Valles de Malerreka

Fuente: Tito Gorostiaga

Valles de Malerreka

Fuente: Tito Gorostiaga

Valles de Malerreka

Fuente: Tito Gorostiaga

Los Valles de Malerreka son un destino desconocido para los que buscan una naturaleza en alto estado de conservación y auténtica vida rural en Navarra.

En este artículo quisiera dotar a los valles tranquilos que conforman Malerreka (pendientes pronunciadas y ríos) de un nuevo significado y disfrutar de un turismo de naturaleza y verde, de integración vital, tanto en el medio como socialmente con las gentes que lo habitan.

Valles de Malerreka

Fuente: Tito Gorostiaga

Valles de Malerreka

Fuente: Tito Gorostiaga

Es muy fácil proponerlo, pero no tan fácil conseguirlo. No es lo mismo pasar que vivir las sensaciones y experiencias. No es lo mismo visitar los cuatro lugares que salen en las guías, normalmente masificadas, que recorrer muchos de estos valles de ensueño transformando nuestros viajes e integrándonos en el entorno, sintiéndolo nuestro.

Malerreka conserva tesoros naturales y culturales gracias al esfuerzo de sus habitantes que han sabido protegerlos y cuidarlos en perfecta armonía y colaboración, siendo muy conscientes de que estos excepcionales entornos no son capaces de soportar una peregrinación de visitantes como ha ocurrido en otros muchos lugares, donde después de hecho el daño, se pretende poner puertas a la naturaleza.

Valles de Malerreka

Fuente: Tito Gorostiaga

Valles de Malerreka

Fuente: Tito Gorostiaga

Muchos de estos parajes solo pueden recorrerse andando y, al no haber sido señalizados ni marcados, se ha conseguido mantener el ritmo adecuado para la sostenibilidad no sólo del entorno, sino de la gente que habita en ellos también. Gentes deseosas de contar las grandes historias y leyendas que han de ser conocidas y conservadas.

Lo conseguiremos de la mano de un buen guía local, perfecto conocedor de las formas de vida y necesidades de sus gentes, cultura y expresiones paganas que en ella se mantienen desde tiempos inmemoriales, leyendas y genios mitológicos:

  • Basojaun (señor del bosque)
  • Lamias (sirenas de río)
  • Mahirus
  • Gentiles

Para que adentrarnos en estos misteriosos y mágicos lugares se convierta en una experiencia inolvidable.

Si os parece difícil, os recomiendo a Basojaun donde estos valles adquieren un nuevo significado y las tierras altas del alto Bidasoa y alto Urumea dejarán de ser desconocidas e infranqueables, siempre que cumplamos los requisitos necesarios que los han conservado vírgenes y auténticos.

[mappress mapid=”233″]

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios