Casas rural de Pedro Chicote en Cuenca

Casas rural de Pedro Chicote en Cuenca

Hay piscinas para darse un chapuzón y luego están las infinity pool que se han diseñado para el remojón contemplativo. Las piscinas infinity son aquellas cuyo diseño crea el efecto de que el pensamiento se prolonga hasta el horizonte que tienes delante.

Las hay de todo tipo. Impresionan, por ejemplo, aquellas piscinas urbanas que sobresalen de un edificio de 50 plantas. Y también, cómo no, hay infinity pool en casas rurales que impresionan. La pregunta habitual al verlas es: ¿por qué no estaré yo allí (y ahora)?

1. Casa rural Areal (Lugo)

Casa rural Areal

Casa rural Areal

La casa rural El Areal está a 5 min de la playa, en Lugo, pero es probable que prefieras quedarte en su piscina infinity. Es de agua salada y se instala en el recinto de una casa solariega que por tener, tiene hasta pista de pádel. En pleno Valle del Landro, entre río, costa y montaña, la finca ocupa 2 hectáreas de extensión.

2. Alojamiento rural Sa Mola (Mallorca)

Casa rural Sa Mola

Casa rural Sa Mola

“Oh, Mallorca”, piensa uno, y le viene a la cabeza la visita a un paraíso que no deja de aplazar. Pero su imaginación no alcanzará a visualizar la piscina infinity de la casa rural Sa Mola (¿o sí?). Lo que veis no es todo lo que vale: el interior dispone de todo lo necesario (y más) para los viajeros y falta el infinito, al que desde aquí le precede un pinar, la línea de costa y después, por fin, el horizonte.

3. Los Castillarejos (Córdoba)

Los Castillarejos Apartamentos Rurales

Los Castillarejos Apartamentos Rurales

En Córdoba, dominando los olivares, uno puede darse un chapuzón infinity en los apartamentos rurales Los Castillarejos. La campiña de Córdoba, las sierras de Jaén y las Subbéticas, dominadas desde la piscina. Y así. El alojamiento debe su nombre a un antiquísimo recinto íbero fortificado, cuyos restos arqueológicos se encuentran a escasos metros.

4. Antigua Casa de Pedro Chicote (Cuenca)

Casas rural de Pedro Chicote en Cuenca

Casas rural de Pedro Chicote en Cuenca

Más allá de las famosas Casas Colgadas se extiende un paisaje y unas gentes de impresión. Como los propietarios de la Antigua Casa de Pedro Chicote, dos personas creativas que han pensado, sin que tú lo sepas, en tu comodidad y deleite. Ofrecen tres casas rurales del s. XVI, restauradas, y espacios como el de su piscina infinity. La imagen lo dice todo, ¿verdad? No todo, es verdad, ¿quién habrá sido Pedro Chicote?

5. Cortijo de la Luna (Granada)

Cortijo de la Luna

Cortijo de la Luna, en Granada.

Dominando el término de Almuñécar, en Granada, se dispone la piscina del Cortijo de la Luna. Es un alojamiento romántico, en lo alto de una loma, del que los propietarios dicen que “se podría tocar la luna y también el Sol solo si te lo propusieras”. Ojo. Hasta aquí suben las fragancias de los jazmines y las damas de la noche. Para quien sea más práctico que romántico le recomendamos la visita al Parque Natural de Sierra Nevada o el pueblo blanco de Frigiliana o las playas de Nerja. Pero vamos, teniendo una infinity pool

6. Finca Agroturismo S’Olivar (Mallorca)

Finca Agroturismo S´Olivar

Finca Agroturismo S´Olivar, en Mallorca.

De nuevo en Mallorca, en una antigua finca agrícola de 60.000 m2, en Estellencs, al Sur de la Serra de Tramuntana. La Finca S’Olivar se dispone en un valle con vistas al Mediterráneo y a los pies de uno de los picos más simbólicos de la isla después del Puig Major: el Puig de Galatzó. Entre olivos centenarios, los olores de los frutales y los aires marítimos, dos casas rurales y dos ermitas (sí, ermitas) prometen descanso y muchos pensamientos tranquilos contemplando el horizonte.

Más casas rurales con infinity pool

Un Comentario publicado

  1. Pilar
    Publicado 20 agosto 2019 en 2:05

    Me gustaría la casa rural de Lugo para 2 personas ir a descansar

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios