Si los que practican turismo rural buscan tranquilidad, naturaleza, parajes vírgenes y especies animales desarrollándose en libertad en su medio natural, entonces ninguno de ellos debería perderse la visita al Parque Natural Prat de Cabanes-Torreblanca.

El avistamiento de aves es uno de los principales atractivos del lugar que, dicho sea de paso, gracias a sus características fue incluido en la “Lista de Humedales de Importancia Internacional” según lo establecido en el Convenio de Ramsar. U paseo, un baño en el mar, avistamientos y naturaleza.


Se suele decir que la mejor época del año para visitar este parque natural es la primavera, debido a que en otras estaciones o bien existen parajes inundados en ocasiones inaccesibles o bien las aves migratorias no residen durante esa época en el lugar.

Las cerca de 900 hectáreas con las que cuenta hacen posible una excelente ruta por el conjunto de pantanos y marismas, separados levemente del Mar Mediterráneo. Desde el centro de interpretación del parque natural  se inicia la ruta y es el lugar donde podremos recabar toda clase de información acerca de su importancia, origen, constitución e importancia.

La mano del hombre no interviene en el lugar de forma habitual. Los objetivos se centran en la investigación de los hábitats y de las singularidades que ofrece, la pesca y la extracción de turba sostenibles en una relación ejemplar del hombre con la Naturaleza.

Dónde dormir

El Parque Natural Prat de Cabanes-Torreblanca se encuentra entre los municipios de Cabanes y Torreblanca como es lógico. Podrás descansar y conocer las casas rurales en Castellón y parte de sus núcleos de interés antes o después de la visita al Parque Natural:

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios