Magazine Naturaleza 5 de las mejores piscinas naturales de Salamanca

5 de las mejores piscinas naturales de Salamanca

80 Shares
mejores piscinas naturales de Salamanca
Piscinas naturales de Salamanca: Montemayor del Río. Por SylviePM

La provincia de Salamanca no solo puede presumir de tener una capital repleta de patrimonio histórico y haber tenido como vecinos a algunos de los personajes más ilustres del país. Sino que, además, alberga rincones naturales únicos como estas piscinas y pozas naturales perfectas para escaparse en verano a darse un chapuzón.

Aunque hay muchas más, aquí te mostramos cinco de las mejores piscinas naturales de Salamanca ahora que los termómetros no paran de subir de temperatura.

Piscina natural de Valero

Desde 1985, los vecinos de la localidad de Valero cuentan con una piscina natural para el disfrute veraniego. Se trata de El charco del pozo, una zona de baño rodeada de abundante vegetación y alimentada por el arroyo de Las Quilamas que tiene habilitados baños y vestuarios.

Además de ser de las más antiguas, es también una de las piscinas naturales de Salamanca más grandes.

Piscina natural de Villanueva del Conde

Las aguas frías y transparentes del arroyo de San Benito son las encargadas de llenar la piscina natural de la localidad de Villanueva del Conde. Su maravilloso y cuidado entorno, entre rocas de granito y vegetación, la convierten en una de las más bonitas.

Además, cuenta con un chiringuito donde elaboran carnes a la brasa y paellas, entre otras delicias gastronómicas, que lo convierten en un auténtico reclamo estival.

Piscina natural del estanque de la Palla de Garcibuey

Nos trasladamos a Garcibuey para sumergirnos en una de las piscinas naturales de Salamanca más peculiares. Y decimos peculiares porque en sus orígenes -se construyó en 1940- sirvió como depósito de riego para los campos agrícolas de alrededor.

Sin embargo, últimamente, este estanque se ha transformado en una agradable zona de baño de dos metros de profundidad que bebe las aguas del arroyo de La Palla, las cuales se renuevan constantemente. Entre los motivos que lo han convertido en una de las piscinas naturales más populares está el hecho de que cuenta con sombrillas, merenderos y hasta con un chiringuito donde saborear productos cocinados con materia prima de la zona.

Piscina natural de Montemayor del Río

En este particular listado no podía faltar la localidad de Montemayor del Río y su maravillosa piscina natural. Este pueblo salmantino, además de lucir un imponente castillo y un buen desfile de castaños, tiene la suerte de contar con el cauce fluvial del río Cuerpo del Hombre. Unas frías aguas provenientes directamente de la sierra de Béjar que permiten disfrutar de un refrescante baño estival.

Si bien cualquier zona es buena, el tramo que discurre bajo el antiguo puente de piedra medieval es especialmente idílico.

Piscina natural de Rebollosa

Si estás buscando algo más de intimidad entre las piscinas naturales de Salamanca, la de Rebollosa es tu lugar. Se halla prácticamente en el límite provincial con Cáceres y es una de las menos frecuentadas.

Entre sus grandes ventajas está el hecho de que es muy accesible y que cuenta con abundante sombra y hasta con una fuente de agua bien fresca. Su profundidad llega a alcanzar los 2 metros y se nutre del cauce del río Ladrillar. Unas aguas que, por cierto, también son las encargadas de alimentar las piscinas cacereñas de Las Mestas y Riomalo de Abajo.

El Pozo de los Humos, un salto de agua brutal

El río Uces se despeña con un estrépito colosal en una caída de 50 metros. Un vaporoso resultado da nombre al lugar, la joya del Parque Natural Arribes del Duero…

Read more

80 Shares

Artículos relacionados

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

Copy link
Powered by Social Snap