La Astrofísica no es una disciplina reservada únicamente a científicos geniales. Contra esa concepción, el Instituto de Astrofísica (IAC) de Canarias lleva a cabo diferentes acciones de divulgación para trasladar el conocimiento a la población. Entre esas acciones se cuenta la visita guiada al Observatorio del Roque de los Muchachos, una de las “baterías de telescopios más completas del mundo”. Quizá el mejor destino para los astroturistas.

El Observatorio se ubica en el término de Garafía, en la isla de La Palma, a una altitud de 2.396 m. El espacio se extiende sobre 189 hectáreas en torno al cual se distribuyen los 10 telescopios disponibles junto a otras 2 instalaciones más (Magic, telescopio atmosférico; y SuperWasp, destinado a detectar planetas extrasolares. Las visitas son gratuitas y se organizan durante todo el año.

En el límite con el Observatorio se extiende el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente. Es una exaltación de la naturaleza autóctona, de los caprichos volcánicos y de la esencia verde, marítima y pedregosa de los canarios. Pero el Observatorio, eso sí, se eleva por encima de los 2.000 metros de altura. ¿Y por qué?

La excepción del cielo de Canarias

Sabemos que los telescopios deben estar cuanto más arriba mejor, pero desconocemos el porqué. Sospechamos que su proximidad al cielo tiene algo que ver, porque la intuición aconseja estar lo más cerca posible del objeto de estudio. Pero en las grandes y pequeñas distancias, el acercamiento depende del cristal con el que se mira, como en la vida, con un microscopio o un telescopio. No, la respuesta va más allá.

Entre los 1.000 y los 2.000 m se acumulan nubes. Este fenómeno ejerce de barrera contra las luces eléctricas que puedan llegar desde abajo. Pero no es sólo la naturaleza quien se alía con el observatorio para mantener un cielo limpio y excepcional para la observación astronómica. Desde 1988 quedó aprobada la Ley sobre Protección de la Calidad Astronómica de los Observatorios del IAC. Quiere decir que se regulan la contaminación radioeléctrica, lumínica y atmosférica para preservar este espacio, como también se controla el tráfico aéreo sobre el observatorio.

Las visitas guiadas y los telescopios

Excepto los menores de 8 años (y los fines de semana mayores de 12) todo el mundo puede participar del cielo de Canarias y de los fenómenos del Universo.

Durante la visita se muestran uno o dos telescopios (la duración oscila entre los 45 y los 90 min) para mostrar su funcionamiento y su potencial. Se echa en falta la posibilidad de realizar la visita en horario nocturno: únicamente se organizan en horario de mañana, de 10 a 13 h.

Desde el 31 de mayo hasta el 17 de septiembre el ORM abre sus puertas todos los días. El resto del año se organizan durante los martes, jueves y sábados. Los grupos son reducidos, de 15 personas, así que se recomienda reservar la visita con 2 semanas de antelación.

Sin embargo, durante el verano se recomienda reservar hasta con 1 mes de antelación. Únicamente debéis rellenar el formulario. De la misma manera, si se debe cancelar la visita confirmada, también se ruega comunicarlo para cubrir la plaza vacante cuanto antes.

El ORM cuenta con 10 telescopios, 8 de ellos nocturnos y otros 2 exclusivos para estudiar la física solar. Científicos de todo el mundo reservan sus estancias en el observatorio para utilizar las instalaciones y continuar con la investigación de cada grupo. Es sensacional conocer cómo trabajan, cómo se apasionan y cómo sonríen con cada descubrimiento.

Más información | Observatorio Roque de los Muchachos

2 Comentarios publicados

  1. Fernando
    Publicado 14 mayo 2012 en 19:16

    Hola.
    Me gustaría saber si la visita al observatorio es apropiada para niños de entre 5 y 10 años y si hay alojamiento cercano (casa rural, hotel u otros) para un matrimonio y 3 niños de esas edades.

    Gracias.

    Fernando Vázquez.
    Almería.

  2. Javi Rodríguez Godoy Javi Rodriguez
    Publicado 15 mayo 2012 en 8:46

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios