Casas rurales en Girona

Precio medio aprox.
Tipo de alquiler
Características
  • Otras características
  • Seleccionadas otras 0
    características Modificar
    Seleccionada otra característica Modificar
Buscar alojamientos

685 Casas rurales en Girona

Ver en un mapa
Con más plazas

Bassegoda Park

Albanyà
Alquiler íntegro
1 - 700 personas
49 dormitorios
20 camas
19 
pers. noche
aprox

El Clar del Bosc

Pujarnol
Por habitaciones
15 - 210 personas
36 dormitorios
210 camas
19 
pers. noche
aprox

En medio del bosque se encuentra nuestra casa de colonias El Clar del Bosc, un lugar magnífico para las vacaciones en fa...

Mas Gircós

Sant Ferriol
Integro o habitaciones
15 - 174 personas
21 dormitorios
174 camas
20 
pers. noche
aprox

Mas Gircós es una masía de payés restaurada del siglo XVIII. La instalación, reconvertida en casa de colonias, se encuen...

Casal Sant Miquel

Sant Miquel de Campmajor
Por habitaciones
10 - 100 personas
100 camas
28 
pers. noche
aprox

Hotel Roc Blanc

La Molina
Por habitaciones
25 - 100 personas
50 dormitorios
10 camas
19 
pers. noche
aprox

Mas Bermellons

Vilopriu
Alquiler íntegro
30 - 95 personas
35 dormitorios
87 camas
13 
pers. noche
aprox

L'Arcada de Fares

Fares
Alquiler íntegro
2 - 92 personas
30 dormitorios
55 camas
40 
pers. noche
aprox

La Arcada de Fares son unos eco-apartamentos rurales con encanto establecidos en una masía tradicional catalana del sigl...

La Cadamont

Sant Joan les Fonts
Integro o habitaciones
4 - 90 personas
13 dormitorios
90 camas
23 
pers. noche
aprox

La casa de colonias La Cadamont es ideal para: - Grupos escolares (colonias escolares, colonias de verano, estancias de ...

Mas Colltort

Sant Feliu de Pallerols
Alquiler íntegro
25 - 85 personas
6 dormitorios
menos de20 pers. noche
aprox

El Mas Colltort es una antigua masía del siglo X situada en medio del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa...

Albergue Rural Bellavista

Santa Pau
Integro o habitaciones
80 personas
15 dormitorios
77 camas
18 
pers. noche
aprox

El Albergue Rural Bellavista, legalizado con el nº 335 por la “Secretaria General de Joventut”. Funciona como casa rural...

La Torre de Dalt

Camós
Alquiler íntegro
5 - 73 personas
48 camas
26 
pers. noche
aprox

Temos dos masías, La Torre de Dalt y Can Tapis, separadas entre ellas por unos dos quilómetros. Cada masía tiene tres a...

Hotel Terralta

Campelles
Por habitaciones
1 - 70 personas
41 dormitorios
46 camas
28 
pers. noche
aprox

El Hotel Terralta esta situado dentro el vecindario de la Baell, en la población de Campelles, rodeado de bosques y magn...

Albergue Anna Maria Janer

Llívia
Por habitaciones
70 personas
10 dormitorios
70 camas
33 
pers. noche
aprox

Está situada en medio del municipio de Llívia. El albergue dispone de una primera planta con 5 dormitorios con baño y un...

El Convent

Begur
Por habitaciones
1 - 70 personas
50 dormitorios
46 camas
101 
pers. noche
aprox

Hostal de la Rovira

Oix
Por habitaciones
2 - 61 personas
20 dormitorios
41 camas
39 
pers. noche
aprox

Hotel Pinxo

Santa Coloma de Farners
Por habitaciones
60 personas
30 - 39 pers. noche
aprox

Ca n'Oliver

Pontós
Integro o habitaciones
2 - 56 personas
5 dormitorios
56 camas
18 
pers. noche
aprox

Camping Vall de Ribes

Ribes de Freser
Alquiler íntegro
1 - 48 personas
6 dormitorios
13 camas
15 
pers. noche
aprox

Finca La Coromina

Falgars d'en Bas
Alquiler íntegro
2 - 46 personas
21 dormitorios
31 camas
22 
pers. noche
aprox

La Coromina es una finca de montaña muy extensa de 170 ha en donde hay 4 casas totalmente independientes: Cal Masover (p...

La Rovirota

Riudaura
Alquiler íntegro
2 - 42 personas
12 dormitorios
36 camas
30 
pers. noche
aprox

Ideal niños. Casas de 2, 4, 6. Piscina climatizada, parque infantil, barbacoas, jardines. Riudaura es un pueblecito ent...

1 - 20 de 685 alojamientos rurales

Qué hacer en una escapada rural por Girona

Girona es una ciudad de origen romano de más de 2000 años y eso se nota mucho cuando la estás recorriendo. Girona ha vivido invasiones de todo tipo, asedios, guerras y hambrunas. Todo esto deja marca en la ciudad y se siente. Pero Girona, además, también es una espectacular provincia llena de rincones para explorar entre el mar, la montaña y pueblos llenos de encanto.

En verano, no puedes dejar de gozar de las playas de agua cristalina y las calas secretas que te ofrece la Costa Brava. Los mejores meses para descubrirla son mayo, junio y septiembre. Gozarás de buena temperatura sin el agobio de las muchedumbres de los meses fuertes del verano.

La Garrotxa, magia entre hayas y volcanes

Situado en la comarca de la Garrotxa, a apenas 30 kilómetros de Girona ciudad, se encuentra Besalú. Está catalogada como conjunto histórico-artístico nacional y sus calles están llenas de testimonios de una época en que la comunidad judía y la cristiana convivían en armonía. Uno de sus encantos es su espectacular e imponente puente medieval. Pero no te hacemos más spoilers y dejamos que lo descubras con tus propios ojos.

