Casas rurales en Zamora

Precio medio aprox.
Tipo de alquiler
Características
  • Otras características
  • Seleccionadas otras 0
    características Modificar
    Seleccionada otra característica Modificar
Buscar alojamientos

202 Casas rurales en Zamora

Ver en un mapa
Más caros primero

El Caseron

Linarejos
Por habitaciones
1 - 16 personas
7 dormitorios
9 camas
58 
pers. noche
aprox

Hotel Rural & Restaurante Los Arribes

Moralina
Por habitaciones
1 - 40 personas
20 dormitorios
8 camas
57 
pers. noche
aprox

Posada Real la Cartería

Puebla de Sanabria
Por habitaciones
2 - 16 personas
8 dormitorios
13 camas
50 
pers. noche
aprox

Posada Real La Pascasia

Puebla de Sanabria
Por habitaciones
1 - 14 personas
7 dormitorios
6 camas
48 
pers. noche
aprox

Hotel Rural Teso la Encina

Villamor de los Escuderos
Por habitaciones
1 - 19 personas
10 dormitorios
20 camas
47 
pers. noche
aprox

Hotel Rural Tierra de Lobos

Puebla de Sanabria
Por habitaciones
2 - 22 personas
15 dormitorios
17 camas
46 
pers. noche
aprox

Casa Maribona

El Puente
Por habitaciones
2 - 32 personas
16 dormitorios
16 camas
46 
pers. noche
aprox

Hotel Meleiros

Castro de Sanabria
Por habitaciones
54 - 92 personas
46 dormitorios
6 camas
44 
pers. noche
aprox

Posada Real Los Condestables

Villalpando
Por habitaciones
2 - 20 personas
10 dormitorios
18 camas
42 
pers. noche
aprox

La Morada del Lagar

Rabanales
Alquiler íntegro
6 personas
3 dormitorios
5 camas
41 
pers. noche
aprox

La Huerta El Tordo

Manganeses de la Lampreana
Alquiler íntegro
10 - 12 personas
11 dormitorios
12 camas
40 
pers. noche
aprox

Posada Real de las Misas

Puebla de Sanabria
Integro o habitaciones
1 - 32 personas
14 dormitorios
más de40 pers. noche
aprox

La Hoja de Roble

Puebla de Sanabria
Por habitaciones
1 - 17 personas
8 dormitorios
10 camas
39 
pers. noche
aprox

El Sendero del Agua

Trefacio
Por habitaciones
18 - 21 personas
9 dormitorios
20 camas
38 
pers. noche
aprox

Molino de Montaña

Castellanos
Alquiler íntegro
7 - 9 personas
7 camas
38 
pers. noche
aprox

Posada Real La Mula de los Arribes

Villardiegua de la Ribera
Por habitaciones
2 - 18 personas
8 dormitorios
17 camas
38 
pers. noche
aprox

Casa de Ignacio

Vecilla de la Polvorosa
Alquiler íntegro
10 personas
5 dormitorios
6 camas
37 
pers. noche
aprox

Casa de Ignacio es estupenda y acogedora. Tiene piscina climatizada (cubierta en invierno ) ,en verano se puede tener ab...

El Tejar De Miro Hotel Rural Temático

Ceadea
Por habitaciones
1 - 12 personas
5 dormitorios
8 camas
37 
pers. noche
aprox

El Tejar de Miro un alojamiento rural diferente,situados en el corazón de “Reserva de La Biosfera Meseta Ibérica”, don...

Casa Vega de Esla

Villaveza del Agua
Alquiler íntegro
4 - 9 personas
4 dormitorios
9 camas
37 
pers. noche
aprox

Ven a disfrutar de esta preciosa casa de arquitectura tradicional de adobe totalmente reformada en 2006 y dotada de clim...

Casa Rural Leocadia y Casa Clemente

Tudera
Alquiler íntegro
2 - 7 personas
1 dormitorio
5 camas
36 
pers. noche
aprox

Casa Rural Leocadia Se encuentra en el corazón de los arribes del duero. La casa dispone de garaje propio, patio par...

1 - 20 de 202 alojamientos rurales

Qué hacer durante una escapada rural en Zamora

Situada en la encrucijada de caminos de la vía de la Plata, la provincia de Zamora cuenta con un rico patrimonio románico, lagos de la época glaciar y viñedos donde se cultiva el vino de Denominación de Origen de la región. Una combinación ideal para disfrutar del turismo rural con una gran oferta de actividades.

La capital, ubicada junto al río Duero, es una urbe de pequeñas dimensiones pero con siglos de historia. Sus antiguas murallas son testigos de su pasado medieval, por donde pasaron personajes como el Cid Campeador, y de conservar una de las arquitecturas románicas más ricas de España.

Hoy, en el centro de Zamora conviven las antiguas casas nobiliarias, edificios modernistas y monumentos como la catedral, el castillo, el palacio de los Momos, el museo Etnográfico de Castilla y León y el Centro de Interpretación de las ciudades medievales.

Lago de Sanabria

En la frontera con Galicia y Portugal se ubica Sanabria, la comarca donde se encuentra el Parque Natural del Lago de Sanabria: el mayor lago natural de la Península ibérica y uno de los mayores de Europa.

Su patrimonio natural cuenta con más de 1.500 especies vegetales, donde predomina el bosque de robledos; y 142 especies de aves. Su lago principal, el que da nombre al parque, es de origen glaciar y las pequeñas lagunas que lo rodean están repletas de playas de arena y piedras en las que está permitido el baño y la pesca de la trucha.

Algunas de las más conocidas son Custa Llago; Viquiella, la más grande del parque; Los arenales de Vigo, Los Enanos, El Pato y El Folgoso. En uno de sus laterales es donde se halla el antiguo balneario de Bouzas, donde aún siguen fluyendo aguas medicinales sulfurosas.

El Lago de Sanabria es uno de los principales reclamos del turismo rural en Zamora. La riqueza de su entorno y la belleza de su naturaleza enamoró en su día hasta a Miguel de Unamuno, quien se inspiró en él para escribir San Manuel Bueno, mártir.

Para dormir, la mayor parte de las casas rurales se ubican en algunos de los pequeños pueblos que salpican la zona. Desde Galende, que destaca por su arquitectura de montaña y por su antiguo molino, parten muchas de las rutas de senderismo que se adentrar en el parque.

Aquí se ubican el Puente de Sanabria, que toma su nombre de un viejo puente del siglo XVIII que cruza el río Tera en paralelo y es conocido por su mercado semanal, el mismo que antiguamente permitió la formación del pueblo; y Vigo de Sanabria, que se caracteriza por conservar la tradicional arquitectura sanabresa.

Un poco más al sur encontramos Puebla de Sanabria, una villa amurallada declarada Bien de Interés Cultural  donde destaca el castillo de los condes de Benavente, del siglo XV; y la iglesia de Nuestra Señora de Azoque, la patrona del pueblo.

Tierra de vino

Según una cita atribuida a Alfonso IX, el antiguo rey de León dijo: “Tengo un toro que me da vino y un león que me lo bebe”. Ese “toro” es la homónima villa – una de las más importantes de castilla y León -  conocida como el balcón del Duero.

Declarada de Interés Turístico y Conjunto Monumental Histórico-Artístico, Toro es uno de los mayores productores de vino de la región. Su calidad, de hecho, le ha sido merecedora de obtener la Denominación de Origen.

Un lugar tranquilo rico en historia que atrae al turismo rural gracias a su patrimonio como la Colegiata Santa María La Mayor, el Alcázar, el edificio más antiguo de la ciudad; el monasterio de Sancti Spiritus el Real; y el Museo del Vino de Pagos del Rey, donde se pueden degustar las mejores cosechas.

Otra de las localidades productoras de vino es Fermoselle, un pueblo típico zamorano cercado por los ríos Duero y Tormes, y rodeado de frutales, olivos, almendros y vid.

Declarado también Conjunto Histórico Artístico, Fermoselle es conocido por sus bodegas subterráneas que recorren las entrañas del pueblo y que están conectadas entre sí. Para conocerlas bastará con acercarse hasta la calle Montón de tierra.

El lugar también se caracteriza por contar con el castillo de Doña Urraca, así como más de seis miradores desde donde se obtienen las mejores vistas de los campos que rodean al pueblo.

Arqueología y naturaleza

La mayor parte de su riqueza arqueológica está repartida por la sierra de Carpurias, en los valles de Benavente: Vidriales y Vega del río Eria. Parte de los yacimientos que se pueden visitar datan desde el Neolítico y la Edad de Hierro, y van hasta el Imperio romano.

No muy lejos de Benavente, la segunda ciudad más conocida de Zamora popular por la iglesia románica de Santa María del Azoque y el hospital de la Piedad, está Villardeciervos, una zona ideal para relajarse y pasar unos días en una casa rural.

Localizado a los pies de la sierra de Culebra, el lugar ofrece frondosos bosques repletos de coníferas, robles y castaños rodeados de pantanos como Valparaíso, Agavanzal y Cernadilla. Aquí también se encuentra la playa de Villadeciervos con embarcadero y merenderos; la Peña del castro y el Caño grande, donde los locales aún van a recoger agua.

Una de las mejores épocas para visitar la naturaleza de Zamora es a finales de verano y principios de otoño porque es la berrea, momento en el que los ciervos comienzan su reproducción.