Tener perro no debería ser un obstáculo para viajar. Ya hace algún tiempo que algunos hoteles aceptan mascotas en la habitación, pero el turismo rural ha abierto un amplio abanico de posibilidades para las vacaciones con mascota. No solo puedes escoger entre más de 5.000 alojamientos rurales que permiten animales, sino que además el entorno es el ideal para que nuestras mascotas nos acompañen en las actividades al aire libre.

Mi meta en la vida es llegar a ser tan maravilloso como mi perro cree que soy.
– Toby & Eileen Green

Si eres de los que no pueden separarse de su perro ya no te hace falta que te quedes en casa. ¿Qué mejor compañero de aventuras que aquél que te quiere incondicionalmente?

Aquí vienen algunos consejos para llevarte a tu cuadrúpedo amigo:

Prepara el viaje de tu mascota


1. Llevar la cartilla sanitaria y asegurarse de que lleva chip y está vacunado.

2. Elige el destino y comprueba que en los destinos que deseamos visitar permitan perros. Por ejemplo si vamos a la playa.

3. Más vale prevenir que curar. Poner nuestra información de contacto en su collar nos puede ahorrar sustos si se pierde.

Memorias de la carretera


4. ¡Ojo con la otitis! La fotos de perros sacando la cabeza por la ventana son muy divertidas, pero hay que evitar que lo haga ya que puede provocarle enfermedades como otitis o conjuntivitis.

5. Seguridad ante todo . Hay que llevarlo atado con una correa de seguridad en el asiento de atrás. Nunca en el maletero, porque además de provocarles claustrofobia, los gases del motor pueden ser mortales.

6. Parar para estirar las piernas y haga sus necesidades fuera del coche. Así os ahorráis un maloliente disgusto y de paso descansamos del viaje.

7. Nunca dejarlos solos y encerrados en el coche cuando hace calor, ya que fácilmente pueden sufrir un shock térmico.

Tu mascota como en casa

perro en casa rural

Fuente: Karen


8. Sacar a pasear al perro para que inspeccione el terreno y haga sus necesidades antes de entrar en el alojamiento.

9. Llevar de casa su mantita o colchón preferido para que se habitúe más fácilmente al cambio de ambiente. Un juguete también puede ayudar a calmarlo y que se sienta más cómodo.

10. Tratar de no dejarlo solo. Aunque sea un perro de buena conducta, no sabemos como puede reaccionar si lo dejamos solo en un lugar poco conocido para él. Así evitamos destrozos en el mobiliario. Si no hay más remedio, hay casas que ofrecen servicio guardería canina. La compañía de nuestra mascota debería ser un placer, no una carga.

¡Y recuerda! Si os lleváis a vuestro perro de excursión no debéis olvidar estas normas básicas:

infografia senderismo perros

Fuente: Escapada Rural

Un Comentario publicado

  1. m.angel fernandez
    Publicado 28 diciembre 2014 en 20:26

    bonitos comentario a tener en cuenta..

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios