La Canaleja

Alojamiento oficial 40/023/08
Segovia - Valle de San Pedro
6 - 10 personas - Alquiler íntegro
30 - 39 por persona/noche
(+34) 678 ... Ver teléfono

Ver disponibilidad y contactar

Capacidad del alojamiento

La capacidad del alojamiento permite de 6 a 10 personas

  • 1 Habitaciones dobles
  • 4 Habitaciones dobles de matrimonio
Más detalles sobre capacidad y precios

Características y servicios

  • Exterior: Terraza, Muebles de jardín, Jardín, Barbacoa.
  • Interior: Baño compartido, Lavadora, DVD o vídeo, Comedor, Televisión, Cocina, Sala de estar, Chimenea, Microondas, Calefacción, Lavavajillas.
  • Para discapacitados: Habitación adaptada para discapacitados.
  • Situación: Acceso asfaltado, En el casco urbano, Aislada.

Fotografías de La Canaleja

Lo que comenta el propietario

Casa La Canaleja se trata de una casa construida con estilo rústico, tradicional, en la que destaca la madera, el barro y la piedra, totalmente exterior con una gran situación, muy cómoda y confortable.

Cuenta con cinco habitaciones; tres dobles y dos de matrimonio (una de ellas dispone de baño adaptado para minusválidos). Cuatro cuartos de baño, un confortable salón con chimenea (hay leña), televisión y DVD; Cocina totalmente equipada con lavadora, lavavajillas y microondas.

Actividades

  • Actividades terrestres: Senderismo - trekking, Rutas a Caballo, Multiaventura, Bicicleta de montaña - BTT.

Lugares de interés

Recomendamos los siguientes lugares:

• Ruta de los Pueblos Serranos: Sotosalbos, Collado Hermoso, Pedraza de la Sierra, Sepúlveda, Las Hoces del Duratón, Riaza, Riofrío de Riaza, el Hayedo de la Pedrosa, El Santuario de la Virgen de Hontanares, Pradena, la Cueva de los Enebralejos, Navafría...

• La Vega del Duratón: Después de su recorrido por las Hoces y tras cruzar el pueblo de Burgomillodo, el Duratón sigue su curso tranquilamente por un bonito paisaje de bosques de ribera. Puedes apreciar la reposada belleza de este trayecto que pasa por Fuentidueña y Sacramenia y terminará desembocando en el Duero.

• La Villa de Pedraza, situada en el piedemonte segoviano, es un marco incomparable declarado Conjunto Monumental en 1951. Cada primer y segundo sábado de Julio, se celebran en Pedraza los Conciertos de las Velas. Organizados por la Fundación Villa de Pedraza, se trata de un espectáculo sublime en que se puede contemplar la belleza de Pedraza iluminada en su totalidad por la luz de miles de velas.

• Sepúlveda. Bonito conjunto monumental, muy bien conservado, con una excelente colección de iglesias románicas. La más interesante de todas es la del Salvador, que se alza en lo alto de la población y dicen que inició la difusión del románico en Castilla. Tampoco debes pasar por alto los templos de San Justo y Nuestra Señora de la Peña, éste último junto a unos cortados que caen a pico sobre el río Duratón y en el que eran despeñados los condenados a muerte durante la Edad Media.

• La Granja. Tampoco está de más dejarse caer por esta aristocrática villa, cercana a la capital segoviana y famosa por su fábrica de cristal, su palacio, sus jardines y sus fuentes barrocas, dedicadas a figuras de la mitología clásica. Es difícil verlas en funcionamiento, pero en los fríos inviernos de la zona se hielan por completo y se convierten en un espectáculo inolvidable. Si te gustan las emociones llevaderas, aprovecha para perderte en el laberinto de setos y si eres un apasionado de los árboles no olvides echar un vistazo a las gigantescas secuoyas que preceden al palacio.

• CUEVA DE LOS ENEBRALEJOS: En las inmediaciones de Prádena, en el subsuelo, merece una visita la cueva de los Enebralejos, con sus bellas formaciones de estalactitas y estalagmitas y un curioso río subterráneo.

• COLLADO HERMOSO: Desde Collado Hermoso, una pista de tierra sube hacia la montaña, donde se encuentran las ruinas del monasterio de Santa María de la Sierra. Entre las paredes, cubiertas de maleza, todavía se distinguen el rosetón de este monasterio benedictino levantado en el siglo XII. No te dejará indiferente, sobre todo si te acercas al caer la tarde cuando se contemplan unas increíbles puestas de sol.

• Turégano. Tampoco te dejará indiferente el casco viejo de esta población, en torno a una amplia plaza Mayor a la que se asoman soportales y vetustas fachadas. En lo alto, desde la distancia, asoma el perfil de su espectacular fortaleza, que en la Edad Media fue baluarte del poderoso obispo Arias Dávila, mucho más aficionado a las armas que a la oración.

Si pasas por Turégano en Semana Santa no te pierdas la procesión de la carrera, cuando las tallas son trasladadas en volandas hasta el castillo desde una iglesia cercana a la plaza.

• La Ermita de la Virgen de las Vegas: Cerca de Pedraza, junto a la carretera que conduce a La Velilla, se alza la ermita de Nuestra Señora de las Vegas, que esconde en realidad un enterramiento del siglo II y que, según parece, formó parte de una villa romana. Hace pocos años, en este lugar se descubrió una piscina como las que se utilizaban para los bautismos en los primeros tiempos del cristianismo.

• Cueva de los Siete Altares: Todo el recorrido del Duratón, en las paredes de las hoces, está bordeado por abundantes cuevas inaccesibles en las que se descubrieron numerosas muestras de pinturas rupestres. Muchas sirvieron más tarde como refugio de ermitaños y entre ellas destaca especialmente la cueva de los Siete Altares, próxima a Villar de Sobrepeña. En su interior hay un conjunto de altares tallados en la roca que parecen evocar los tiempos en que fue un lugar de culto durante la Edad Media.

• Sotosalvos. La iglesia románica de esta pequeña población está considerada, con razón, como una de las encantadoras de la provincia. Las tallas de sus capiteles son una versión medieval de la historia del hombre y en su interior se conserva una bonita colección de tallas y pinturas convertida en un pequeño museo del románico.

• Convento de la Hoz: Uno de los parajes más espectaculares del Duratón son las ruinas de este convento, a las que se llega desde el pueblo de Sebúlcor, por una pista de tierra sin señalizar (conviene que preguntes en el pueblo).

• La Iglesia de Revilla Orejana: Entre las localidades de El Arenal y Revilla, esta preciosa iglesia se mantiene como una de las más inéditas de la provincia.

• Fuentidueña: Una de las localidades más antiguas de Segovia es esta villa de origen celta que se alza junto al río Duratón. Para hacerte una idea de la solera del lugar, basta que te acerques a las estelas funerarias que hay junto a la iglesia románica de San Miguel. Esta iglesia tiene además un tesoro de capiteles con criaturas fantásticas, como arpías y sirenas de dos colas, y es el templo más antiguo que se conserva en Fuentidueña, después de que el de San Martín fuera adquirido por un potentado americano a finales de los años 50 y trasladado piedra a piedra a Estados Unidos.

• San Pedro de Gaíllos: Después de una reciente restauración, el templo de esta localidad ha recuperado su vistoso atrio, con una de las decoraciones más elegantes del románico. Junto a la iglesia quedan débiles recuerdos de algunas tumbas y en el pueblo todavía se respira la calma de los pueblos castellanos con olor a frío y a leña.

Otros alojamientos destacados

Contactar con La Canaleja

Mensaje ya enviado :) El propietario contactará contigo en breve.

¿Te gusta EscapadaRural?

Revisa los errores en rojo

Tu último e-mail de contacto:

 

Quiero volver a usar este texto