Por Paulo Chaves

La inspiración existe, pero tiene que encontrarnos trabajando. En este panel los invitados aportaron visiones inspiradoras para la gestión de negocios y destinos. A través de sus aportaciones se plantearon metas más ambiciosas y descubrieron el cómo, el cuándo y el porqué de que las grandes ideas lleguen a buen puerto.

El primer ponente en intervenir fue Jimmy Pons, Innovation Marker en JimmyPons.com y cofundador de Fitur Mindful Travel, un foro sobre el turismo transformador y sostenible. Comenzó hablando de la necesidad de desconectar debido a que vivimos en una sociedad estresada y estresante.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) estima que en 2023 el estrés crónico y la depresión serán las enfermedades que más costes generarán a los gobiernos. También será el principal motivo de baja en las empresas. Por ello, Pons lanza la pregunta: ¿no sería mejor prevenir que curar?

Una encuesta de PSFK -empresa que informa sobre las tendencias, en este caso del sector turístico- ha concluido que el 82% de los expertos de innovación turística tienen como objetivo la salud y el bienestar de los nuevos viajeros. Esto será un elemento diferenciador del producto turístico.

Según datos aportados por Pons, el 15% de los viajeros harán meditación y mindfulness en sus viajes este año. También la publicación Lonely Planet estima que el Mindful Travel es el segmento de mercado que más ha crecido en 2018, con un 10% en el mundo. Otra empresa que se suma a esta tendencia es Airbnb, que busca posicionarse en España como destino de bienestar.

Esto concuerda con que, según Pons, la Generación Y (1981-1999), en su mayoría, prefiere gastar el dinero en experiencias antes que en cosas materiales. De ahí la importancia de que las empresas diseñen experiencia que busquen el equilibrio entre el bienestar físico, la salud emocional y la paz espiritual. “Vivimos en el mundo del selfie”, critica Pons.

Para desconectar vienen los viajeros Mindful Travel, estos son los que, además de querer conocer el destino, buscan un viaje interior y usan estas vivencias para volver transformados positivamente. Para ello, Pons habló de la importancia de desconectarse de la tecnología y dedicarse tiempo a uno mismo y a las personas que lo rodean.

Con un discurso crítico, Pons comentó que las grandes marcas de tecnología nos conocen mucho más que nosotros mismos o que las personas que están alrededor. Para realizar esta desconexión se pueden aprender nuevos idiomas y acercarse a los oficios tradicionales del lugar al cual viajas.

También recomendó ser consciente del entorno que nos rodea. Se pueden realizar baños de bosque, pasear e incluso meditar caminando. Acercarse a las tradiciones de los lugares que se visitan y fomentar el consumo de los productos de kilómetro 0 y de temporada. Pons también ha mencionado la importancia de un turismo sostenible en el transporte.

El siguiente ponente fue Kristian Kamplade, Director del Departamento de Promoción Turística, Marketing e Innovación del Instituto de Turismo Región de Murcia.

Kamplade comenzó hablando de la Costa Cálida, en la Región de Murcia. Más allá de las bellas playas ofertadas en este destino está también el turismo rural. En esta región hubo una oferta de más de 600 establecimientos y más de 4.000 plazas de alojamiento durante el primer trimestre de 2019, según los datos presentados. En cuanto a la demanda, más de 10.000 viajeros escogieron la Región de Murcia como destino vacacional y se realizaron más de 20.500 pernoctaciones.

Para kamplade es importante ofrecer un enfoque creativo, con una oferta de experiencias únicas en todo el territorio de la Región de Murcia. Como ejemplo, habló sobre una de las campañas realizadas, el impacto que tuvo en el turismo rural, el aumento de las ventas reales a través de los Experience Packs, así como el incremento del grado de digitalización del sector.

A continuación, Kamplade habló sobre las diferentes campañas de promoción que se utilizaron y los resultados obtenidos. Para la Región de Murcia es importante tener una visión de 360 grados que englobe tanto el alojamiento rural como las experiencias e infraestructuras. “Nuestro alojamiento en Murcia no es una experiencia”, comentó. Para esto han creado el proyecto Momentos Reservados: experiencias que se pueden vivir solamente allí. Son 17 las experiencias únicas que han surgido a partir de una encuesta con los viajeros.

El último en intervenir fue Paulo Romão, fundador de Casas do Côro. El proyecto Casas do Côro empezó hace 19 años y nació de una forma diferente: fue un período de inversión para crecer en calidad y en experiencias diferentes. Es posible innovar en el área del turismo rural a través de la sensibilidad con que se desarrolló.

Este proyecto nació con el deseo de Romão de desconectar de sus quehaceres diarios. La gastronomía y la responsabilidad social -la preocupación de crear más empleos- son valores importantes en la Casa do Côro. El “culto del detalle”, como explicó el fundador del alojamiento, es el trabajo que realiza y que le ha permitido crecer en el turismo rural.

Por no tener el producto ofertado normalmente, han tenido que buscar nuevas alternativas y productos para añadir valor al proyecto. El proyecto hace un esfuerzo de internacionalización: la Casa do Côro tiene huéspedes de más de 60 países durante todo el año. La gran capacidad de transmitir sensaciones es el valor diferencial de este proyecto. “Es necesario ir en busca de las soluciones”, concluyó Romão.

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios