades, puestos de comida, entre muchos otros.

El mercado medieval pretende redescubrir las artes y el estilo de vida de hace varios siglos, es un mercado consolidado y de referencia, que aporta un importante impacto turístico y comercial. Año tras año, las calles del núcleo antiguo de la ciudad se visten simulando un poblado medieval, lleno de personajes caracterizados de la época. Artesanos, tabernas, feriantes, espectáculos, y sobretodo el Mercadal v.o, son algunos de sus atractivos.

Ciudad y personajes en el s. XV

Mercado Medieval de Vic

Mercado Medieval de Vic Mercado Medieval de Vic Mercado Medieval de Vic Mercado Medieval de Vic

El Mercadal v.o, el cual este año ha sido su tercera edición, reproduce un mercado del Siglo XV de Vic con el principal objetivo de mostrar una feria fiel de la época, regida por unas ordenanzas del siglo XV que la ciudad conserva en su archivo municipal. En el Mercadal v.o se encuentran diferentes puestos con los productos que se vendían en aquella época, como el queso, el pan, las hierbas aromáticas, la carne, el pescado, entre otros. Además de una taberna, una mesa de cambio y el ganado. Las personas que dan la vida a este mercado son vecinos/as que, de forma voluntaria, han recibido una formación teatral para interpretar los personajes que más destacaban en aquella época: los vendedores, el juglar, el pobre miserable, el cura, entre otros.

En definitiva, este mercado medieval ofrece un gran ventanal de productos para todos los gustos repartidos en un gran número de paradas de cuidadosa ambientación y centenares de personajes caracterizados de la época.

Todo un acontecimiento dedicado a todos los públicos que pueden disfrutar de los espectáculos y exhibiciones que tienen lugar.

Un Comentario publicado

  1. Borja
    Publicado 12 diciembre 2012 en 0:31

    Buen reportaje Morenita enhorabuena!! 😉

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios