Magazine Naturaleza Rutas y curiosidades de los Picos de Europa

Rutas y curiosidades de los Picos de Europa

35 Shares
Picos de Europa

Los Picos de Europa, el macizo montañoso que se encuentra entre Asturias, Cantabria y Castilla y León, es uno de los Parques Nacionales más queridos de la Península. Fue el primero en recibir esa denominación a principios del pasado siglo XX, en 1918, cuando sólo protegía el área de los Lagos de Covadonga. Una zona de alta montaña a sólo 10 kilómetros de la costa del Cantábrico, ideal para disfrutar de la montaña y de la playa en el mismo día.

Picos de Europa

Muchos de los atractivos de los Picos de Europa se encuentran en la parte asturiana. Para llegar hasta los Picos, como se los conoce en la zona, lo mejor es acercarse a Cangas de Onís, con su puente romano del que cuelga la Cruz de la Victoria.

Una curiosidad: esta fue la primera capital del reino astur-leonés, la semilla de la actual España. Y es que en este rincón de escarpadas montañas se han escrito páginas muy importantes de la Historia. La cueva en la que se encuentra la Virgen de Covadonga fue punto de partida de la Reconquista, tras batallas contra los pueblos árabes invasores provenientes del sur.

El Santuario de Covadonga, la enorme basílica de color rosado, es el inicio de la subida a los Lagos de Covadonga, que conlleva todo un desafío para los ciclistas en la Vuelta a España, siendo ésta una de las etapas más vistosas de la competición. Nosotros, en cambio, podemos disfrutar del soberbio paisaje, cambiante a cada curva. En la propia subida hay un mirador, el de «la Reina», desde el que empezar a maravillarnos con el entorno.

Picos de Europa

Al final, los lagos de Enol y Ercina nos dan la bienvenida a uno de los rincones más especiales de este paraíso natural. Testigos de antiguos lagos glaciares, aquí se respira autenticidad, pureza, libertad. Sobre todo en temporada baja, cuando las vacas no están asediadas por turistas haciéndoles fotos.

Los Lagos de Covadonga son el punto de partida de muchas rutas de montaña por la zona. Unas recomendaciones: la ruta a Vega de Ario y la subida al Mirador de Ordiales (te llevarán todo el día, pero si no tienes tiempo, no te pierdas las antiguas minas de «nombreminas» e ir hasta el mirador del Rey).

Conocida la parte más amable de los Picos, pasamos a abruptos paredones de roca que se elevan infinitos. Estamos en Arenas de Cabrales, hogar del famoso queso azul que se cura en cuevas, entrando en mi parte favorita de la zona, la que tanto se compara con los Alpes.

Poncebos es el sueño de cualquier apasionado de la alta montaña. Desde aquí parte la ruta del Cares, con sus 11 kilómetros (entre Poncebos y Posada de Valdeón, ya en Castilla y León) de sendero de alta montaña, de los más amables y espectaculares que puedes realizar en Picos de Europa.

Otra ruta clásica va hasta Bulnes, uno de los pocos pueblos sin acceso por carretera de la provincia, que hasta la construcción del polémico Funicular quedaba incomunicado con las nieves de invierno. Disfrutaremos mucho más la ruta que subiendo en el funicular, puesto que Bulnes tiene poco para ver si sólo visitamos el poblado.

Imprescindible es Camarmeña, literalmente «encima» de Poncebos. Desde aquí tenemos las mejores vistas a la montaña más ilustre de los Picos, el Pico Urriellu, también conocido como «Naranjo de Bulnes». En este pico hay una de las vías de escalada libre más difíciles del mundo, creada por los aventureros hermanos Pou.

Desde el pueblo de Sotres parte una ruta hacia los valles de Áliva y Fuente Dé, ya en la parte cántabra, con un nuevo cambio de paisaje en el que los prados se entremezclan con las escarpadas montañas. En Fuente Dé hay un funicular que sube hasta las montañas, permitiendo un fácil y rápido acceso a los Picos desde Cantabria.

Y para terminar, diremos adiós a los Picos sintiéndonos pequeños una vez más a su lado atravesando el Desfiladero de la Hermida (no te pierdas el mirador de Santa Catalina), en cuyas cálidas aguas termales nos relajaremos después de tanta aventura.

Picos de Europa
35 Shares

Artículos relacionados

3 comentarios

Joselin Rodrguez 26 enero 2016 - 06:56

La ruta del Cares no acaba en Posada de Valdeón sino en Caín, primera población leonesa frontera con Asturias

Responder
Luisfer 26 enero 2016 - 12:55

Hola Joselin, la parte entre Caín y Poncebos es lo que se conoce como la «Garganta del Cares», digamos que es la parte mas visitada, mas turística y precisamente no la mas bonita a excepción de algo mas de media ruta en las proximidades de Caín. Pero para los muy puristas y enemigos de los agobios, lo que se denomina Ruta del Cares va mas allá de Caín. Como sabrás el cares nace algo mas arriba de Posada de Valdeón. Saludos

Responder
xd lusifer 11 noviembre 2019 - 09:29

Luis fer crei que ras lusifer

Responder

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

OK

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Al usar la web lo autorizas.

Copy link