La gastronomía juega un papel principal como motivación para practicar turismo rural. ¿Se puede llegar a atraer viajeros a un destino utilizando como palanca una experiencia enogastronómica? ¿Cómo? ¿Hasta qué punto es una tendencia real o una moda pasajera?

A estas preguntas respondieron los protagonistas de este debate: Rodolfo Queirós, Presidente de la Comisión Vitivinícola Regional de Beira Interior; Rui Cerveira, fundador y cocinero en Casa da Esquila; y Soazig Damay, paisajista autónoma y experta en enogastronomía. El debate estuvo moderado por Esther Rubio, Coordinadora Gerente de La Rioja Suroriental y representante regional de la Red Española de Desarrollo Rural (REDR).

Esther Rubio explicó que la enogastronomía es un conjunto de conocimientos y prácticas relacionados con la unión de los vinos con los alimentos. Es valorar en conjunto la tradición vinícola y culinaria de una región determinada. Darnay, experta en enogastronomía, explicó que este tipo de turismo está muy vinculado con el territorio que se visita.

Rui Cerveira el siguiente en intervenir, explicó que en Sabugal tienen la suerte de tener un producto de alta calidad. En el restaurante, del que es responsable de cocina, trabajan con dos tipos de menús para atraer al viajero: el tradicional del área y otros platos que no son tan típicos. Afirmó que desarrollan platos de calidad hechos con el producto del lugar. El volumen del turismo en Sabugal no es tan grande, pero hay algunas épocas en que vienen más turistas, lo que es un reto para restaurante a la hora de buscar el producto. Para eso ofrecen una experiencia diferente: los menús de degustación.

Luís Costa explicó que los productos de Kilómetro 0 son muy importantes para vender el territorio. Muchas veces el producto de calidad hecho en el interior no se encuentra en los grandes centros. Además, destacó la importancia de tener técnicos que sepan maridar el vino con la comida. De esta manera el viajero vivirá una experiencia diferente y querrá volver. Para valorar y dar visibilidad a la Beira Interior, en Portugal, la Comisión Vitivinícola Regional de Beira Interior creó un proyecto para realizar una ruta enogastronomica en la región.

Preguntada sobre la experiencia de las estrellas Michelin, Darnay explicó que los restaurantes que tienen este título tienen mucha más visibilidad. Al mismo tiempo, estos restaurantes deben trabajar para mantener una calidad alta del producto ofertado. En general, el público que va a restaurantes con estrellas Michelin no es el mismo que el de EscapadaRural.com.

“Cualquier cosa que combine vino y buena comida ya se torna una experiencia enogastronomica”, declaró Darnay. Por su parte, Cerveira comentó que cualquier viajero quiere una experiencia, “la diferencia es cuánto quiere gastaren eso”. Los viajeros que buscan experiencias en bienestar también quieren una experiencia gastronómica. “Todo empieza y todo termina con comida”, resaltó el responsable de cocina de la Casa Esquila acerca de la importancia de la gastronomía durante un viaje. De acuerdo con Costa, no hay un perfil definido, sino que la segmentación se da según el poder económico de cada uno.

Cerveira añadió que hoy en día la gente busca cosas diferentes y es la misión de los restaurantes y de los agentes turísticos ofertar esa experiencia a los viajeros. “Caro o barato es una experiencia que buscamos”, dijo. Lo que importa es que en aquel momento esa experiencia convenza a los viajeros.

Hace años, en Europa se hablaba del turismo rural como un todo. Hoy en cambio ya se habla del turismo enogastronómico. Soazig explicó que lo que quiere el turista no es saber cómo se fabricó el vino, pero sí experimentar y vivir el momento presente. Conocer al cocinero, hablar con la gente… Que el propio restaurante sea como una oficina de turismo es algo que hoy en día los viajeros valoran, concluyó.

Para finalizar, Cerveira destacó la importancia de que los propios productores hablen y conozcan la zona. Esta es una manera para promocionar el lugar. También los restaurantes deben participar en los eventos de la región, estar presentes, participar activamente del turismo de la zona. “Tenemos que defender lo nuestro”, destacó. Hay que trabajar en red, no como enemigos, para que todo sea mucho más fácil, señaló.

El trabajo colectivo facilita la promoción de la región.

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios