Faro de Favaritx

Por Pilar Andreu

Las aves forman parte del paisaje de las Islas Baleares. ¿Hay algo más bello que un atardecer con la silueta de varios flamencos en el Parque Natural de Ses Salines? Las Islas Baleares, además de por sus playas y el entorno natural, ahora también es uno de los destinos ornitológicos más apreciados de Europa. Para este viaje bastarán unos prismáticos, una guía de aves y un cuaderno. Opcionalmente, una cámara con un buen objetivo.

El archipiélago balear es uno de los destinos preferidos de los observadores de aves gracias a una combinación difícil de superar: paisajes diversos con bosques de acebuches, humedales, playas con dunas y un total de 376 tipos diferentes de aves. De hecho, en Islas Baleares se encuentra la mayor población española de águilas pescadoras y de halcones Eleonores, además de las únicas poblaciones mundiales de pardela balear. ¡Todo un tesoro para el turismo más sostenible!

Cada una de las islas cuenta con emplazamientos especiales donde poder observar aves, aquí os mostramos algunos de los más importantes.

1. Parque Natural Serra de Tramuntana, Mallorca

Banyalbufar, isla de Mallorca

Por Circumnavigation

En junio de 2011, el paisaje cultural de la Sierra de Tramuntana fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Sin duda, es uno de los entornos más emblemáticos de las Islas Baleares y entre los bellísimos pueblos como Valldemossa o Deià, hay diferentes zonas de avistamiento de aves.

La sierra es rica en especies endémicas. Al tratarse de una de las zonas más aisladas de la isla, está poco afectada por la actividad humana. Aquí han sobrevivido especies amenazadas en otras partes de Mallorca, como el águila pescadora o el buitre negro. Para descubrir la sierra lo mejor es adentrarse caminando. Podemos decidirnos por alguno de los muchos caminos, a menudo vinculados al sendero de Gran Recorrido GR-221. A lo largo de nuestra ruta, encontraremos refugios donde pernoctar, áreas recreativas y centros de interpretación con todo tipo de información. Uno de ellos es el Centre Cultural Costa Nord, en Valldemossa, que cuenta con información sobre el enclave natural y una de las figuras más relacionadas con él: el Archiduque Luis Salvador de Austria.

2. Parque Natural S’Albufera, Mallorca

S’Albufera de Mallorca

Por Dudlajzov

En la isla de Mallorca, en concreto en la zona de la bahía de Alcúdia, encontramos los humedales más extensos de las Islas Baleares. Son un total de 1.650 hectáreas que lo convierten en uno de los mejores lugares para el avistamiento de aves en el archipiélago. Con unos buenos prismáticos y una guía no nos resultará complicado ver especies como el avetorillo, la cigüeñuela o el carricerín y, en invierno, patos y garzas.

S’Albufera de Mallorca fue declarada parque natural el 28 de enero de 1988. Además, está considerada como Zona de Especial Protección para las Aves y forma parte de la Red Natura 2000. El agua y la humedad del suelo facilitan el crecimiento continuo de la vegetación, convirtiéndose en el hábitat de un total de 303 especies de aves entre sedentarias y estivales. ¡Más de 10.000 aves invernan en s’Albufera! Así que te será fácil disfrutar con el avistamiento de ánades, garzas y grandes grupos de estorninos.

3. Parque Natural S’Albufera des Grau, Menorca

Fuente: Pilar Andreu

Este es el parque natural más importante de Menorca y uno de los lugares clave de la Reserva de la Biosfera menorquina. Comprende s’Albufera des Grau, la isla d’en Colom y el cabo de Favàritx, sumando más de 5.000 hectáreas. Dependiendo de la estación, se pueden observar diferentes especies de aves. Durante todo el año podremos disfrutar del vuelo del milano real, el águila pescadora y la garcilla bueyera, entre otras especies.

El Centro de Recepción Rodríguez Femenias es el mejor lugar para comenzar nuestra visita. Allí nos informan de tres rutas diferentes para recorrer el parque. Dos de ellas, con varios puntos de observación, atraparán la atención de aquellos viajeros amantes de la observación de las aves. Te guste o no contemplar el vuelo de las aves, no hay que abandonar el parque sin pasar por el faro de Favaritx, desde donde nos espera la vista de espectaculares acantilados.

4. Parque Natural de Ses Salines, Ibiza y Formentera

Parque natural de ses Salines (Ibiza y Formentera)

Por Jorge Sierra

Con la puesta del sol, el cielo del Parque Natural de Ses Salines parece una acuarela en la que dominan los tonos rojizos y violetas. A lo lejos, las siluetas de los flamencos se van recortando. Si sus estanques salineros se explotan desde el 600 a. C., hoy en día el paraje es uno de los más bellos para ver aves. El Parque Natural de Ses Salines ocupa un territorio en común entre Ibiza y Formentera. Por dimensiones es uno de los parques naturales más extensos de España, el hábitat de más de 200 especies de aves, entre las que destacan los flamencos, que llegan entre agosto y octubre, y se quedan hasta bien entrado el invierno.

Casas rurales en Baleares

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios