Fuente: Víctor Ferrando

Fuente: Víctor Ferrando

Muy cerca de Madrid, en la provincia de Guadalajara, se encuentra la Ruta de los Pueblos Negros. Se trata de una fantástica opción para pasar un fin de semana rural, con amigos, en pareja o en familia, tanto por los propios pueblos que componen la ruta como por los lugares naturales que la rodean. Estoy seguro de que esta ruta por pueblos teñidos de color negro y con mucho encanto no te dejará indiferente.

Podríamos decir que hay tres opciones para llegar a los Pueblos Negros de Guadalajara. La más común es desde la propia Guadalajara capital, o algún otro pueblo si venimos desde el norte por la A2. Pero también es posible llegar hasta estos pueblos desde la Sierra del Rincón en Madrid, pasando La Hiruela. O desde Segovia entrando desde Riaza o Ayllón. Para estas últimas opciones hay que tener en cuenta de que se recorren carreteras secundarias en peor estado.

Fuente: Víctor Ferrando

Fuente: Víctor Ferrando

Fuente: Víctor Ferrando

Fuente: Víctor Ferrando

Si optamos por la ruta más habitual, desde Guadalajara, llegaremos al pueblo de Tamajón. Esta pequeña localidad es la puerta de entrada a la Ruta de los Pueblos Negros. Aunque realmente este pueblo no pertenece a la ruta, merece la pena hacer una parada para conocer la Iglesia de la Asunción.

Arquitectura Negra Guadalajara

Iglesia de la Asunción de Tamajón. Fuente: Víctor Ferrando

Un poco más adelante, de camino ya a las montañas, nos detendremos en la Ciudad Encantada de Tamajón. Este curioso paraje nos recordará mucho a la famosa Ciudad Encantada de Cuenca por la cantidad de formaciones rocosas fruto de la erosión del agua. Aunque el conjunto tiene un tamaño menor a su homónimo conquense.

Unos kilómetros después llegaremos a un punto en el que la carretera se bifurca, dividiendo la ruta en dos. Por una parte hay una carretera que llega hasta los pueblos de Majaelrayo y Campillo de Ranas. Y por otra, una carretera que pasa por Almiruete y Palancares hasta llegar a Valverde de los Arroyos. Éste último es uno de los principales atractivos de la ruta y uno de los pueblos más bonitos que no nos podemos perder.

Otros pueblos que componen la Ruta de los Pueblos Negros de Guadalajara son: Campillejo, El Espinar, Robleluengo o Roblelacasa. Aunque muy pequeños y con menos atractivos, merece la pena parar un momento para conocerlos.

Fuente: Víctor Ferrando

Fuente: Víctor Ferrando

Fuente: Víctor Ferrando

Fuente: Víctor Ferrando

El nombre de Pueblos Negros o Pueblos de Arquitectura Negra no tiene ningún misterio. Cuando visites estos pueblos rápidamente te darás cuenta del motivo. Y es que las casas están construidas con bloques de piedra de color oscuro. Concretamente de pizarra, ya que es la piedra más abundante en la zona. También los tejados están hechos de este material, lo que hace que todo el conjunto arquitectónico tenga un color oscuro, casi negro, en ocasiones salpicado de tonos ocres y rojizos.

No solo los edificios de uso residencial están hechos de pizarra negra. En esta ruta encontraremos puentes, fuentes e iglesias de color oscuro, casi negro, que complementan perfectamente con el resto de casas. Seguro que encontrarás decenas de elementos que te sorprenderán.

Fuente: Víctor Ferrando

Fuente: Víctor Ferrando

Fuente: Víctor Ferrando

Fuente: Víctor Ferrando

Aunque hoy en día se podría construir con cualquier otro material, tanto las nuevas construcciones como las casas que hay rehabilitadas se han hecho respetando el estilo característico de la zona. Esto es de agradecer pues han convertido esta zona en un lugar perfecto para desconectar de los atascos y el estrés de las ciudades o de otras zonas más transitadas. Pero no pienses que todo está reconstruido, aún quedan muchas casas viejas o en ruinas.

También es una ruta perfecta para amantes de la fotografía. En los Pueblos Negros encontrarás bellos paisajes y rincones peculiares que te encantará fotografiar. Seguro que cuando vayas una vez, querrás repetir, y es que es una ruta que engancha.

No solo hay Pueblos Negros en Guadalajara. Podemos encontrar pueblos de arquitectura similar en la provincia de Segovia, concretamente en la Sierra de Ayllón. También en el madrileño pueblo de Patones de Arriba, en zonas de Extremadura como Las Hurdes, o en el Valle de Arán, en pleno Pirineo de Lleida. Siempre zonas de alta montaña, relativamente aisladas y con mucha pizarra.

Fuente: Víctor Ferrando

Fuente: Víctor Ferrando

Pero los de Guadalajara son los más famosos y tal vez los más bonitos. Es aquí donde tal vez hay una mayor concentración de estos peculiares pueblos y por eso son muy visitados. Son perfectos para escapadas de un día como de un fin de semana, ya que existen diversos alojamientos de turismo rural en la zona.

Desde la misma Ruta de los Pueblos Negros podemos hacer varias rutas de senderismo. Una de ellas lleva desde Valverde de los Arroyos hasta la Chorrera de Despeñalagua, por un bonito camino con unas vistas espectaculares, perfecto para recorrer en familia. Desde aquí, los más aventureros pueden optar por subir hasta el Pico del Ocejón, con más de 2.000 metros de altura sobre el nivel del mar. Todo un reto.

Muy cerca también encontramos el Hayedo de Tejera Negra. Este bosque es ideal para visitarlo en otoño, cuando los colores de sus hojas se transforman pasando del verde al rojo, para después caer y convertir el suelo en un manto multicolor, salpicado de setas y musgo.

Dónde dormir

La Ruta por los Pueblos de la Arquitectura Negra es perfecta para una escapada de un par de días. Si buscas alojamiento, aquí te recomendamos algunas casas rurales en la zona:


2 Comentarios publicados

  1. carmen martin palomi
    Publicado 1 junio 2017 en 10:58

    Hola., este fin de año pasado, mi familia y yo estuvimos en la zona de los pueblos negros ,
    la verdad quedamos encantados y nos gusto tanto, que pensamos en hacer otra escapadita en cuanto podamos

  2. Samia
    Publicado 1 junio 2017 en 11:55

    Solo decir que tenemos un pais que merece la pena conocer, estos parajes son asombrosos, menos mal que toda la corrupción y la poca verguenza de muchos no afecta a esta naturaleza tan maravillosa. Un saludo

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios