Hoy en día toda empresa o negocio es consciente de la necesidad de tener un sitio web funcional; da igual el lugar en que te encuentres o la actividad a la que te dediques. No cabe duda de que sin un sitio web una empresa no existe. Una empresa sin web es una empresa sin presente, sin futuro…

«No importa lo bueno que seas, si nadie te conoce nadie lo sabrá». Una frase demoledora, pero cierta. A menudo tenemos la tendencia de pensar que basta con tener un producto —o servicio— excelente para alcanzar el éxito. Pero no, no es así, o, al menos, no es suficiente.