Casas rurales en Las Palmas

Precio medio aprox.
Tipo de alquiler
Características
  • Otras características
  • Seleccionadas otras 0
    características Modificar
    Seleccionada otra característica Modificar
Buscar alojamientos

90 Casas rurales en Las Palmas

Ver en un mapa
Por habitaciones primero

Hotel Rural Era de la Corte

Antigua
Por habitaciones
3 - 22 personas
11 dormitorios
11 camas
45 
pers. noche
aprox

Hotel rural Casona de Yaiza

Yaiza
Por habitaciones
2 - 20 personas
10 dormitorios
10 camas
62 
pers. noche
aprox

Hotel Rural Restaurante Mahoh

La Oliva
Por habitaciones
1 - 30 personas
32 dormitorios
30 - 39 pers. noche
aprox

Viverde Hotel las Tirajanas

San Bartolomé de Tirajana
Por habitaciones
100 - 120 personas
50 dormitorios
6 camas
47 
pers. noche
aprox

Oasis Casa Vieja

La Oliva
Por habitaciones
10 personas
10 dormitorios
30 - 39 pers. noche
aprox

Las Calas

Vega de San Mateo
Por habitaciones
4 personas
8 dormitorios
9 camas
42 
pers. noche
aprox

Maipez Hotel Rural

Las Palmas
Por habitaciones
2 - 22 personas
11 camas
49 
pers. noche
aprox

La Aldea Suites Hotel

San Nicolás
Por habitaciones
1 - 80 personas
27 dormitorios
6 camas
37 
pers. noche
aprox

Casa El Morro

Uga
Por habitaciones
3 - 15 personas
10 dormitorios
23 camas
44 
pers. noche
aprox

Casa Rural Timanfaya

Yaiza
Por habitaciones
1 - 6 personas
3 camas
42 
pers. noche
aprox

Villa El Inti Lanzarote

Tinajo
Integro o habitaciones
1 - 12 personas
5 dormitorios
8 camas
59 
pers. noche
aprox

Finca las laderas

Las Laderas
Integro o habitaciones
2 - 17 personas
6 dormitorios
4 camas
25 
pers. noche
aprox

Casa rural Los Escobones

Montaña Alta
Integro o habitaciones
2 - 6 personas
2 dormitorios
4 camas
26 
pers. noche
aprox

Finca Doramas

Moya
Alquiler íntegro
2 - 10 personas
6 dormitorios
14 camas
35 
pers. noche
aprox

Finca Doramas: "Casa de labranza, enclavada en el Parque Rural de Doramas” Tipicas casas canarias totalmente independ...

Finca Naturacanaria

Moya
Alquiler íntegro
1 - 16 personas
11 dormitorios
13 camas
35 
pers. noche
aprox

Finca de 28.000m2 que posee un bosque de castaños.Compuesta por varias casitas típicas canarias legalmente establecidas,...

Finca Casa de la Virgen

Valleseco
Alquiler íntegro
1 - 11 personas
5 dormitorios
9 camas
25 
pers. noche
aprox

La Finca Casa de la Virgen se encuentra en el Barranco de la Virgen (Gran Canaria) de incalculable valor medioambiental ...

El Taro

La Oliva
Alquiler íntegro
2 - 11 personas
6 dormitorios
8 camas
32 
pers. noche
aprox

El Taro consta de 5 dormitorios uno de ellos con baño en su interior, terraza privada, ventilador y minibar y un dormito...

Casona del Olivar

Santa Lucía de Tirajana
Alquiler íntegro
2 - 12 personas
4 dormitorios
10 camas
52 
pers. noche
aprox

El Olivar es un conjunto de edificaciones de los que salen tres viviendas rurales con capacidad de 3 personas cada una. ...

Casa Cueva Mirador del Gallego

Santa María de Guía
Alquiler íntegro
1 - 6 personas
4 camas
16 
pers. noche
aprox

Casa Cueva Mirador del Gallego La Casa Cueva Mirador del Gallego está situada en la calle Lugar Diseminado del Gallego...

Casa Rural Ca' Chispita

Teror
Alquiler íntegro
2 - 6 personas
3 dormitorios
5 camas
19 
pers. noche
aprox

Casa Rural Ca' Chispita dispone de una capacidad para 6 personas, por no tener desniveles de importancia es perfecta par...

1 - 20 de 90 alojamientos rurales

Una estancia en Las Palmas

El ritmo de vida isleño siempre llama. Esas playas paradisíacas, solitarias o urbanas. De arena blanca o volcánica. Si te apetece conocer a su gente, con su carácter abierto, alegre y reposado; entonces no puedes perderte una escapada a las reservas de la biosfera de las islas de Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote. Todas ellas cuentan con conexiones aéreas o rutas marítimas desde la Península o entre sí, además de una amplia red de guaguas (autobuses) a tu servicio.  

¿Necesitas más motivos? 

  • Empápate de mar. En barco de vela, moto acuática, con un minicrucero, nadando, haciendo surf, windsurf (sobretodo en Pozo Izquierdo), submarinismo o enrolado en un catamarán que te lleve a pocas millas de la costa para saludar a los delfines.
  • Reconstruye el mundo aborigen a través de grabados, pinturas rupestres, cuevas habitacionales y funerarias en el Parque Arqueológico del Bentayga (Gran Canaria), por ejemplo.
  • Nombra plantas que no sabías que existían. Toda la flora de las Islas Canarias y la Macaronesia está representada en el Jardín Botánico Canario (Las Palmas ciudad).
  • Redescubre el cielo. Sus altos montes y oscuros cielos van a presentarte de nuevo la luz y los nombres de cada estrella. El Observatorio de Temisas (Gran Canaria) es una opción.

Gran Canaria

Estos son algunos destinos de este pequeño gran continente:

De Arucas a más allá del cielo

Algunos imperdibles de Arucas: su casco urbano, la Fábrica de Ron Arehucas, el mercadillo de los sábados, los jardines románticos de la Marquesa, retener en la mirada el norte de la isla desde lo más alto, explorar Piedras la Cantera y llevarse un recuerdo con su típica piedra azul.  

Desde la costa de Arucas una carretera te llevará al corazón de Gran Canaria, donde las cumbres de Tejeda quedan por encima de un mar de nubes. Aquí, más allá del cielo, encontrarás el Roque Nublo, símbolo de la isla, y el Roque Bentayga, un lugar sagrado para los aborígenes. Los 1.956 metros del Pico de las Nieves marcan el techo de la provincia de Las Palmas

Seguirás un poco en las nubes cuando visites el encantador pueblo de Tejeda. Aquí te quedará claro cuál es su producto estrella con sólo asistir a la Fiesta del Almendro en Flor (febrero) o probar dulces típicos como los mazapanes y el bienmesabe. 

El Parque Natural de Tamadaba

Su juego de macizos, barrancos y escarpes encandila. Como el pinar de Tamadaba, la zona de mayor valor natural de la isla y refugio de aves protegidas. La superficie de este parque alcanza tres municipios:

En Agaete place contemplar la curiosa forma del Dedo Dios o Roque Partido, inamovible entre las inquietas aguas del Atlántico, y ver un atardecer con la silueta del Teide asomando desde el horizonte de Tenerife. Su otro pulmón verde destacable es el jardín botánico del Huerto de las Flores, punto de encuentro de poetas canarios como Tomás Morales.

La Aldea de San Nicolás te mostrará la arquitectura popular canaria: casas de piedra, barro, cal y balcón. Incluye la localidad de Tasarte, acomodada en la cuenca de un barranco. Su playa de piedra te ofrecerá un paisaje sobrio, casi virgen. 

¿Qué puedes hacer en Artenara?

  • Avivar tu espíritu explorador en los yacimientos del Complejo Arqueológico de Acusa, las cuevas de Caballero y la cueva de los Candiles. 
  • Acudir a la ermita de la Virgen de la Cueva (construida en la roca). ¡Toda la isla adora su imagen!
  • Gozar las vistas del Parque Rural del Nublo.
  • Hacer nudismo en la playa de Punta Góngora o de las Arenas (se accede a pie). 
  • Llevarte uno de sus trabajos artesanales de cerámica o mantelería. 

De la caldera de Tirajana al faro de Maspalomas

Dentro de esta caldera se cuecen paisajes escarpados y agrícolas y los pueblos de San Bartolomé y Santa Lucía de Tirajana, con la Fortaleza de Ansite como gran reclamo: un edificio volcánico repleto de cuevas aborígenes. 

San Bartolomé es el municipio más extenso de la isla y el faro de Maspalomas ilumina todo su sur. Está bañado por las olas azules del mar y las amarillas de la Reserva Natural de las Dunas de Maspalomas. En la Charca, las aves se toman un respiro antes de migrar hacia África.

Dentro de estos dominios, Fataga se aposenta en un barranco conocido como “el valle de las mil palmeras”. De la localidad, destaca su arquitectura típica y la antigüedad de sus caseríos y haciendas.

Una fuerte aventura

Fuerteventura es perderse en el horizonte de las playas de arena blanca del Parque Natural de Jandía y adivinar la riqueza de la vida submarina bajo las aguas turquesas de la isla de Lobos, reconstruir sus orígenes volcánicos en los malpaíses y cubrir a pasos la montaña mágica de Tindaya

No te vayas sin experimentar una puesta de sol en Cotillo. Sin liberar tortugas en las playas de Cofete, tambalearte encima de las dunas de Corralejo, participar en la Romería Virgen de la Peña (Vega de Río Palmas, septiembre), ni sin probar el queso majorero. 

Rompiendo una lanza en su favor

Lanzarote, pegada a la costa africana y con un mar algo más reposado, vive en una eterna primavera. La llenan paisajes lunares, aguas y gentes transparentes, oasis de palmeras e infinidad de volcanes. Sólo tendrás que dar una vuelta por el Parque Nacional de Timanfaya para comprobarlo. 

Construye puentes en sus aguas del norte, salpicadas por islas e islotes como la Graciosa, y desplázate a lugares a los que solo les falta un marco: como la playa y los riscos de Famara. 

De las islas al paladar

La esencia de Las Palmas está en la cocina tradicional canaria, con platos como las papas arrugadas, los potajes de berros y jaramagos, el sancocho o el gofio escaldado. 

Por pueblos, harás pequeños hallazgos: potajes de habichuelas, calabaza, batata y pina en Arucas; una parrillada de buen pescado en Agaete; conejo al salmorejo, bollos de cuajada y tortillas de calabaza en Artenara. El resto, ¡descúbrelo por ti mismo!