Magazine Naturaleza Ruta a las lagunas de Peñalara en Madrid

Ruta a las lagunas de Peñalara en Madrid

323 Shares
Lagunas de Peñalara
Por Víctor Ferrando

Una de las rutas clásicas de senderismo cerca de Madrid es la subida a las lagunas de Peñalara. Se trata de una ruta apta para casi todos los públicos que lleva hasta un pequeño grupo de lagunas situadas en el circo de Peñalara, en la popularmente llamada Sierra de Madrid, casi en el límite con la provincia de Segovia.

Sin duda son uno de los lugares preferidos para pasar el día por muchos de los amantes de la montaña que viven en la capital, incluso para ir en familia, pues no requiere un nivel físico muy alto. ¿Qué tal un picnic con fantásticas vistas a la laguna?

Lagunas de Peñalara
Por Víctor Ferrando

En el Parque Natural de las Lagunas de Peñalara hay varias pequeñas lagunas entre las cuales destacan dos, la Laguna grande de Peñalara y la laguna de los Pájaros.

La primera de ellas es la que requiere menos esfuerzo para llegar y por ello es la más visitada, con un recorrido de ida y vuelta de unos 6 km que se realiza en algo más de 2 horas partiendo desde el parking del Puerto de Cotos.

La segunda tiene un itinerario un poco más complejo y requiere el doble de tiempo para llegar hasta ella, aunque se pueden visitar las dos lagunas en el mismo día, pues parte del recorrido es idéntico.

Sea cual sea la ruta que elijas, conviene llegar muy temprano, pues el parking se llena rápido y no hay muchas más opciones para aparcar.

Lagunas de Peñalara
Por Víctor Ferrando

También se puede ir en tren desde Madrid tomando un cercanías desde Chamartin hasta Cercedilla y desde allí otro que lleva hasta la estación de Cotos, aunque es un trayecto bastante pesado.

Al comienzo de la ruta está el centro de información del Parque Natural de Peñalara, donde podemos solicitar un plano e información sobre la ruta. Poco después llegaremos hasta el mirador de la Gitana, donde tendremos una gran panorámica de la Cuerda larga, y poco más arriba un cobertizo con información sobre el parque natural donde tendremos que tomar unas escaleras hacia la derecha para tomar la ruta que lleva que lleva hasta las dos lagunas.

El primer tramo discurre sin apenas pendiente entre una pinada que proporciona una sombra que, en verano, se agradece. Más tarde se sale del bosque y el sendero atraviesa zonas bastante llanas y despejadas hasta que se llega a un pequeño puente desde el que sale la ruta que lleva a la laguna de los Pájaros.

Lagunas de Peñalara
Por Víctor Ferrando

A partir de este punto el camino se convierte en una pasarela de madera de unos 500 m de longitud, con algunas zonas de escalones, que se ha instalado para preservar el suelo en una zona en que el impacto de los visitantes ha llevado a declararla como Zona de Máxima Protección. Este último tramo es el que tiene algo más de pendiente, pero nada complicado.

En breve se llega a la laguna. Una vez allí los visitantes se sientan en grandes piedras a recuperar fuerzas y comer, en un lugar en el que se respira paz y tranquilidad a poco más de una hora de Madrid.

También se puede dar la vuelta a la laguna saltando de piedra en piedra, por lo que hay que ir con mucho cuidado. Mirando hacia arriba veremos las cumbres que forman el circo, a más de 2.000 m de altura, donde destaca el pico de Peñalara con 2.428 m, y a algunos aventureros tratando de subir hasta allí.

Tras un rato contemplando la Laguna grande de Peñalara podemos regresar por donde hemos venido en busca de nuestro vehículo, o, si no estamos muy cansados, intentar tomar el desvío que lleva hasta la laguna de los Pájaros.

Si optamos por la segunda opción, conviene saber que el primer tramo nada más cruzar el puente de madera es una fuerte pendiente empedrada que te hará replantearte si volver otro día con más fuerzas.

Si consigues superar este tramo, llegarás a una zona donde en una pequeña hondonada aparecen varios pequeños lagos o charcos y que nos dará un respiro para luego volver a subir hasta una terraza donde hay más pequeñas lagunas, entre las que se encuentra la laguna de los Pájaros.

Llegar hasta ella y volver al camino original nos llevará unas 3 horas y, aunque familias con sus niños llegan sin dificultad hasta el final, no es tan fácil como la primera, por lo que si no tienes un mínimo de forma física o estás acostumbrado a caminar por montaña es mejor que llegues sólo a la primera y dejes la segunda para otra ocasión.

Una vez hemos conseguido nuestro objetivo de visitar las lagunas de Peñalara y para completar un día perfecto, podemos ir a comer a Cercedilla o Rascafría, dos bonitos pueblos de la sierra madrileña donde se come muy bien.

Los 10 mejores rincones de la Sierra Norte de Madrid

La Sierra Norte de Madrid es uno de los lugares más bellos de la Comunidad de Madrid. Allí te esperan cascadas, lagunas, cumbres, bosques centenarios y gastronomía local cocinada como antaño lo hacían las abuelas.

Read more

323 Shares

Artículos relacionados

2 comentarios

Vicente Ferrando 12 de mayo de 2016 - 13:26

Cuando estuvimos me gustó mucho aunque había bastante gente lo que le quita un poco de encanto al lugar. La Laguna Grande estaba medio helada por lo que la vista era espectacular. Como bien dices, para acabar bien el día, comimos en Cercedilla de categoría, En fin, un bonito recuerdo.

Responder
Yolanda Aguirre 9 de diciembre de 2020 - 11:00

Buenos días,
Quería comentar que el entorno de La Laguna de Peñalara dejó de ser Parque Natural y es hoy en día Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Debido a la situación de la pandemia es interesante si decidimos hacer la excursión ponernos en contacto con el Centro de Visitantes de Los Cotos, la Casa del Parque, para que nos den las recomendaciones oportunas. Una opción que recomiendo para después de la caminata reponer fuerzas son los restaurantes del Área Recreativa La Isla, en Rascafría.

Responder

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

Copy link
Powered by Social Snap