Considerado como uno de los ríos más importantes de España, el Ebro es el corazón y el alma de Terres de l´Ebre (Tierras del Ebro), el territorio donde el agua dulce se desliza suavemente hasta su tramo final para mezclarse con la sal del mar.

Por el camino, su cauce va perfilando un paisaje natural en el que el hombre también ha dejado su huella: campos de arrozales, salares, marismas y lagunas donde habitan un gran número de animales y, sobretodo, aves.

Además del turismo, Terres de l’Ebre es tradicionalmente una zona de agricultura y de pesca, dos actividades que han influido en su cultura y tradiciones. Para conocer lo que el Ebro significa para la población local, nada mejor que un paseo fluvial por su cauce.

En la zona existen varias empresas que ofrecen paseos en barco tradicional, a motor o en kayak, desde donde podremos disfrutar de zonas completamente salvajes y de otras donde se intuye el trabajo humano.

Piragüismo en el río Ebro

Existen numerosas rutas que permiten recorrer el Ebro en una piragua. Algunas de las más interesantes son las que están vinculadas con la memoria histórica de la zona, con la guerra o que recorren el Delta del Ebro.

El Ebro tuvo un papel muy importante en la historia de España, pues durante la Guerra Civil se convirtió en la primera línea de frente. Los puentes se dinamitaron, por lo que para poder cruzar de una orilla a otra el bando republicano tuvo que hacer puentes de pontones (creando una hilera de barcos) o realizar el trayecto en barca de forma sigilosa.

La Batalla del Ebro fue en la que más combatientes participaron, la más larga y la más sangrienta de todas las de la Guerra Civil española. Actualmente, algunas de las zonas donde se realizaron las ofensivas se pueden visitar de la mano de varias rutas guiadas en piragua.

Una de ellas es La lluita dels pontoners (La lucha de los pontoneros), que va de Móra d’Ebre a Miravet pasando por las zonas donde los republicanos montaron los antiguos pontones. En total, son unos 13 kilómetros que se realizan en unas 4 horas de trayecto.

Esta es una de las excursiones en kayak más populares, pues ofrece paisajes, hay suficiente corriente -se pueden hacer más kilómetros con menos esfuerzo-, hay diferentes pueblos con encanto, castillos como los de Móra d’Ebre y Miravet, e islas para hacer parada, como las del Galatxo.

La segunda de las rutas de la guerra es Un riu republicà (Un río republicano), que recorre 12 kilómetros desde Vinebre a Móra. Algunos de los lugares históricos que se pueden visitar son el estrecho de Pas de l´Ase, la desembocadura del río Siurana y la salvaje isla de Subarrec.

El Delta del Ebro también se puede recorrer fácilmente en piragua. Uno de los trayectos más habituales es el que recorre el Canal de Migjorn, rodea la isla de Buda, llega hasta la desembocadura y sale al Mediterráneo, donde se bordea la costa.

Otras maravillas también recomendadas para conocer desde el agua es el meandro Flix, uno de los más espectaculares del Ebro y que forma parte de la Reserva Natural de Fauna Salvaje de Sebes.

Avistamiento de aves

La rica biodiversidad de Terres de l´Ebre hace que sea el lugar idóneo para el avistamiento de aves. Entre Garcia y Móra d’Ebre es donde se concentran la mayor parte de ellas, ya que hay zonas vírgenes y salvajes como la isla de Subarrec y la desembocadura del río Siurana.

Por ello, alrededor de esta zona existen varias compañías que ofrecen rutas guiadas para ver aves mientras recorremos el río en piragua. Una actividad dirigida a todos los públicos, incluso sin tener conocimientos previos sobre estos animales, pues durante el trayecto una persona especializada en ornitología va señalando dónde se hallan las diferentes especies, qué tipo son y las características de cada una de ellas.

Navegar por el Ebro en barco

Desde la localidad de Ascó parten muchas de las embarcaciones que navegan por la Ribera d´Ebre. Algunas de ellas son barcos de motor de poco calado; otras, en cambio, son réplicas modernas de un laúd, las antiguas embarcaciones típicas del Ebro que tienen su origen en la época musulmana.

En las últimas se puede conocer el tipo de medio de transporte que se usaba en estas tierras, sus características y cómo era la vida de los marinos que las manejaban.

Si lo que quieres es descubrir su costa, también hay particulares y empresas que ofrecen navegar frente a sus playas; en el Delta de l´Ebre, donde se puede disfrutar un variado paisaje típico del lugar, e incluso salir a pescar.

Más información en www.terresdelebre.travel

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios