¿Quieres eliminar "Colombres" de los lugares donde has estado? No se pueden eliminar valoraciones de rincones o destinos. No se puede quitar el "He estado" porque has publicado una Opinión sobre este lugar :)

Uno de los elementos que marcó el pasado -y el presente- de Colombres es el fenómeno de la emigración a América a fines del siglo XIX y principios del XX. 

Muchos jóvenes partieron a Ultramar en busca de fortuna motivados por las complicadas condiciones de vida en el medio rural.

Las capitales de algunos de estos emigrantes enriquecidos, los llamados “indianos”, trajeron consigo una importante prosperidad al pueblo y un interesante fenómeno urbano, el levantamiento de unas construcciones rupturistas, llamativas y exóticas con un estilo ecléctico y caprichoso conocido como “arquitectura indiana”.

Su buena conservación y la calidad de estos edificios privados se completan con la particularidad de que los principales referentes urbanísticos de la villa, como son la Plaza Manuel Ibáñez o la Casa Consistorial también se deben al dinero americano. 

Estas circunstancias han sido claves para que el conjunto histórico de Colombres fuera declarado Bien de Interés Cultural en el año 2013 y Pueblo Ejemplar de Asturias en 2015 porque su sociedad civil “ha sabido conservar y enriquecer el legado de los emigrantes asturianos, manteniendo su patrimonio y reivindicando ese pasado que convierte la emigración en un elemento dinamizador de la cultura, la economía y la sociedad”

 

VIERNES

18:00 h: Llegada a Colombres

Llegamos al pueblo y tras instalarnos en nuestro alojamiento podemos ir a hacer un pequeño paseo por el Camino de Santiago (en sentido contrario) hasta el pueblo de Bustio. Iremos por el denominado “camino del Canto”, una antigua vía romana y hoy ruta jacobea, hasta este pueblo de pescadores donde desemboca el Río Deva, curso fluvial que da nombre al municipio.

Se trata de un paseo cortito y con una continua pendiente en descenso, pero cuidado que hay que volver luego sobre nuestros pasos, esta vez hacia arriba, en el mismo sentido en que los peregrinos transitan en dirección a Santiago. Antes de afrontar la subida podemos tomarnos algo en la tradicional taberna Casa Velarde, que se encuentra en Bustio justo al lado del camino y de una interesante edificación indiana.

 

20:30 h: Salimos a tomar una sidra

Tras el paseo no hay nada como tomar una sidra fresca en alguno de los establecimientos que se concentran en el centro del pueblo, justo al lado de la plaza del ayuntamiento. La cultura sidrera ha sido declarada Bien de Interés Cultural de carácter inmaterial destacando las formas de sociabilidad asociadas a su degustación, una experiencia diferente.

 

21:30 h: Cenamos con sidra

Una vez que tomamos el aperitivo a base del preciado jugo de manzana podemos cenar allí mismo alguna de las especialidades asturianas, cachopo, tortos, quesos del Oriente de Asturias, pescados del Cantábrico… con el maridaje de la sidra para no mezclar.

 

SÁBADO

10:00 h: Desayuno y a caminar

Tras un desayuno con unas corbatas, un famoso y rico dulce típico de la localidad vecina de Unquera, nos dirigimos a conocer el patrimonio indiano del pueblo.

Lo primero que vamos a hacer es una ruta conocida como la Huella Indiana que propone un paseo por las calles de Colombres para comprobar cómo plasmaron su sueño los indianos en forma de llamativas casonas. Unos paneles colocados junto a los ejemplos arquitectónicos más sobresalientes nos ayudarán a desentrañar algunas de las claves de esta original arquitectura y a contextualizar este patrimonio en sus enclaves originales.

En torno a todo este patrimonio cada año las asociaciones del municipio organizan el segundo fin de semana de julio en Colombres la Feria de Indianos, un colorista evento cultural y gastronómico para poner en valor los lazos con las culturas de ultramar. También este escenario es sede anualmente, durante el Puente del Pilar, de una importante concentración internacional de motos clásicas.

 

12:00 h: El Archivo de Indianos

Tras el paseo por las calles de Colombres nos dirigimos a visitar una de las casonas de origen indiano más imponentes de Asturias, la Quinta Guadalupe. Construido en el año 1906 por el acaudalado emigrante Íñigo Noriega Laso este bello palacete es sede le la Fundación Archivo de Indianos Museo de la Emigración.

En su interior se han reconstruido algunas dependencias con mobiliario de la época, que ofrecen al visitante un reflejo de la “Casa Indiana”. El resto del edificio está ocupado por información y piezas museísticas sobre distintos aspectos de la emigración: la salida de los emigrantes y los puertos de destino, los grandes centros sociales de la emigración española, la añoranza de la tierra, etc.

Esta institución es uno de los recursos museísticos y culturales más reconocidos de la comarca y es sede de distintas iniciativas en torno a las relaciones emocionales y culturales entre Asturias y América.

 

14:00 h: A comer

Tras el paseo nos apetece comer un plato de cuchara, caliente y contundente, que nos ayude a recuperar fuerzas y, como no, la fabada es una de las mejores opciones. Podemos ir en coche al pequeño barrio de La Mata Vieja donde nos espera el restaurante Casa Marisa con su buena cocina y unas inmejorables vistas.

 

16:00 h: Cueva del Pindal

A las cuatro hemos reservado entradas para la Cueva del Pindal. Se trata de una cueva con pinturas rupestres declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 2008 y una de las pocas cavidades asturianas abiertas todo el año.

Presenta entre sus representaciones figuradas bisontes, caballos y cérvidos, aunque una de las figuras más célebres es el “mamut enamorado”, conocido desde la fecha del descubrimiento y extensamente difundido y popularizado.

Ubicada en el entorno natural del Cabo de San Emeterio (Pimiango) completa un conjunto ambiental y patrimonial único donde destaca un singular bosque de encinas que sirve de exclusivo escenario para la Iglesia y monasterio de Tina, ejemplo de arquitectura románica religiosa cuyas ruinas nos esperan tras el paseo por un bello sendero.

Antes, transitando por ese mismo camino, nos habremos encontrado con la Ermita de San Emeterio o Santu Medé, lugar de gran devoción desde antiguo y donde se celebra una concurrida romería cada año en el mes de marzo declarada Fiesta de Interés Turístico del Principado de Asturias. Cierra este conjunto el Centro de Interpretación de San Emeterio que da entrada al área y sirve como punto de recepción de visitantes. El paseo por todo este mágico entorno cultural y medioambiental nos ocupará una buena parte de la tarde.

 

19:30 h: Mirador del Picu

Subiendo en coche hacia Pimiango haremos una parada en el conocido como mirador del Picu, un balcón abierto a toda la costa oriental asturiana y occidental cántabra que nos ofrece, además, en días despejados, unas interesantes vistas a la Sierra del Cuera y los Picos de Europa con el Picu Urriellu (o Naranjo de Bulnes) a la cabeza.

A nuestra izquierda podemos vislumbrar parte de la Playa de La Franca, el arenal más concurrido del concejo y que es una visita obligada en Ribadedeva. El mirador ofrece en meses veraniegos unas de las mejores puestas de sol de toda la zona.

 

21:00 h: Gastronomía mejicana

La relación de Colombres con países como México, motivado por el continuo ir y venir de los emigrantes y sus descendientes, ha motivado que el pueblo cuente con uno de los restaurantes mexicanos más afamados de Asturias.

Tras nuestro contacto matutino con la cultura indiana nada mejor que cerrar la jornada con un repaso a la cultura gastronómica del país azteca considerada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

El Restaurante El Mexicano Colombres ofrece una interesante carta con tacos y ceviches, enchiladas, huitlacoche, postres caseros, tequilas y margaritas… No nos olvidemos de reservar.

 

DOMINGO

10:00 h: Nos vamos de ruta

Tras el desayuno nos calzaremos las botas de trekking para encarar la Ruta de las Tradiciones de Ribadedeva, una senda circular de unos 9 Km de distancia que propone un itinerario por la franja interior del municipio para disfrutar de sus singularidades culturales, patrimoniales y paisajísticas, una zona de carácter rural y muy hermosa.

Con salida en la bolera del pueblo de Noriega podremos contemplar edificios indianos, arquitectura religiosa, la torre medieval de Noriega que nos habla del pasado solariego de toda la zona, lavaderos antiguos, bosques autóctonos, barrios formados por casas de arquitectura típica popular y hasta túmulos funerarios. Igualmente, el itinerario propone al caminante disfrutar de las extraordinarias vistas a todo el municipio donde podremos recrearnos con los paisajes de la zona costera.

Esta senda, además de ofrecernos su riqueza cultural, etnográfica y su singularidad paisajística, esta tematizada con distintos hitos referidos a elementos concretos de la costumbre y antropología asturiana –de ahí el nombre Ruta de las Tradiciones- para que el caminante pueda conocer algunas de las usanzas cotidianas de los pueblos.

Estos paneles nos hablan de la vida tradicional, aspectos relacionados con la economía, los ciclos festivos y agrarios, los ritos de paso, las creencias…

Además, el itinerario está completado con varias obras de arte en madera llevadas a cabo por artesanos locales, que sin duda enriquecerán aún más la experiencia del caminar.

 

14:00 h:

Tras regresar al punto de partida de la ruta recuperaremos fuerzas en alguno de los dos restaurantes de la localidad de Noriega, El Pontón y El Guaje.

En estos establecimientos podremos disfrutar de comida casera asturiana con productos de primera calidad, carnes de la zona, productos lácteos, guisos tradicionales y postres caseros que nos dejarán un grato recuerdo de nuestra visita y un buen sabor de boca para nuestra despedida.

Ver más




Cómo llegar


Sé el primero en opinar