El pasado mes de Septiembre se celebró el primer laboratorio de ideas sobre el turismo rural a raíz de la oportunidad de poder concentrar a diez alcaldes de los pueblos finalistas a Capital del Turismo Rural en un mismo escenario. El encuentro convocado por EscapadaRural, facilitó en primer momento el intercambio de ideas y a la reflexión sobre tres temáticas planteadas:

  • Patrimonio cultural
  • Despoblación
  • Ecoturismo/ Sostenibilidad

Sobre la mesa se presentaron ideas, acciones y estrategias, combinadas con la problemática de potenciar, pero a la vez proteger y conservar, el patrimonio cultural en su entorno. El objetivo propuesto desde la Comisión Europea anima a todos los pueblos a dar a conocer su patrimonio, a la vez que advierte sobre la importancia de comprometerse con su protección. Por encima de todo, los municipios priorizan mantener un equilibrio adecuado entre la conservación del patrimonio y su rentabilidad.

De sobra sabemos que las Administraciones lo tienen presente, pero el Think Tank puso de manifiesto cómo las medidas que se toman al respecto no siempre se adaptan a las realidades locales y viceversa. Por todo ello, los recursos, las subvenciones y las voluntades deben unirse en base a objetivos estratégicos, donde se establezcan prioridades y se asuman niveles de protagonismo pactado, para que el beneficio sea común y de gran alcance.

En este terreno se llegó a la conclusión que las peticiones deben ir de abajo a arriba y que deben ser escuchadas, pero también deben responder a retos factibles y sostenibles. Asimismo, el papel de las entidades privadas es complejo, pero a menudo necesario para que la cultura sobreviva y sea rentable.

Respecto al debate centrado en la despoblación, que a lo largo del encuentro se fusionó con el de la sostenibilidad, se llegó a la conclusión de que en España tenemos núcleos rurales en peligro de extinción y, a la vez, somos uno de los primeros destinos turísticos a nivel mundial. Estas cifras demuestran que no nos hemos convertido en un paradigma de la distribución equilibrada de visitantes, puesto que en la mayoría de los casos la afluencia replica el modelo de la distribución desigual de la población, presentando también un reparto desigual del turismo en nuestro territorio.

Teniendo en cuenta esta situación, cobra fuerza el concepto de los territorios Inteligentes (Smart rural), acercando la calidad de vida de la ciudad a los entornos rurales, gracias a las nuevas tecnologías e Internet. Recientemente, el Gobierno ha aprobado el plan para proporcionar acceso de banda ancha (mínimo 30 Mbps) a los municipios de menos de 5.000 habitantes, teniendo que llegar al 90% de esa población antes de 2020.

Y por último, se habló sobre ecoturismo y la sostenibilidad, en el que se llegó a la conclusión que para que el turismo pueda seguir creciendo de una manera sostenible y aporte mayores beneficios a la sociedad es esencial que se opere de una manera responsable.

Además, en nuestro país se trata de uno de los motores más importantes para la economía, por lo que su ejemplo resulta fundamental para transmitir a las empresas que el desarrollo sostenible es una palanca de rentabilidad, donde se conjuga la prosperidad del entorno con la del negocio. Por tanto, si nos centramos en el caso del turismo rural esta vinculación entre entorno y negocio es aún mayor.

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios