Magazine Cultura Un recorrido por las Casas Museo de España

Un recorrido por las Casas Museo de España

5 Shares
Casa Cervantes en Alcalá de Henares. Por M.Peinado 

Eche un vistazo al interior de su casa, fijándose en los detalles que más le representen: el trofeo de pesca en la balda de la estantería, los retratos colgados en las paredes, los títulos de su biblioteca, los imanes de la nevera. Ahora, imagine a desconocidos que pasean por las estancias (sin poder tocar, solo observar) y se montan una idea de lo que pudo ser su vida. Una versión que se acerca a la realidad o que no tiene nada que ver. ¿Seguirían esos objetos ocupando un lugar visible o los cambiaría por otros más pintones? Si muchos de los personajes que habitaron las hoy conocidas como Casas Museo hubiesen sabido que la gente podría entrar en sus moradas en el futuro, quizás habrían reflexionado sobre la cuestión.

La primera en crearse fue la de El Greco, en Toledo. Supuso un importante avance en el ámbito museístico: un espacio en el que no solo se exhiben obras del artista sino que también se muestra un ejemplo de lo que pudo ser su vida. El visitante puede satisfacer así las ganas de conocer su trabajo a la par que el hambre de cotilleo que en el fondo todos llevamos dentro de una forma más o menos latente. ¿Cómo sería su cama? ¿Qué vistas tendría desde su ventana? ¿Vivía en un espacio lujoso o su existencia fue humilde?

Por Museo del Greco

El responsable de la creación de la Casa Museo del pintor griego fue el Marqués de la Vega-Inclán, que en 1905 adquirió unas casas situadas en la judería de Toledo. Su intención fue encontrar un entorno característico de lo que habría sido la ciudad en el siglo XVI para así poder recrear donde habría vivido El Greco. Un dato: no todas las casas convertidas en galerías – en especial las más antiguas– son las originales ni contienen objetos pertenecientes al inquilino al que se le atribuyen, sino que son recreaciones lo más fieles posibles. 

El edificio está dividido en dos partes: el Museo, con cuadros y la casa, organizada en torno a un patio típico toledano. Benigno de la Vega-Inclán, que además fue el creador de la Red de Paradores y el primer comisario de Turismo en la época de Alfonso XIII (principios del siglo XX), también erigió la Casa Museo de Cervantes en 1915 en Valladolid

Casa Museo de Cervantes. Por Lourdes Cardenal

El escritor, en su segunda estancia en la ciudad, ocupó una planta de una de las casas situada en el conjunto de cinco edificios que Juan de las Navas levantó en 1601. El recorrido por el museo empieza en la planta baja, donde están la la biblioteca originaria de 1916 y el patio interior. Y después, los visitantes pueden pasar al recibidor, el estrado, el aposento con la alcoba, la alcobilla, el comedor y la cocina. En dichas estancias se puede ver cómo vivía el famoso padre de Don Quijote.

Pero quienes quieran indagar en los orígenes del escritor, pueden curiosear su casa natal en Alcalá de Henares (aunque cada cierto tiempo se reaviva la polémica que asegura que Cervantes vio la luz por primera vez en Alcázar de San Juan). Como en la anterior, el inmueble también recrea el ambiente en el que se habría criado el literato y permite evocar cómo se vivía en España en los siglos XVI y XVII, al menos en el estrato social de la familia.

Escapadas a las casas de otros

Por Gilles Paire

No son las únicas que hay en el país, por supuesto. A lo largo del territorio se pueden visitar alrededor de 40 museos de este tipo. Por ejemplo, la Casa Museo de Portlligat, en Cadaqués que construyeron Salvador Dalí y Gala. Ellos, que hicieron del surrealismo su forma de vida más allá de su arte, planificaron la vivienda en forma de laberinto que se inicia en el Vestíbulo del Oso. 

A partir de ahí el camino discurre por habitaciones conectadas de forma extravagante y llenas de objetos personales del artista. Según sus propias palabras: “Portlligat es el lugar de las realizaciones. Es el lugar perfecto para mi trabajo. Todo se conjura para que así sea: el tiempo transcurre más lentamente y cada hora tiene su justa dimensión. Hay una tranquilidad geológica: es un caso planetario único”.

Castillo de Púbol. Por Enric

Los fans de la pareja también pueden visitar otra de sus propiedades: el castillo Gala Dalí de Púbol que Salvador regaló a su esposa situado en La Pera.  El artista solo podía visitarla si pedía audiencia con antelación y la idea original fue que el edificio fuese el mausoleo de su amada. De hecho, en él descansa su cuerpo en la actualidad. 

Casa da Matanza. Por Iago Pillado

Rosalía de Castro pasó los últimos años de su existencia, a finales del siglo XIX, en la Casa da Matanza, en Padrón. No se sabe qué pensaría la escritora, que pidió a sus hijas que quemasen sus manuscritos cuando muriese, de esa apertura a lo que fue su intimidad pero el caso es que ahora se puede visitar la vivienda. En la planta baja hay una exposición de objetos y recuerdos de la autora y el piso superior se conserva como la típica casa labriega en la que vivió la escritora.

Casa Museo de Miguel Hernández Por Joanbanjo

En Orihuela se puede comprobar la humildad con la que el malparado Miguel Hernández vivió con su familia. Además de la casita, tiene un patio pequeño y un corral. Dentro se pueden ver objetos personales, muebles y fotos del autor de El rayo que no cesa y Vientos del pueblo. En Huelva, concretamente en Moguer, se puede encontrar la Casa Museo de otro poeta, Juan Ramón Jiménez. La casona del Premio Nobel, de estilo típico andaluz con patio y dos plantas, data del siglo XVIII y en ella también se pueden ver fotografías, cuadros, enseres de la vivienda y su biblioteca personal además de su hemeroteca. 

Casa natal de Francisco de Goya. Por Diego Delso

Y para terminar el recorrido, la edificación en la que nació otro grande de la cultura española: Francisco de Goya. Originario de Fuendetodos, en Campo de Belchite, su casa se construyó en el siglo XVIII y su dueño era un tío de su madre. No se identificó como tal hasta 1913, cuando el artista plástico Ignacio Zuloaga descubrió que era la cuna del pintor. En 1982 fue declarada Monumento Histórico Nacional y la Fundación Goya Fuendetodos organiza visitas culturales guiadas. 

275 años del nacimiento de Goya: su camino por España

Además de ser un genio de la pintura, de Goya puede decirse sin ningún miedo a equivocarse que fue un autor prolífico. En sus 82 años de vida realizó unas 2.000 obras entre grabados de aguafuerte, óleos y dibujos. Y en este 2021 se cumple el 275 aniversario de su muerte, un motivo tan bueno como cualquier otro para trazar una ruta de los lugares que tienen una importancia relacionada con él. Bien porque los pisó en vida o bien porque en ellos se puede apreciar su arte.

Estatua de Goya en Fuendetodos (Zaragoza, España). Su pueblo natal.

Read more

5 Shares

Artículos relacionados

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

Copy link
Powered by Social Snap