En la comarca de la Garrotxa también encontrarás una fantástica colección de tesoros naturales, entre los que vale la pena destacar el Parque Natural de la Zona Volcánica. Las tonalidades de su paisaje cambian de una temporada a otra pero siempre mantienen el encanto de los bosques salvajes de los cuentos de hadas. Aparte de la espectacular Fageda d’en Jordà, merece una visita la preciosa capital de comarca: Olot.

Olot es una ciudad dinámica, vital y muy rica en cuanto a patrimonio cultural. Muy cerca de la ciudad también encontrarás otras localidades llenas encanto como Castellfollit de la Roca o Santa Pau. Una escapada rural en olot se podría resumir perfectamente en dos palabras: naturaleza y gastronomía.

Así pues, Olot es un enclave ideal para los amantes del senderismo y, sobre todo, la buena comida. Si eres carnívoro no puedes perderte el jabalí, el cerdo con castañas o el nabo con trufa y patatas.

El Ripollès, un trozo de pirineo con mucho carácter

Pero la provincia de Girona no sería lo mismo sin la comarca del Ripollès, donde gastronomía, naturaleza y cultura se funden para formar un territorio rural lleno de posibilidades. En su capital, Ripoll, podrás gozar de la atmósfera medieval. Además, no puedes perderte su selecta gastronomía.

Te recomendamos especialmente que pruebes sus deliciosas setas, los embutidos de cerdo de la zona y los quesos. Puede que regreses con un par de kilos más, ¡pero la sonrisa que te sacarán sus sabores no te la va a quitar nadie!

Además, en esta comarca podrás gozar de la Vall de Núria, una estación de esquí muy singular que destaca por su belleza y el atractivo especial de su tren cremallera, el cual abrocha a los visitantes a través de las montañas del Pirineo hasta el valle. Este funicular-cremallera salva una altura de más de 1.000 metros, con lo cual, el paisaje y las fotos que sacarás serán increíbles.

Y si la Vall de Núria te parece interesante, ¡el Valle de Camprodón te encantará! El elemento más famoso del pueblo de Camprodón es el Pont Nou, que se alza sobre el río Ter. Esta estampa, rodeada de casitas de piedra y bosques, es la más típica de la ciudad. La localidad también es típica por sus callejuelas de piedra con casas con tejados de pizarra, las flores en los balconcitos y por sus rutas de senderismo.

Además, Camprodón también es archiconocida por la fábrica de galletas Birba. Las encontraréis en todas las tiendas y os recomendamos llevaros una cajita de metal, seguro que os alegrará las tardes aburridas en la oficina y después te queda un hermoso envase metálico con la postal del Pont Nou de souvenir.

Montañas, estanques de leyenda y historias muy locas

En Catalunya hay un lugar lleno de magia que, nadas más llegar, recuerda a los impresionantes valles de Suiza, rodeados de vacas haciendo sonar sus campanas, montañas verdes y prados infinitos. En efecto, hablamos de La Cerdanya. Con un pie en España y otro en Francia, La Cerdaña es un territorio muy singular, con una personalidad fuerte, salpicado de pequeños pueblos con encanto e infinidad de actividades.

En invierno, nada como gozar de excursiones con raquetas por la nieve, de expediciones con trineos o jornadas de esquí sabiendo que, cuando se vaya el sol, te espera una acogedora habitación bien calentita en alguno de los múltiples alojamientos rurales de La Cerdanya.

La capital de La Cerdanya, Puigcerdà, es una localidad estratégicamente ubicada entre paisajes de ensueño. Recomendamos especialmente dar un paseo por el lago, en verano lleno de patos y cisnes muy activos y en invierno completamente helado. Aunque si eres de los más frioleros, siempre puedes refugiarte en alguna de las numerosas tiendas de su extensa zona comercial o aprovechar para tomarte alguna bebida caliente en su mercado popular, abierto los domingos por la mañana.

Otro de los pueblos imprescindibles de la provincia de Girona es Banyoles. Esta ciudad es la capital del Pla de l’Estany y su principal atractivo es un enorme lago. Su lago es el más grande de Catalunya y fue subsede oficial de los Juegos Olímpicos de 1992, en la modalidad de remo y sede oficial del Campeonato Mundial de Remo en 2004.

Su vieja leyenda cuenta que en el lago se escondía un dragón que, cuando se cansaba de comer jabalíes, se acercaba al pueblo y mataba a personas. La versión más extendida de la historia cuenta que ahora duerme al fondo del lago, tras ser amansado por un monje. Sin embargo, algunos curiosos afirman que, algunas noches de luna llena puede verse como se asoma entre las aguas calmadas. ¿Te atreves a comprobarlo?

Sea como sea, lo que sí te recomendamos es que hagas la vuelta entera al lago; se trata de un paseo llano muy relajante en un entorno rural incomparable, entre árboles, cañas y patos salvajes.

El último salto de la Costa Brava antes de entrar a Francia es el Alt Empordà. Esta zona ofrece increíbles propuestas para todos los gustos: desde tirarte en paracaídas hasta pasear por un místico claustro de un monasterio del medievo. En verano, no puedes perderte sus playas espléndidas, sus alucinantes restaurantes de Estrella Michelín o el onírico universo creativo del artista Salvador Dalí. Y, por si eso fuera poco, también tiene castillos, pueblitos con encanto e infinidad de pequeñas bodegas donde brindar por las improvisadas escapadas rurales a este lado del Mediterráneo.