Por Paulo Chaves

Los gobiernos de España y Portugal están adquiriendo compromisos concretos para que las zonas rurales avancen hacia la digitalización. En esta mesa de debate protagonizada por Eduardo Gutiérrez, Director de Desarrollo de Negocio y Nuevas Tecnologías de Segittur; José María Júdice, de Industry Travel en Google Portugal; Luís Matias, Presidente de Cámara Municipal de Penela; Luís Ramalho, CEO del Grupo Skillmind; se abordaron diferentes perspectivas. La charla estuvo moderada por Jaime García, de la Asocicación de Alojamientos Rurales de Asturias (ARCA).

García comenzó el debate sacando el tema de la digitalización, la cobertura, el turismo rural como fuerza dinamizadora, así como los proyectos en los que los ponientes están trabajando.

El primero en intervenir fue Eduardo Gutiérrez, que explicó que Segitur trata sobre el desarrollo y transformación digital. Quiso destacar que hace unos años trabajaron en sacar adelante un plan de territorios inteligentes y que no salió del todo bien. Se enfocaron en las grandes ciudades. Cuando acabaron el plan, se dieron cuenta que en Europa y América del Norte la población estaba disminuyendo y que las ciudades no crecían.

“Durante 30 años va a caer la población de todos los países”, auguró. El problema está en las zonas rurales, que son las que tienen más necesidad de digitalizarse. Las ciudades con su tamaño ya están bien en tecnología. La ideas es digitalizar los servicios básicos.

Para Gutiérrez, para dar a conocer el entorno rural es imprescindible tener una web donde se ofrezcan todos los servicios de forma clara. También aludió a las plataformas de economía colaborativa que habría que evitar para tratar directamente con nuestros clientes y abaratar costes.

Luís Ramalho habló sobre su experiencia en Skillmind. “La tecnología es fundamental para promover el territorio”, afirmó. Primero hay que ver qué oferta queremos ofrecer y luego valorar cómo darla a conocer. Hay que divulgar lo que nos hace especiales, para que el turista se quede más tiempo y vuelva a visitarnos. Hay que digitalizar la oferta a nivel nacional.

En el turismo rural hay una dificultad grandísima porque como turista no sabemos qué nos vamos a encontrar al otro lado, ya que no se trata de un hotel que vaya con estrellas. Es un negocio que funciona mucho con la palabra, por lo que nos recomiendan los conocidos.

“Es un trabajo que hay que pensarlo a medio y a largo plazo. En el entorno rural no hay tanta información ni está tan organizada como el turismo en ciudades. Si vienes de viaje a un pueblo, cómo sabemos dónde hay un buen restaurante. ¿Se puede pagar con tarjeta? Hay que procurar que el turista tenga todo ese tipo de información”, dijo.

Para Jaime García, toda esa información está en Google.

José María Judice, Industry Travel Managel de Google, dijo que él, por ejemplo, no sabía nada de esta región antes de venir desde Lisboa. Para él, antes de pensar en comunicar, hay que pensar en el marketing: ¿qué nos hace diferentes? ¿Qué podemos ofrecer a los turistas? Este es el primer paso, ver quién es nuestro público y a qué mercado queremos dedicarnos: familias, rango de edad, nacionalidad, etc. Luego, ya viene la comunicación. Lo digital es una plusvalía.

“En Google existe muchísima información”. Toda está creada por nosotros, a través de las personas. El dueño del hotel tiene que tener toda su información actualizada. Es importante que esté bien estructurada y que sea verídica. “Hay que quitarnos la idea de que lo digital es para las grandes empresas. Los medios digitales son para todos. Hay que adquirir conocimientos en el sector online. Es cuestión de ganas y de echarle tiempo”, concluyó.

Jaime García sacó el tema de la colaboración. Que los propietarios envíen información y recomendaciones de viaje a los turistas antes de que lleguen al destino: Aquí es donde puedes tomar el mejor cachopo”, puso de ejemplo.

A continuación intervino Luís Matias, que dejó claro que le encanta el nombre de Smart Rural. “Nosotros podemos cambiar el mundo”. Siempre pensé que inteligentes solo podían ser las ciudades, pero me di cuenta que mi territorio, Panela, también puede ser inteligente. La digitalización es una herramienta para mejorar nuestros territorios. “Hay que hacer una inversión por parte de las autoridades públicas. En el sector del turismo se puede apostar por ser diferentes. Hoteles de 4 estrellas hay en todo el país, pero eso no hace la diferencia para que el viajero tenga preferencias a la hora de alojarse. Hay que buscar qué más vamos a ofrecerles”.

Para Matias tiene que haber estrategias, aunque lamentablemente muchas veces dependen de la financiación. Muchas autoridades públicas no están tampoco preparadas. “Falta una cultura para animar a desarrollar la digitalización territoral”, afirmó. Sin embargo, cree que debería de ser la principal preocupación.

“Tiene que haber un cambio. Nuestro problema es el “pato”, el único animal que vuela, anda y nada pero lo hace todo mal”, bromeó. Asimismo, preguntó a los asistentes cuál es el producto que diferencia a la Región Centro de Portugal. “Estamos hablando de que queremos abrirnos a Europa, primero habrá que saber qué tenemos”, dijo.

Uno de los propietarios del público respondió diciendo que ellos llevan años trabajando para atraer a los viajeros, pero que son los políticos lo que frenan ese crecimiento y se lo ponen complicado porque están a otras cosas. Por eso, muchos de los turistas que vienen encuentran el castillo cerrado, etc. Que eso ya no depende de los hosteleros. “Son los políticos los patos”, acusa. Según este propietario, la estrategia depende de quien manda, y propietarios y políticos deberían de ir de la mano.

Luís Matias le da toda la razón. “Nosotros tenemos que escuchar y sentir. El problema es que cada 5-7 años cambiamos las reglas, independientemente de la belleza que tenemos para ofrecer”. Ha concluido que hay que entender cuál es el camino y llegar a entenderse entre todo, entre las entidades públicas y privadas. “Nosotros ni siquiera para ir a una simple feria logramos entendernos”, afirma.

“Tenemos regiones que no están especializadas”, dice. “Y eso ya no es culpa de las autoridades, sino de los operadores”. Para Matias hay que crear oportunidades para fomentar la sostenibilidad del negocio y mejorar la calidad del lugar y del negocio.

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios