Deja de esperar a que te llegue la carta de Hogwarts, en El Torreón Mágico todos estamos aceptados: magos y muggles.

Esta “escuela de magia” está ubicada en Asín, a solo 100 kilómetros de Zaragoza y, para llegar o salir de ella, en una de las estancias han recreado el andén 9 3⁄4. Quien os recibirá no será la profesora Minerva McGonagall o el gran mago Albus Dumbledore, pero esta casa también tiene su propio director: el mago Nelicus Dumble.

“La idea fue de mis hijas. Queríamos hacer algo con la casa, porque era renovarse o morir. Ellas, que son fans de Harry Potter, propusieron inspirarse en Hogwarts”, explica Fernando, el propietario de El Torreón Mágico.

Aunque hay un sombrero seleccionador, los viajeros pueden elegir a qué casa quieren pertenecer: Gryffindor, Ravenclaw, Slytherin y Hufflepuff.

En la segunda y tercera planta de este increíble caserón de piedra –tiene capacidad para 12 personas– están las habitaciones con su animal correspondiente: el león, la serpiente, el tejón y el cuervo. Además, hay retratos con los fundadores de cada casa.

¡Cuidado con no encontrar a Myrtle la llorona cuando vayas al baño!

El León Rojo, que corresponde a Gryffindor, es la más grande de todas. Tiene una salita de estar independiente y dos terrazas, donde te podrás relajar con tus compañeros o idear un plan para descubrir las intenciones de Voldemort. Al igual que en Harry Potter, esta casa está detrás del cuadro de la Dama Gorda.

“Hemos utilizado maderas viejas para recrear el mobiliario y una impresora 3D”, explica Fernando. “Ha llevado mucho trabajo”.

Haz tu propia varita

No se necesita uniforme para entrar. El Torreón Mágico pone a disposición de los viajeros las capas, bufandas y corbatas para asemejarse a los magos de J.K. Rowling. Además, si no has tenido tiempo de pasar por el callejón Diagon para conseguir tu varita, aquí podrás fabricarla tú mismo. Pero, recuerda, como bien explica el señor Ollivander: “La varita escoge al mago”.

El Torreón Mágico dispone de las características e instalaciones homologadas por la Confederación Internacional de Magos para impartir formación específica para crear varitas o pócimas.

Como dijo Severus Snape a los estudiantes de Gryffindor y Slytherin en su primer año:

Según Fernando, estas actividades son todo un éxito: “El 70% de los huéspedes realizan el taller de varitas, pues está adaptado a todos los públicos. Se les puede añadir sangre de dragón, plumas, etc. Depende de lo que quiera el viajero”.

Un éxito que se repite con el de pócimas mágicas. En él, los adultos recogerán plantas aromáticas de la zona, las mezclarán con ceratos e hidrolatos y aprenderán a elaborar cremas para las manos. Los niños las elaborarán con arenas de colores y aceites.

El paraíso de los Potterheads

El Torreón Mágico lleva abierto desde junio de 2019. Desde entonces, sus propietarios no han dejado de añadir elementos que hacen que uno se sienta realmente en Hogwarts. “Intento que cada vez que viene una familia, haya elementos nuevos”, dice Fernando.

En el salón hay réplicas de dragones, escobas mágicas, espadas, trofeos, una pelota de Quidditch, cálices, etc. “Cuando empezamos a reformar la casa tuve una duda: no sabía si enfocarlo a los frikis de Harry Potter o a las familias, pues la casa tiene muchos elementos delicados”, se sincera.

Cómo alojarte en Hogwarts

Como habíamos comentado al principio, para alojarte en el Torreón Mágico no necesitas que te llegue la carta de Hogwarts, aunque sí tendrás que reservar con antelación.

“Desde que hemos abierto, hace siete meses, tenemos un montón de reservas. Febrero ya lo tenemos completo”, explica el propietario. Lo recomendable es que reserves con dos meses de antelación.

Los viajeros coinciden en que es una experiencia fantástica y que la casa tiene mucho encanto. Como dijo Dobby: “¡Qué lugar tan hermoso para estar con amigos!”

Puedes ver la ficha completa de El Torreón Mágico aquí.

Un Comentario publicado

  1. Marta
    Publicado 7 febrero 2020 en 0:01

    Genial!!! Original y divertida. Desde luego parece un buen plan. Lo apunto!!!

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios