Magazine Mundo rural «Rutas del vino, bodegas para conocer y recomendar»

«Rutas del vino, bodegas para conocer y recomendar»

Manel Colmenero Larriba, Rutas del Vino
Manel Colmenero, autor del libro.

Apasionado, emprendedor, creativo y con un largo currículo en el mundo del turismo en nuestro país. Manel Colmenero acaba de publicar su libro Rutas del vino, bodegas de españa para visitar y recomendar, en la editorial Planeta, y hemos querido saber más de la obra y de la trayectoria personal del autor.

La intención del libro, confiesa el autor, ha sido elaborar una guía, pedagógica, entretenida y amena, para leer bodega a bodega, por denominaciones de origen o por regiones turísticas o incluso de un tirón. En resumen, una obra para los «viajeros del vino» que pone en valor la riqueza de nuestro país.

Manel Colmenero
Fuente: ##http://www.el9nou.cat/fotos/not/29430.jpg##el9nou.cat##

1. ¿Quién es Manel…?

Un apasionado del mundo del turismo y un aficionado por el vino y la gastronomía, una persona que no ha perdido la ilusión por aprender, conocer y disfrutar. Un hombre que con 14 años descubrió el mundo del viaje y que no ha perdido ni un ápice por la mal llamada «intermediación turística».

Empresario turístico que junto con Eva Linares hemos creado las marcas OcioVital, FoodWineTours y el producto CasinoGourmet que nos han permitido crear un concepto innovador y otra forma de entender la agencia de viajes, nosotros ofrecemos a nuestros clientes tiempo de ocio creativo y utilizamos la gastronomía y toda los recursos que una agencia de viajes nos ofrece, desde el simple tour o escapada a la ideación de eventos enogastronómicos públicos o privados que permitan multiplicar el impacto de su inversión, team buildings, presentaciones, actividades en ferias, etc.

Intentamos aportar significado. Creo que lo conseguimos en la mayor parte de los casos. Siempre he defendido el valor que aportan los profesional en cualquier sector, por supuesto también en el mío. Aunque hoy parezca una profesión muy denostada y discutida por el mercado y para algunos incluso parezca inútil, yo soy de los que afirman que en el momento más preciado del año, el de nuestras vacaciones, contar con el asesoramiento de un profesional que optimice tu tiempo, incluso antes del viaje y que garantice tu satisfacción, es algo que no tiene precio. Aunque parezcan que son pocos los que lo valoren, estoy plenamente convencido de cada dia serán más los que lo aprecien.

Soy un amante del marketing y de la calidad por eso siempre me he orientado totalmente al cliente y en especial al servicio, conocer sus necesidades para mí siempre ha sido lo principal. Consciente de las debilidades del sector turístico enogastronómico y el rural en concreto y con el fin de contribuir a mejorar también he realizado una labor pedagógica y formativa en todos aquellos territorios que han precisado de mis servicios. Para mí es un placer despertar inquietudes y generar debate, por eso también soy un amante de la conversación y muchos me encuentran con cierta asiduidad en el mundo 2.0. Me gusta escribir, me relaja y me permite expresarme con libertad, la comunidad Gastronomicum 2.0 nació para eso, para compartir el conocimiento generando opinión y discusiones abiertas.

2. ¿Qué encontrarán los viajeros en el libro?

Pues un aperitivo de bodegas que por si mismas vale la pena visitar, un recurso que puede ser en sí mismo un destino, por eso las he envuelto con otros ítems (otras bodegas, fiestas populares, monumentos, restaurantes) que sean excusas perfectas para viajar a conocerlas.

Individualmente son, bajo mi modesto punto de vista, visitas imprescindibles para conocer nuestra riqueza y diversidad, pero en su conjunto, y, denominación de origen a denominación de origen, he pretendido crear un menú degustación, una elección de platos que permitan en su conjunto entender cada uno de sus territorios y en su conjunto un destino como es el nuestro que es el paraíso para cualquier viajero o turista.

Nuestra diversidad, accesibilidad y singularidad nos hace realmente únicos, bajo mi punto de vista imprescindibles. El criterio de selección ha sido el de un profesional del sector turístico que nunca ha querido defraudar a sus clientes, por eso he hecho que el peso del libro recayera sobre los destinos turísticos y enoturísticos más importantes de nuestro país.

La intención del mismo ha sido ser una guía sumamente pedagógica y entretenida, un libro que se puede leer bodega a bodega, por denominaciones de origen o por regiones turísticas o porque no de un tirón. No he querido que fuera nada indigesto. No es mi estilo.

Viñedos en La Rioja
Fuente: ##http://www.flickr.com/photos/shaury/3473462939/##Shaury Nash##

3. ¿Cómo nació la idea del libro?

Como muchas cosas en nuestras vidas, un poco por casualidad, en una reunión de amigos y profesionales del sector turístico que somos además unos apasionados del vino y la gastronomía.

Nos parecía que no había ninguna obra que estuviera pensada para los viajeros del vino, las que habíamos visto no nos gustaban y nos parecían excesivamente farragosas y descriptivas. La idea de crear un catálogo ameno, instructivo, pedagógico y para todos los públicos era algo que nos rondaba presentar a alguna editorial.

Finalmente ocurrió, una antigua compañera de TUI España me vino a vender libros y le acabé vendiendo la idea, nos propuso una reunión con la editorial Planeta y después de la misma acabamos con el encargo de tres libros que nos repartimos entre los tres en función de nuestras capacidades y conocimientos. Así nacieron los últimos libros de Alicia Estrada y de Lluís Tolosa.
«La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida», decía la canción de Pedro Navaja.

4. ¿Qué opinas del sector del turismo rural en España?

Que tiene un potencial tremendo, pero que debe estructurar su oferta para hacerla realmente atractiva al turista que nos viene o nos puede venir.

Se desarrolló como un ingreso más en muchos casos y no como un negocio en sí y me temo que eso ha sido un inconveniente para su desarrollo. Muchos fueron los que se acogieron a las subvenciones para mantener su patrimonio pero sin el convencimiento de que esas ayudas debían servir para crear una nueva oferta turística en nuestro país.

También lo comprendo, se les está pidiendo a muchas personas que han vivido en el sector primario que pasen al sector terciario, sin más. No es fácil de digerir, pero el potencial no es que sea grande: es enorme si sabemos orientarnos a lo que el viajero nos solicita, algo tan sencillo como que es que le queramos.

Tenemos que confiar en que finalmente quienes poseen el recurso lo conviertan en un producto turístico.

Haber viajado bastante por la geografía española dando cursos y conferencias me han convencido de la existencia de grandes empresarios en estos territorios, sabios que sabrán hacer de locomotora de sus destinos. Tal vez necesiten ayuda en la comercialización, pero para eso estamos las empresas como la nuestra y cómo no, el impulso de algunas administraciones que, aunque con recursos muy escasos, han observado que el cambio debe empezar por abajo, solo así conseguiremos cambiar el rumbo de las cosas.

5. ¿Cuál es el estado del turismo enológico en el país y qué puede aportar al sector turístico?

¡Para mi está claro! Son una alternativa muy orientada al turista del siglo XXI en un destino turístico maduro y que en muchos casos da muestras de estar sino obsoleto, dando muestras de cansancio.

Puede ofrecer las alternativas de ocio que los grandes centros turísticos precisan, a menos de una hora de distancia de los mismos tenemos en muchos caso una variedad paisajística y cultural sumamente atractiva, cargada de vitalidad y de nuevos aprendizajes.

Creo que somos muchos los que pensamos que está lejos de sus posibilidades, le pasa como al turismo rural aparentemente tiene los mismos síntomas, pero en este caso el turismo enológico aporta lo que muchos recursos o destinos carecen: están cargados de experiencias por vivir y de infinidad de posibilidades. Pero para empezar a andar es necesario que los que tienen los recursos quieran a los turistas.

Mi libro ha recogido algunas de las bodegas que sí estan preparadas para eso. Pocas son las que he publicado que no puedan ser visitables. Las que he escogido que no aceptan visita son las que tienen un valor enológico tal que se puede viajar hasta sus paisajes desde la mesa.

Si deseamos mantener la sostenibilidad turística del negocio turístico de nuestro país me parece esencial que el turismo gastronómico se desarrolle en todas su amplitud. Nos va mucho en ello. Nuestro posicionamiento en un mundo cada vez más voraz, más global y donde todo es cada día mas efímero e imprevisible.

Sé que lo que diré parecerá dramático, pero para mí es el ser o no ser. Es el momento de decidir qué queremos ser de mayores, debemos ser deterministas y decidir. Nos van muchas cosas en ello.

Se trata de tomar las riendas de nuestro futuro turístico de una vez por todas. Mi duda es_ ¿seremos lo suficientemente valientes o dejaremos que otros tomen las decisiones por nosotros?

Rutas del vino, de Manel Colmenero

6. Alguna anécdota durante la elaboración del libro…

A nivel personal, que se escribió en tan sólo 40 días. Mis amigos del autobús (trabajo a 65 kilometros de mi hogar) me dejaban el asiento trasero para que pudiera continuar escribiendo. Recuerdo 40 días de insomnio donde dormí apenas 4 horas diarias. Fue realmente duro. Nunca entenderé por qué tantas prisas, la verdad… pero había una fecha de entrega y se cumplió.

El otro drama fue conseguir fotos de algunas bodegas, la editora sufrió bastante. Una bodega se negó en redondo a enviarnos el material fotográfico, otra díaas antes quebró y los artículos que ya estaban escritos tuvimos que echarlos a la basura.

Y el último fue mi negativa a no aceptar el título que proponía la editorial quince días antes de que se diera el pistoletazo de salida. Javier, el director, no daba crédito a mi firmeza. De mi Guía por las Rutas de la vida y el vino al suyo de Las mejores bodegas de España había un trecho para mí insondable.

Finalmente llegamos al consenso. ¡No llegó el vino al río! No sé si es el mejor título, pero si es el que mas nos gustó a todos. Todos teníamos nuestra parte de razón. Si no, que los lectores decidan. Al fin y al cabo son los verdaderos jueces.

7. ¿Qué destinos recomiendas a los primerizos?

Como destino turístico cualquiera de las bodegas por el sinfín de historias, leyendas y aprendizajes que se pueden adquirir. Siempre he creído que todos los destinos enológicos aportan cosas nuevas y novedosas a los turistas, otra cosa es que no todos puedan disfrutar los vinos como se merecen los que los crean. Para eso hace falta viajar mucho y adentrarse sin miedo en ese líquido elemento que tantos duendes atesora.

Invito a cualquiera que visite cualquier bodega del libro, y eso que hay algunas de mucho nivel, seguro que no le decepcionan. Quizás los que sean muy expertos encuentren grandes vacíos en el libro, pero hemos de reconocer que muchas de los grandes bodegueros no desean distraer su atención con el turista y mantienen sus tesoros lejos de los ojos de los curiosos.

8. ¿Cuál es tu top 3 de rutas del vino en España?

Catalunya ofrece una diversidad tal que creo es un auténtico paraíso para cualquier persona que quiera aprender más. La Rioja es un destino donde el vino no es que esté presente, es que es el vino que corre por sus venas. Ribera del Duero es un pozo de sorpresas, Andalucia una catedral para muchos peregrinos del vinos, Levante o Baleares una joya para los vinos mediterráneos, Galicia un destino para vinos místicos como su camino, La Mancha o Madrid una estepa con viticultores aguerridos como Quijotes, Extremadura una región para Nuevos Descubridores, Canarias un paraíso para los que busquen vinos exóticos, Navarros y Vascos vinos con una tradición histórica.

Como decía Josep Pla «el vino es insperable de la vida», por eso el vino es un reflejo de sus paisaje y de sus paisanajes. Soy una persona leal pero en esto del enoturismo recomiendo la promiscuidad porque te enriquece como persona, ayuda a encontrarse con uno mismo y, cómo no, a entender y entenderse con los demás.

Lo siento pero no puedo escoger sólo 3. Como el vino, cada destino tiene su momento. Si el vino es vida y no se puede separar de ella, los viajes van ligados a los momentos vitales de cada viajero. De ahí que crea que es tan importante el asesoramiento y la intermediacion profesional.

9. ¿Qué esperas de esta publicación?

Que llegue al máximo numero de viajeros o de turistas. Mi mayor deseo es que la gente se aficione a practicar este turismo que se bebe a sorbos, aunque la vida sea de trago largo.

Y cómo no, que los bodegueros abran sus puertas, abran sus corazones a los consumidores, que para mí es lo más bonito que me ha pasado jamás, poder vivir la vida de otros y sus sueños viajando a través de sus obras. Los vinos encierran todo eso y mucho más.

Ojalá pudiéramos hacer llegar este mensaje en una botella. A buen seguro muchos viticultores no deberían dejar de trabajar esas tierras donde dibujan esos paisajes que tanto nos cautivan y emocionan.

El turismo es un gran motor, pero para que rinda al máximo de potencia necesita de gasolina.

Yo he puesto mi gota.

Más información | Rutas del vino. Bodegas de España para visitar y recomendar

Artículos relacionados

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

OK

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Al usar la web lo autorizas.

Copy link