Hoteles rurales de Cantabria con jacuzzi

Tu escapada en un hotel rural con jacuzzi en Cantabria para disfrutar de una estancia burbujeante. En EscapadaRural contamos con una amplia oferta de hoteles rurales en Cantabria con jacuzzi.

Precio medio aprox.
Tipo de alquiler
Características
  • Otras características
  • Seleccionadas otras 0
    características Modificar
    Seleccionada otra característica Modificar
Buscar alojamientos

Hoteles rurales en Cantabria con jacuzzi (3)

Ver en un mapa
Más relevantes primero

La Casa del Puente

Regules
Por habitaciones
2 - 52 personas
17 dormitorios
33 camas
40 
pers. noche
aprox

... . doble La Primavera Suite con jacuzzi El Bosque Suite con jacuzzi El Mirador Jacuzzi de la Suite El Mirador Casa rural en Cantabria con SPA La Casa del Puente, Hotel rural con SPA, Suites con jacuzzi Soba...

Casona de Quintana

Soba
Por habitaciones
2 - 16 personas
8 dormitorios
16 camas
129 
pers. noche
aprox

... La Casona de Quintana es un hotel rural con unos bonitos espacios exteriores como el amplio jardín, el porche, la terraza o el patín. Además, dispone de espacios comunes como el acogedor salón, el...

Posada Tres Valles

Mirones
Por habitaciones
1 - 29 personas
10 dormitorios
19 camas
27 
pers. noche
aprox

... En el centro de Cantabría, surcado de rios, desde la montaña a la costa, encontramos el Hotel Rural Posada 3 Valles, con diez habitaciones, amplias y luminosas, todas tienen suelos de madera...

Los imprescindibles de una escapada rural en Cantabria

Podríamos decir que Cantabria es un pequeño diamante en el norte del país. Ofrece infinidad de posibilidades con playas de ensueño, paisajes verdes que no tiene nada que envidiar a los irlandeses y pueblos con mucho encanto.

¿Cómo moverse?

Sin duda, la mejor manera de moverse por Cantabria es en coche. El transporte privado te permitirá llegar a sitios más aislados (como por ejemplo al espectacular mirador de Cobalruyo), playas más alejadas o bosques apenas explorados. Sin embargo, si esta no es una posibilidad, también puedes optar por el transporte público. En ese caso, te recomendamos que explores la zona costera, mejor comunicada.

La reina de Cantabria: la bahía de Santander

La capital de Cantabria es Santander, especialmente recomendable por su preciosa bahía, el mayor estuario de la costa norte de España. Sus excelentes playas son algunos de los espacios más apreciados de la bahía, extendiéndose a través de 5 kilómetros de costa, los cuales se alternan con espacios verdes que luchan por asomarse al litoral.

Si quieres ver cuál es el auténtico espíritu cántabro, sin duda lo mejor es optar por la singularidad de un alojamiento rural y huir de los grandes hoteles masificados.

El pueblo de las tres mentiras

Otra de las visitas imprescindibles de Cantabria es Santillana del Mar, uno de los pueblos más bonitos de la región. Es conocido como el pueblo de las tres mentiras: ni es Santa, ni es llana, ni tiene mar. Dejando las curiosidades de lado, sus calles adoquinadas, balcones engalanados con flores durante todo el año y casonas montañesas, te enamorarán desde el primer paseo.

Pero lo que la hace un referente del turismo rural es una de las cuevas más importantes a nivel mundial: la Cueva de Altamira, a sólo 2 km. de Santillana del mar.

Tres imperdibles, entre bosques y acantilados

Cuando ladeéis la costa occidental de Cantabria es de obligada visita Comillas. Allí os esperará una grata sorpresa con su famoso Capricho de Gaudí; increíblemente visual y colorido.

Otro precioso lugar de paso obligado en la comunicación entre Asturias y Cantabria es San Vicente de la Barquera, una de las estampas más bellas de toda la Cornisa Cantábrica. Si vas en verano, tienes a tiro de piedra de San Vicente la Playa de Oyambre o la Playa de Merón, ideales para refrescarse. Si en cambio vas en invierno y tienes la suerte de pillar los Picos de Europa nevados, desde allí conseguirás imágenes increíbles.

Y, tras los paseos, baños y fotos, nada como una buena comida. La vocación marinera de esta parte de la Cornisa Cantábrica se aprecia en una cuidada gastronomía que gira en torno a pescados y mariscos y tiene su máxima expresión en el sorropotún o la marmita barquereña.

Ciudades de cine: donde tu cámara será un must

Si eres un fanático de los paisajes de Juego de Tronos, sin duda alguna te va a enamorar Castro Urdiales, una ciudad transmite épica por cada poro de sus rocas. Además tiene todos los elementos de una auténtica ciudad medieval: un imponente castillo, un puente de piedra milenario, una iglesia y, por supuesto, esta particular atmósfera de misticismo del medievo.Te recordará al Desembarco del Rey y, muy probablemente, agotarás la memoria de tu tarjeta sacándole fotos desde todos los ángulos.

Tras los exhaustivos paseos por la ciudad, la mejor guinda será una buena ración de pinchos y las típicas anchoas del cantábrico.

A los pies de los Picos de Europa nos encontramos con Potes, otro de los imprescindibles de Cantabria. Situado en la Comarca de Liébana, este pueblo ofrece muchas posibilidades; por ejemplo, visitar el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, subir al teleférico de Fuente Dé o hacer alguna ruta por el Parque Nacional de los Picos de Europa.

Para conocer el auténtico carácter cántabro

Los cántabros son un pueblo hospitalario y alegre. Con fuertes raíces celtas tienen una devoción especial por la comida,  la bebida y la música popular. Por eso es especialmente recomendable asistir en alguna de sus fiestas:

  • Una de las fiestas más populares de Potes es la fiesta del Orujo (10, 11 y 12 de noviembre), sin duda una de las más emblemáticas de Cantabria. Así pues, no puedes irte de la ciudad sin haber probado el orujo de la zona, ideal tras un delicioso cocido lebaniego
  • Tampoco puedes perderte Las Guerras Cántabras (último fin de semana de agosto) en el municipio de Los Corrales de Buelna. En esta fiesta se presentan los combates entre guerreros cántabros y legionarios romanos y recrean los campamentos de ambos bandos.
  • En Laredo, el último viernes de agosto, empieza la archiconocida Batalla de Flores. El color, la música, la alegría, y, sobretodo, las flores, son los iconos de esta gran fiesta.

Las mejores playas

Si eres un apasionado del surf, Cantabria también será tu destino estrella. Concretamente Suances, donde su conjunto de playas se agrupan en la Punta del Dichoso. De ahí, destacar la playa de Los Locos, ideal para los surferos.

Tampoco puedes perderte las playas de Noja. Para los surferos, es especialmente recomendada la playa del Rin; su orientación hacia el norte permite la formación de abundante oleaje.

Y, tras una agotadora jornada de surf, nada como descansar en alguna de las acogedoras casas rurales de la zona.

Para los amantes de la naturaleza en estado puro

Otro de los lugares en los que querrás volver es el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, ideal para ir en familia. ¿Lo mejor del parque? ¡Los animales están en libertad en un marco incomparable y rodeados de un paisaje increíble!

Un plan ideal para culminar con una buen cocido montañés tras observar a las fieras con tus propios ojos.

Tampoco puedes dejar de visitar Isla. Ubicada en una península entre dos rías y el mar Cantábrico, Isla se caracteriza por su diversidad de paisajes: amplias playas de arena dorada e impresionantes acantilados donde asoma una vegetación salvaje digna de cualquier escena de Jurassic Park. ¡Tu Instagram sacará humo!