El 19 de marzo de 1889, el ingeniero de montes Ricardo Codorníu ascendía a pie el Morrón de Espuña, el pico más elevado de la sierra del mismo nombre. En su descenso comprobó la ausencia de árboles y vegetación en toda la zona debido a la tala masiva y se planteó un propósito: repoblar la sierra y ordenar sus recursos hídricos.

129 años después podemos afirmar que consiguió su propósito con creces y gracias a él hoy la Región de Murcia disfruta del Parque Regional de Sierra Espuña, un auténtico pulmón verde de aproximadamente 18.000 hectáreas donde los árboles y la roca caliza que forma curiosas formaciones kársticas son los protagonistas.

Gebas. Sierra Espuña

Gebas. Sierra Espuña. Por Sergio Gonzalez. Murcia Turística

A menos de 40 kilómetros del mar, se levanta este muro verde con cumbres que alcanzan los 1.500 metros. Un lugar que confunde al viajero por su semejanza en algunos parajes al mismísimo Pirineo. Al margen de su patrimonio natural y paisajístico, Sierra Espuña es un modelo de gestión colocado a la vanguardia del ecoturismo en España.

Se adhirió a la Carta Europea de Turismo Sostenible (CETS) en 2012, una rigurosa certificación que valida la apuesta del territorio por la sostenibilidad en todos sus aspectos: ambiental, territorial, cultural, histórico y socioeconómico. Una certificación en la que han trabajado duro los 6 municipios que colindan con el parque: Aledo, Alhama de Murcia, Librilla, Mula, Pliego y Totana.

El trabajo conjunto de la administración y empresas de la zona, adheridas a la Carta, se ha traducido en una excelente señalización y la conservación y mejora de senderos para conocer el Parque. También se puede hacer escalada, una vía ferrata, observar aves… y una oferta gastronómica basada en productos locales.

Ciclismo en Sierra Espuña

Sierra Espuña es un escenario ideal para el ciclismo de carretera pero también es un paraíso para la BTT. Con la intención de aprovechar toda esa potencialidad nació el proyecto Espubike, que ha diseñado una ruta circular en 4 tramos para recorrer todo el parque. Son 146 km de ruta y 4.300 metros de ascenso.

La ruta discurre principalmente por la periferia del parque para reducir el impacto sobre vegetación y fauna. Es para todos los niveles, con algún tramo de más dificultad siempre indicado. En la web del proyecto podéis descargar todas las rutas y descubrir otras nuevas que se salen del circuito oficial de 4 tramos.

Sierra Espuña

Sierra Espuña. Por Germán Sierra

Senderismo para todos los gustos

Los amantes de las caminatas tienen incontables aventuras pendientes en Sierra Espuña: una extensa y variada red de senderos para todos los niveles, con una excelente señalización. Todas las rutas y caminos trazados tienen un origen, en la mayoría de casos, se deben a los agricultores de la zona que durante siglos han ido trazando caminos para facilitar su actividad. Hoy gracias a ese trabajo ancestral podemos sumergirnos en todos los rincones del parque.

Tampoco hay que obviar que el intenso y arduo trabajo de reforestación también se tradujo en el trazado de múltiples caminos. Aún así, algunos lugares eran tan inaccesibles que en los trabajos de reforestación se pudieron usar trabucospara esparcir semillas en los lugares más remotos e inaccesibles.

Entre los innumerables senderos, uno de los más populares entre las familias es el de la Senda del Dinosaurio, que conecta el área recreativa de La Perdiz con la pista forestal del Barranco de Leyva y salva durante su itinerario un divertido y fotogénico puente colgante. Los más pequeños se divertirán buscando las huellas del dinosaurio. Aquellos senderistas con más forma física pueden plantearse el Sendero de Pedro López (zona de cumbres). En este enlace se pueden consultar los 11 sendereos de la Red del Parque, todos perfectamente señalizados y conservados. .

Escalada

El barranco de Leyva es uno de los lugares más fascinantes y fotogénicos del parque. Una profunda hondonada boscosa entre altas paredes verticales de piedra donde no es extraño encontrarse a grupos de escaladores. Un recorrido a pie por el valle siguiendo el Sendero del Valle del Leiva-Collado Mangueta PR-MU-57 en dirección norte nos conducirá al impresionante Collado Blanco, una de las zonas más pirenaicas del parque. Desde este Collado tenemos una vista 360º de gran parte del parque y, en días claros, del Mediterráneo.

Pozos de la nieve

Sierra Espuña

Pozo de nieve de Sierra Espuña. Por Germán Sierra

La auténtica inmersión en la vida ancestral del parque nos llegará visitando los pozos de nieve, unas estructuras, en algunos casos parcialmente restauradas, que son el testimonio de toda una industria: la del hielo, que floreció durante 3 siglos y medio. Antes de que llegara la luz los lugareños se abastecían de hielo gracias a estas construcciones. Llegaron a haber 26 funcionando a pleno rendimiento dando trabajo a cientos de personas. En la zona del Collado Mangueta se puede visitar un conjunto de pozos.

Paisaje lunar: los barrancos de Gebas

Gebas

Gebas. Por Germán Sierra

Si visitáis Sierra Espuña no podéis dejar de acudir un espacio muy especial que se encuentra en su periferia: hablamos de los Barrancos de Gebas. Se trata de un paisaje de bad lands o lunar que debe su aspecto a siglos de erosión provocada por el agua y el viento en una sucesión de barrancos sinuosos y cañones más profundos.

Es un paisaje engañoso porque alberga más vida de la que parece. Entre otras especies, por allí transitan el mochuelo, el abejaruco, el alcaraván o la urraca, el zorro, el tejón y el lagarto ocelado, además de mariposas y otros insectos. Uno de los lugares con la vista más privilegiada es el Mirador. En uno de sus extremos se encuentra en Embalse de Algeciras, de gran belleza pese a ser una obra humana.

Birdwatching

Para los amantes de la observación de aves, hay una empresa especializada que ofrece la posibilidad de fotografiar en dos hides diferentes. Uno, donde incluso los principiantes, podrán fotografíar multitud de especies. Otro para los que quieran inmortalizar al Águila Real y otras rapaces. Visitantes de toda Europa se dejan caer cada año para realizar esta actividad.

Para los amantes del vértigo

En el entorno del parque, si os gustan las alturas y sentiros como un pájaro, podéis practicar el parapente. Cerca de Alhama de Murcia hay una zona de despegue con vistas espectaculares del valle a sus pies. Diversas empresas usan esta plataforma.

También podemos disfrutar de las alturas con nuestro propio esfuerzo. En ese caso, podemos hacer alguna vía ferrata contratando, eso sí, a expertos de la zona, que nos enseñarán las vías y barrancos y nos proveerán de la seguridad que siempre se necesita en estas actividades.

Sierra Espuña

Sierra Espuña. Por Javier Rodríguez

Dónde informarse: Centro de Visitantes y Gestión Ricardo Codorníu

En el centro de visitantes y Gestión Ricardo Codorníu, en el corazón del parque y accesible en coche, encontraremos toda la información disponible sobre Sierra Espuña: mapas, rutas, listado de empresas…además de una agradable y pedagógica exposición con audiovisual en la que nos podemos sumergir en aspectos más detallados del parque: su historia, flora y fauna. Es, además, una visita que hará las delicias de los más pequeños porque se mira, pero también se toca…

Casas rurales en Sierra Espuña

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios