Magazine Cultura Los hombres que miraban fijamente el Valle del Jerte

Los hombres que miraban fijamente el Valle del Jerte

9.6K Shares
Valle del Jerte
Por fotonazos.es

Son tres hombres y una mujer. Buscan su camino de regreso a casa: desaparecieron durante la G. Civil y aparecieron convertidos en piedra en 2009. Desde entonces miran fijamente el Valle del Jerte.

Lo miran desde El Torno, el mirador por excelencia del Valle, en Cáceres. Unas horas después de tomar corporeidad nuevamente, tras su inauguración, les volvieron a fusilar, por lo que muestran inquebrantables las mellas de los tiros. Once años después de su inauguración se les trató de calcinar.

Valle del Jerte
Por fotonazos.es
Valle del Jerte
Por fotonazos.es

Estos dos hombres, esta mujer y este anciano son obra de Francisco Cedenilla Carrasco, el artista que los talló. El abuelo de Cedenilla fue fusilado durante la Guerra Civil en Toledo. El autor, tras conocerse la noticia de los disparos a su obra recién inaugurada, declaró a Efe que era «impactante que alguien haya querido volver a fusilarlos».

El artista dio la orden de que no se reparara porque le daba mayor sentido a la obra.

Valle del Jerte
Por fotonazos.es
Valle del Jerte
Por Enrique Almaraz

Los hombres que miran fijamente el Jerte tienen una postura meditativa, algo melancólica, como quien mira las obras de la plaza a sabiendas de que no las verá terminadas. Posan unos hombres con las manos recogidas detrás de la espalda, con la mirada épica del líder que avista una salida o un ser querido o la mujer con el desconcierto en su cabeza.

Podrían mirar los pueblos de Valdastillas o el de Casas del Castañar, pero imagino que están mirando más allá, quizás preguntándose por la molestia de no haber sido reparadas ni su memoria ni su cuerpo de piedra.

En este paisaje hermoso se ve la historia y la naturaleza de un modo intenso. Es un rincón desconocido para la mayoría. Al verlo, me acordé de un poema de León Felipe interpretado por Héctor Alterio:

En los viajes hay momentos para todo.

Cómo llegar: desde el embalse de Plasencia, por la N-110 se coge el desvío a la CCV-51 dirección El Torno. La carretera recorre el valle del jerte.

Belchite, memoria de los escombros

El pueblo zaragozano de Belchite sufrió una de las peores masacres de la Guerra Civil: cinco mil muertos en un par de semanas. Un paseo por las ruinas permite encontrar obuses incrustados y memorias vivas.

Belchite

Read more

Valle del Jerte
9.6K Shares

Artículos relacionados

17 comentarios

salcoiz 8 de mayo de 2015 - 20:40

Que tristeza, en España no hemos aprendido, nos ocultaron el horror que se vivió, aquí hubo un holocausto similar al que ocurrió en Alemania, allí se repudió a los criminales, sin embargo aquí se les perdono y ahí están sacando pecho y pegando tiros.

Responder
maria 12 de mayo de 2015 - 11:42

Interesante reflexión. Estoy de acuerdo, salcoiz.
Es una pena y parece que algunos no han aprendido nada. Quizás si estudiáramos un poquito más de Historia en las escuelas y aprendiéramos a asumir la verdad sobre nosotros mismos, a pesar de que nos duela …
Algunos hombres también están hechos de piedra, y a diferencia de estos, sólo miran hacia ellos mismos.

Responder
Helen 12 de mayo de 2015 - 14:20

Se llamó Guerra Civil, porque como mínimo el Holocausto fue en los dos lados, por no decir claramente que en el lado republicano las terribles checas y los fusilamientos a lo grande, sobre todo para gentes relaciondas con la Iglesia, fueron habituales. Que no se vuelva a repetir

Responder
delafu 12 de mayo de 2015 - 16:27

Nadie está hablando de guerras Helen. Por desgracia en las putas guerras siempre mueren de un bando y del otro. La mayoría de los fusilamientos de esta fueron después de la guerra, fusilando a los que quedaban vivos del bando perdedor. Que no se vuelva a repetir.

Responder
Mary 14 de mayo de 2015 - 09:56

Bello y triste recuerdo esculpido en piedra esta obra de F. Cedenilla. Mi enhorabuena al artista por no haber reparado los nuevos disparos lo que, efectivamente, añade mucho valor y actualidad al grupo escultorico.
Mi felicitacion a Javi Rodriguez por su contribucion con este pequeño recuerdo a la restitucion de nuestra memoria historica, y una pequeña sugerencia: sustituiria el titulo de este post (aunque es muy probable que asi les llamen en la zona) por el de «Las personas que miraban al Jerte».

Responder
Mariví 18 de mayo de 2015 - 13:43

Sólo he visto un comentario imparcial, el de Helen, ya que hubo, siguiendo el primere comentario, holocausto, en ambos bandos. ¿Por qué la mayor parte de las veces se olvidan los crímenes del bando republicano, igual de despreciables que los del mando que llamaban nacional (mal adjetivo por cierto)? No olvidemos lo que hicieron unos y otros para que no se vuelva a repetir. Me parecen tres esculturas que inspiran emoción y felicito al escultor por ellas.

Responder
Ruben 20 de abril de 2021 - 17:23

Imparcial? Asesinados una vez finalizada la guerra en represalia por su pensamiento e ideología; luego fueron abandonados en cunetas por sus verdugos. Hay que estudiar y disculparse por sus errores.

Responder
Graciela Sobral 9 de marzo de 2016 - 17:46

Me parece un conjunto: esculturas, valle, texto, poema, recitado de una belleza increíble! Gracias

Responder
Hilario 19 de marzo de 2016 - 18:49

como familiar afectado por el fusilamiento de un hermano de mi madre agradecido quedo por mantener vivo el recuerdo de tan atroces crimenes gracias a estas esculturas, mi en hora buena al artista

Responder
Miguel A, Amigo 8 de abril de 2016 - 11:48

!Que pena »
, Recientemente he visitado éste fantastico valle del JERTE con guia incluido y nadie nos ha hablado de tan magnifico monumento, para mi desconocido, ¿por que?…………

Responder
Paco Vianco 20 de abril de 2016 - 09:58

La pena es que a día de hoy son decenas de miles los españoles que siguen tirados por las cunetas. No es cuestión de buenos y malos y todos los muertos duelen lo mismo pero los perderos lucharon contra un golpe militar que nos sumió en 40 años de dictadura fascista.

Responder
Angel Luciano 21 de abril de 2016 - 12:45

Ninguna guerra es buena y el lamento del vencido siempre perdura por más tiempo bajo una tenue y languida fustración, En la segunda guerra mundial murieron mas de 60 millones de personas y 10 millones de desaparecidos, las comparaciones son odiosas, bien es sabído desde siempre que España es un País de malos hermanos y peores primos, Si no quereis guerras civiles, evitarlas antes, no durante o despues pues resultrá demasiado tarde y ninguna justificación será acertada, ni por parte de los vencedores ni por parte de los vencidos.

Responder
Carmen 8 de junio de 2017 - 14:17

Impresiona el lugar, sobre todo cuando está todo en silencio. El Valle del Jerte, el embalse de Plasencia , el río Jerte…la calma. Da pie a la reflexión: Por qué se produjo esta maldita guerra. Había un gobierno legítimamente elegido por el que lucharon los que perdieron y lo que vivimos después del golpe militar fue una dictadura fascista que nos duró mas de 40 años. Y es cierto que no se ha aprendido mucho: los mismos fascistas que lo hicieron en su momento, disparan a lo que representan unas estatuas porque no pueden disparar contra sus personas (si pudieran estoy segura de que lo harían).
Cuando estás ahí, te vienen a la mente esos miles de españoles que todavía están enterrados en cunetas y la lucha de sus familiares por recuperarlos. No olvidamos.

“”Las voces y las imágenes del pasado se unen con las del presente para impedir el olvido. Pero estas voces e imágenes también sirven para recordar la cobardía de los que nada hicieron cuando se cometieron crímenes atroces, los que permitieron la impunidad de los culpables y los que, ahora, continúan indiferentes ante el desamparo de las víctimas”” (Baltasar Garzón)

Responder
ANA SÁNCHEZ MELERO 16 de septiembre de 2018 - 12:45

UN MARAVILLOSO LUGAR, UNA HISTORIA MUY TRISTE, ¿UNOS DESAPARECIDOS? NO HABÍA YA GUERRA, HABÍA DICTADURA Y HUBO DESAPARECIDOS Y, SÍ, EFECTIVAMENTE, FUERON FUSILADOS DE NUEVO. GRACIAS FRANCISCO CEDENILLA CARRASCO

Responder
Amélie 5 de abril de 2019 - 00:24

Me ha gustado mucho.
El final magnífico: Héctor Alterio recitando a León Felipe.
Gracias!!!

Responder
Isabel 8 de noviembre de 2019 - 13:35

Supe de estou por la película El Silêncio de los Otros, donde se cuenta el pacto de olvido sobre los horrores del Franquismo. Estoy em Portugal y acá tampoco se sabe por que ha pasado. Hay que traerlo todo arriba para que nuestros nietos no caigan en lá trampa del olvido y tengan consciência de lo Malo. Para que Jamás se repita!

Responder
Paul 1 de diciembre de 2020 - 15:58

Ayer en la T.V ,la uno E.S ,hubo un magnífico reportaje sobre este valle del Jerte ( Cáceres ) ,más conocido por sus cerezas 🍒.Las esculturas son espléndidas ,y estimulan los que trabajan sobre la memoria histórica,en los recunchos más improbables de este país ; en nuestro caso en la frontera entre Galicia y Portugal Habrá pronto una nueva ley renovada y completada sobre los desaparecidos ( siguiendo un montón de recomendaciones de la comisión de los derechos humanos de la ONU , no estimadasmemoria democrática por los gobiernos sin escrúpulos hasta hace poco .En este tan penoso tema ,aparece de manera espectacular que hay un aspecto muy positivo , inimaginable .La memoria atrae a mucha gente ,aporta vida a pueblos despoblados y estimula el hecho que nunca volverá a ocurrir un holocausto apocalíptico , tan horrible . » Nunca jamás ,plus jamais ça !

Responder

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

Copy link
Powered by Social Snap