Lechago

En la comarca del Jiloca, dentro de la provincia de Teruel, existe un patrimonio cultural y natural que, al parecer, se desconoce. Ya presentamos en este lugar la Ruta botánica de Bea y la Ruta del río Nogueta, dos parajes naturales singulares que recorrer. En esta ocasión os sugerimos una ruta tan enriquecedora como apacible: la Ruta del Mudéjar.

La España medieval, desde el inicio del dominio musulmán de prácticamente toda la Península (a partir del siglo VIII) hasta su expulsión en el siglo XV por los cristianos del Norte, presentaba una sociedad realmente compleja que aunaba culturas tan diversas como la judía, la musulmana o la cristiana.

Trazado de la ruta

El arte mudéjar

En ocasiones, en los trazos de las calles de un pueblo quedan vestigios de esa época pasada y de la forma de organizarse de su sociedad, pero son los templos y edificios civiles los que conforman en mayor parte el patrimonio histórico y, tras ellos, podríamos conocer cómo vivían, que intereses tenían, cómo se relacionaban con la realidad o por qué hacían lo que hacían.

En particular, los que recibían la etiqueta de mudéjar eran aquellos musulmanes que tras su derrota en la Península Ibérica podían permanecer viviendo según sus costumbres, aunque como contrapartida se cobraba un tributo. Por tanto, una primera intuición sobre el arte mudéjar nos lleva ya a esa España complicada a través de elementos artísticos que mezcla influencias del mundo cristiano y musulmán. Mejor que leerlo es verlo en primera persona, y en la comarca del Jiloca tenemos un hermosa ocasión.

Torre mudéjar de San Martin del Río

La Ruta

Son 38 kilómetros de recorrido a través de 8 paradas estratégicas y que puede realizarse en ambos sentidos:

  1. San Martín del Río, con su iglesia de San Martín declarada Bien de Interés Cultural.
  2. Báguena y los restos del castillo medieval.
  3. Burbaguena, son su torre mudéjar.
  4. Luco de Jiloca, con su puente romano.
  5. Lechago, naturaleza y arte.
  6. Navarrete del Río y su iglesia, además de la Casa de los Bernad, típica de la región.
  7. Cutanda, donde en el siglo XII presentaron batalla los musulmanes a Alfonso I.
  8. Olalla, con su la Torre de la antigua iglesia.

Alojamiento

Si lo que se desea es pasar unos días tranquilos y hacer una escapada rural y cultural os sugerimos algunas de las casas rurales de la zona:

Fuentes imágenes: foto 1, foto 2, foto 3

2 Comentarios publicados

  1. Rosa Maria Fernandez Muguerza
    Publicado 22 diciembre 2009 en 16:48

    Desde Báguena, por una pista de 4 km, se accede a la pequeña localidad de Anento, un lugar que sin duda sorprende por lo pequeño que es y lo cuidado y arreglado que está. Calles de piedra, rincones arreglados con gusto y esmero, senderos llenos de verde y agua por todas partes. Castillo, Iglesia románica con un retablo único en Aragón, torreón celtíbero…y un paraje llamado Aguallueve formado por cuevas llenas de musgo por las que continuamente llueve el agua…Si podeis desviaros esos 4 km desde Baguena y no dudeis en visitarlo con tranquilidad…Un saludo dede Anento.

  2. sred
    Publicado 14 noviembre 2012 en 21:09

    Falta Cervera de la Cañada que es patrimonio de la humanidad con su iglesia fortificada mudéjar y la otra iglesia mudéjar de la plaza del ayuntamiento

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios