¿Quieres eliminar "Llanes" de los lugares donde has estado? No se pueden eliminar valoraciones de rincones o destinos. No se puede quitar el "He estado" porque has publicado una Opinión sobre este lugar :)

El verde de los prados y el azul del Cantábrico son los colores dominantes en Llanes. Mira nuestra guía para pasar 48 h en el destino y aprovecharlo al máximo.

El concejo asturiano con mayor extensión de litoral es un universo de playas a cual más escénica. En ellas se encuentra una colección de arcos, bufones, puentes y acantilados acuchillados como para no parar de fotografiar. Además, un rico patrimonio monumental e histórico, una gastronomía que nunca decepciona y una interesante ruta con localizaciones de cine prometen suficientes planes como para no parar ni un minuto.

 

PRIMER DÍA

9 h Sendero costa

Llanes es de esencia marina. Y para comprenderlo, nada mejor que seguir la senda costera. Desde la villa de Llanes a Celorio, comienza en el Paseo San Pedro, sobre la playa del Sablón.

Se trata de poco más de 7 km sin excesiva dificultad, pero con unas vistas maravillosas. La senda avanza por fincas en las que pastan rebaños de vacas de la raza autóctona, entre acantilados y playas. 

En realidad, esta es la etapa más corta de la larga senda costera que arranca en Bustio y llega hasta la playa de Guadamía. Una serie de paisajes extraordinarios del que podemos tener una primera impresión con la etapa que va de Llanes hasta Celorio. La vuelta se puede hacer en tren (no más de 5 min con RENFE).

 

14:00 h El Bálamu

De vuelta a la villa de Llanes será momento de activar el sentido del sabor. 

En Asturias la gastronomía es un destino en sí mismo. En concreto, en la de Llanes tienen especial protagonismo los productos del mar. Y uno de los mejores lugares donde comprobarlo está encima de la Lonja (o Rula) de Llanes, donde se encuentra el Bálamu. 

Dada su ubicación, la calidad de pescados y mariscos está más que asegurada. Luego viene su elaboración, nada recargada, dándole importancia a la materia prima. La plancha es la especialidad. Basta mencionar algunas de las tapas y platillos para deleitarse: almejas, berberechos abiertos en la sartén, tacos de pixín… Además, el local tiene vistas privilegiadas al ir y venir del puerto. 

Teléfono de reserva: 985 41 36 06 (cierra los miércoles).

 

16:00 h La subasta de pescado

Y nada más salir de comer, aprovechemos para conocer la atmósfera de uno de los lugares más marineros de Llanes. La subasta de pescado en la Lonja es además de un espectáculo todo un acontecimiento cultural.

La mejor forma de conocer la vida y las artes de la pesca de bajura será junto a Mónica Balmori, guía oficial de turismo que hace visitas en directo a la subasta. Eso sí, sólo de lunes a viernes…

Si se visita Llanes el fin de semana, será mejor realizar cualquier otra de sus visitas guiadas, por ejemplo hay una perfecta para conocer la historia de los indianos que hicieron fortuna allende los mares.

 

18:00 h Los cubos de la memoria

Ya que seguimos en la zona del puerto y que se trata de guardar la memoria del mar, hay que aprovechar para encontrarse con una de las imágenes más representativas de Llanes. Sin duda, desde que se inauguró en 2001 ya se ha convertido en uno de los enclaves más fotografiados del concejo. 

El pintor vasco Agustín Ibarrola decoró los bloques de hormigón en la escollera del dique del puerto con alegres motivos y colores llamativos, como si fueran las piezas de un puzzle de un bebé gigante.

Cualquier hora es buena para ver esta obra, pero la luz del atardecer la reviste de una especie de misticismo para el recuerdo.

 

20:00 h Paseo monumental

Un buen plan para ir acabando el día es dar una paseo por las antiguas calles de Llanes. El centro histórico de Llanes, declarado Conjunto Histórico-Artístico, es espectacular. Antiguamente, la villa estaba defendida por una muralla de la que hoy queda una buena parte y por un fuerte ubicado entre el puerto y la playa del Sablón. 

Para ver la muralla, un buen punto de observación es desde el Mirador de San Pedro, en la Playa del Sablón. No hay que perderse tampoco los palacios medievales y palacetes indianos, especialmente el edificio del Casino o el El Torreón del S. XIII, que si bien fue concebido como torreón de defensa y más tarde usado como cárcel, actualmente alberga la Oficina de Turismo, adonde podemos acudir para que nos entreguen un plano con la ubicación de los principales monumentos. 

 

SEGUNDO DÍA

10:00 h una playa que desaparece (Gulpiyuri)

Es una playa, pero sin horizonte marino. Podría parecer un enigma, pero no: es 100% naturaleza y toda una belleza.

La pequeña playa de Gulpiyuri es producto de la composición caliza característica de la costa de Asturias. La erosión hizo que se derrumbara parte del acantilado, formando una hondonada de arena blanca por la que el mar Cantábrico llega de forma subterránea. 

Por su singularidad está catalogada como Monumento Nacional. El acceso es fácil a pie. Bien siguiendo un pequeño sendero desde Naves (12 minutos en coche), bien caminando desde la playa de San Antolín.

 

12:30 h Un cementerio ‘instagramer’

La parroquia de Nuestra Señora de los Dolores está entre los pueblos de Barro y Niembro. Se trata de uno de esos lugares de tremenda belleza escénica que concentra el concejo de Llanes.

Mejor verla con la pleamar (nivel más alto de la marea), desde la carretera que viene de Barru, cuando la crecida del mar la convierte en una isla. Esto hace que esté considerado como unos de los cementerios más bellos de España, y cinematográfico. La potencia del lugar no ha pasado desapercibida a los ojos de numeroso cineastas. Aquí se han rodado por ejemplo escenas de La señora o El abuelo.

 

14:00 h Gastronomía desenfadada

Aprovechando que estamos cerca de Celorio, y antes de volver a la villa de Llanes, se puede degustar lo mejorcito de la gastronomía del concejo pasando por El Tertulia.

Entre sus tapas más famosas: el crujiente de Pollo en dos salsas, las croquetas caseras de foie o los calamares. Los huevos rotos de gulas y gambas son antológicos. 

Teléfono para reservas: 984 56 90 31 (de lunes a domingo)

 

17:00 h Una tarde de cine

¿Quién no recuerda la fantasmal silueta del caserío de El Orfanato? ¿Y los acantilados que aparecen en El Abuelo? ¿O tal vez la romántica playa donde Hugh Grant y Elizabeth Hurley se enamoraron mientras rodaban Remando al Viento? Pues todos esos escenarios están en el concejo de Llanes.

El proyecto turístico y cultural que ha catalogado la gran cantidad de escenarios cinematográficos del concejo se llama “Llanes de cine”. En total más de una veintena de lugares donde se han rodado infinidad de películas, documentales, anuncios o video-clips. 

 

INFORMACIÓN PRÁCTICA

Ver más

Población:



Cómo llegar


Opiniones

  • 5
  • 4
  • 3
  • 2
  • 1
4,5
18 opiniones

Deja tu opinón

Qué dicen otros viajeros

Paco Santana Hidalgo

Opinión sólo con puntuación

Miguel Angel Casado Escudero

Opinión sólo con puntuación

Jesus

Opinión sólo con puntuación

Paula González

Opinión sólo con puntuación

Graciano Primo

Opinión sólo con puntuación

MÁS OPINIONES