Pazo da trave

Un pazo es una casa señorial gallega, tradicional, de campo, que fueron esenciales como centros de poder durante los siglos XVII a XIX en Galicia. Eran, pues, la administración local en un sistema feudal. “Pazo” deriva del latín palatium (palacio).

Una vez su hubo pacificado la mayor parte del territorio gallego, muchos pazos se convirtieron en palacios, más que en fortalezas defensivas, para sus señores. Fueron tan importantes, que incluso algunos dieron nombre a la localidad (Pazos de Borbén, Pazos de Monte, Pazos de Borela, Pazos de Reis).

Dormir hoy en un pazo es penetrar en su historia y habitar las dependencias de los hidalgos de un tiempo que no volverá. Rodeados de naturaleza, uno llega como nuevo tras una escapada de “pazoterapia”.

1. Pazo Carrasqueira

Pazo Carrasqueira

Pazo Carrasqueira

El Pazo Carrasqueira emerge en pleno corazón del Valle de Salnés (Ribadumia, Pontevedra) desde el siglo XVII. Muros gruesos para el centro de la vida social y administrativa en las Rías Baixas hace más de dos siglos.

Pocos imaginarían que el Pazo Carrasqueira tuviera hoy internet, 9 habitaciones dobles con calefacción, hilo musical o un jardín con piscina y solárium.

Más fotos del Pazo Carrasqueira

2. Pazo da Trave

Pazo da trave

Pazo da trave

Cuando se levantó el edificio del Pazo da Trave en Viveiro (Luego), las guerras señoriales no eran infrecuentes. En el siglo XV un pazo era más una fortaleza para defenderse que un lugar de retiro y descanso.

El Pazo da Trave se convirtió en un lugar de excepción, tal y como lo es hoy: a 5 min de la plaza, con piscina y 18 habitaciones, hórreo, palomar y hasta capilla. El Pazo, que está rodeado por un pequeño bosque acoge hoy tanto a parejas como a grandes grupos. Auténtico.

Más fotos del Pazo da Trave

3. Pazo de Esposende

Pazo de Esposende

Pazo de Esposende

El Pazo de Esposende no solo es magnífico sino que dirigió gran parte de la vida económica de una tierra vinícola histórica: la comarca del Ribeiro. Se construyó a orillas del río Avia a principios del siglo XVI, en Ribadavia (Ourense).

Hoy es un centro de placeres viajeros: descanso en sus dependencias, la gastronomía de la zona en su restaurante y una exquisita bodega con los vinos del Ribeiro.

Más fotos del Pazo de Esposende

4. Pazo dos Ulloa

Pazo dos ulloa

Pazo dos ulloa

También en Ribadavia, el Pazo dos Ulloa es quizás el más famoso porque Emilia Pardo Bazán inmortalizó la historia en su novela Los pazos de Ulloa, publicada en 1886 y que en 1985 se adaptó para televisión.

Se levantó en el siglo XV y aunque Pardo Bazán no cuenta la historia de este lugar en concreto, sí cuanto envolvía a la vida señorial en decadencia de los pazos de la zona a finales del siglo XIX.

Pardo Bazán podría descansar hoy en el Pazo dos Ulloa y en cualquiera de sus 5 habitaciones dobles para encontrar paz e inspiración.

Más fotos del Pazo dos Ulloa

5. Pazo da Cruz

Pazo da Cruz

Pazo da Cruz

El Pazo da Cruz tiene una larga vida de comodidades y modernidad a pesar de sus cuatro siglos de historia. Se construyó en Vilarmaior (A Coruña) como construcción de labores campesinas.

El viajero de hoy encontrará un ambiente de época, la tranquilidad que proporciano estar envuelto por la naturaleza y la renovada sensación de autenticidad con los productos naturales de su huerto ecológico.

Más fotos del Pazo da Cruz

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios