Iglesia colegiata de San Miguel. Por Noradoa

Los bosques de chopos, álamos, sauces y fresnos que conforman la Reserva Natural Sotos del Ebro, en La Rioja Baja, se han convertido en el hábitat de numerosas especies de animales. La más destacable: las cigüeñas, quienes conforman la colonia de cigüeñas blancas más grande de Europa.

Estas aves empiezan a llegar a La Rioja Baja en el mes de diciembre. Las más rezagadas incluso lo hacen en marzo. Para poder verlas, nada mejor que realizar un paseo por Sotos de Alfaro, bien sea a pie o en bicicleta. En ambos casos el recorrido es sencillo.

Durante el trayecto podremos contemplar un buen número de cigüeñas descansando sobre las islas ubicadas en los meandros del río. Un espectáculo que también se puede presenciar en la localidad de Alfaro.

Más de cien parejas, con sus correspondientes polluelos, han anidado en lo más alto de la iglesia colegiata de San Miguel. Un edificio levantado durante los siglos XVI y XVII, de ladrillo y declarado Monumento Histórico Artístico Nacional. Su tejado, las cornisas y ventanas están repletos de cigüeñas.

La mejor época para visitar Alfaro es en verano, ya que la colegiata ha llegado a albergar unas 400 aves.

Por La Rioja Turismo

En Sotos del Ebro también se puede disfrutar de otras especies de animales como zorros, corzos y jabalíes. Asimismo, en los sotos inundados viven nutrias, martines pescadores, garzas, mirlos y visones europeos, entre otros.

La ruta circular de Sotos del Estajao permite contemplar todas ellas. Además, dispone de un área recreativa donde podemos parar a coger fuerzas y sentarnos a comer en su merendero.

Rutas por Sotos del Ebro

Por La Rioja Turismo

La ribera del tramo medio del Ebro cuenta con varias rutas que permiten ver cómo la vegetación se ha ido adaptando al nivel del río, haciendo que algunas zonas inundadas tengan una vegetación y fauna diferente.

Desde el Centro de Interpretación de la Reserva Natural Sotos del Ebro podrás aprender todo acerca de su flora y su fauna, conocer los diferentes sotos que lo componen, las rutas que se pueden realizar por el parque, así como ver a las cigüeñas de San Miguel gracias a la cámara web instalada en su tejado.

Uno de los recorridos más sencillos y de corta duración es el que discurre por el sendero de Soto del Estajao, una de las zonas inundadas de la ribera en cuya orilla crecen juncos, carrizos y otras especies acuáticas.

La ruta se puede realizar de forma independiente – está señalizada con balizas de madera- aunque antes de lanzarse a la aventura conviene informarse acerca del nivel del río, ya que en primavera el cauce suele crecer y parte del camino queda intransitable.

Al final del mismo está la playa del Estajao, donde el río entra tímidamente creando un pequeño meandro. La vegetación más característica de la zona son el estramonio y la romaza, que ofrecen un ligero tono rojizo.

Por La Rioja Turismo

Existe también otra ruta circular hasta el meandro del Estajao algo más completa. El itinerario comienza en el aparcamiento que hay junto a la chimenea de la antigua azucarera situada a las afueras de Alfaro. El camino nos llevará hasta el mirador que hay a orillas del Ebro, el merendero, el soto, el río Alhama y el antiguo cauce del meandro.

Por último, otra de las rutas es la que discurre desde Alfaro hasta Soto de la Nava. Se trata de un camino circular señalado que comienza en el centro del pueblo junto a la iglesia colegiata de San Miguel, donde se pueden ver las populares cigüeñas, y continúa por el paso de la Florida.

El camino continua por el río Alhama, el camino del arboreto, el mazón y el Chorrón de la Nava, donde un poco más adelante está el mirador desde donde se obtienen unas excelentes vistas del río y es perfecto para observar las aves que lo habitan.

La Reserva Natural Sotos del Ebro es uno de los bosques de ribera mejor conservados de La Rioja. El lugar ideal para los amantes de la ornitología, quienes podrán disfrutar de las diferentes especies de aves terrestres y acuáticas.

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios