A Maquia

Poio, Pontevedra
2 Opiniones sobre A Maquia
4.5

Valoración por categoría:

  • Limpieza
  • Trato del propietario
  • Entorno
  • Equipamiento
  • Relación calidad/precio
  • Calidad del sueño

¿Has ido a este alojamiento?

Escribe tu opinión

Filtrar por tipo de viaje:

Filtrar por valoración global:

Ordenar por:

Opiniones de viajeros

Maite Rodríg...

Maite Rodríg... 3 opiniones

"Una decoración muy cuidada en un entorno de lujo"

4
Opinado el
A Maquía es uno de esos descubrimientos fantásticos que haces cuando viajas. La casa es preciosa, con una decoración cuidada y un trato exquisito. El paseo a lo largo de la playa es una auténtica maravilla. Sonia, su propietaria, es encantadora. Te asesora, te ayuda... Volveremos, pero para más días...
Estuvo en Septiembre 2014, en familia
  • Limpieza
  • Trato del propietario
  • Entorno
  • Equipamiento
  • Relación calidad/precio
  • Calidad del sueño
Gemma Sancho...

Gemma Sancho... 4 opiniones
1 voto útil

"Perfecta casa rural en Rías Baixas"

5
Opinado el
Esta casa rural con encanto se encuentra en el corazón de las Rías Baixas, a mitad de camino entre Pontevedra y Sanxenxo, más o menos a 10 minutos en coche de cada uno de estos destinos. Una ubicación muy buena para tomar como punto de partida para conocer diferentes lugares de interés.

Es una casa nueva (si no recuerdo mal, su dueño me comentó que lleva abierta 8 años). Su diseño ha sabido encontrar el equilibrio entre la arquitectura tradicional gallega y la comodidad y funcionalidad de nuestro tiempo.

En la parte exterior encontraremos una bonita piscina, de un tamaño medio, y alrededor de ella un inmenso jardín. Está muy cuidado y, como el resto de la casa, decorado hasta el más mínimo detalle.

Dentro de la gran parcela en la que se sitúa (más de 7.000 m²), hay lugar de sobra para dejar los coches dentro del recinto, que se cierra con una puerta automática y en el que hay hueco para todos los huéspedes.
Si pasamos al interior, encontraremos dos grandes estancias o salones, una en cada planta, decoradas con un gusto exquisito. La limpieza es una maravilla.

Dispone de 9 habitaciones exteriores repartidas en dos plantas. Todas ellas son exteriores y desde sus ventanas se puede ver la piscina, el jardín y al fondo, la ría. Además, desde la ventana del baño se puede ver la montaña.

Nosotros nos alojamos en una de las habitaciones dobles, en una de la planta baja, con acceso directo al jardín, cosa ésta que nos pareció perfecta porque como digo, al ir con nuestra perra, siempre es más cómodo no tener que pasar por el interior de la casa para acceder al exterior, y de esta forma, salíamos directamente. Su diseño entra por los ojos, una decoración esmeradísima, muy coqueta pero sin olvidar la funcionalidad. El baño era amplísimo.

Había hilo musical en la habitación, aire acondicionado y repetidor de wi fi, todo ello regulable en cada una de las habitaciones.
El desayuno tipo buffet muy completo y variado.

Precio adecuado para la calidad que tiene
Estuvo en Agosto 2014, en pareja
  • Limpieza
  • Trato del propietario
  • Entorno
  • Equipamiento
  • Relación calidad/precio
  • Calidad del sueño