¿Quieres eliminar "Villalcázar de Sirga" de los lugares donde has estado? No se pueden eliminar valoraciones de rincones o destinos. No se puede quitar el "He estado" porque has publicado una Opinión sobre este lugar :)

Encontramos el municipio de Villalcázar de Sirga en la zona Norte de la provincia de Palencia, a una altitud de unos 830 metros sobre el nivel del mar, formando parte del partido judicial de Carrión de los Condes y de la mancomunidad de Camino de Santiago. Fue esta una villa especialmente importante como plaza fuerte, el topónimo hace una pequeña referencia a ello como alcázar, del reino cristiano de Castilla frente a los embates contra los musulmanes durante la Edad Media. Villalcázar perteneció a la poderosa Orden de los Caballeros Templarios de monjes guerreros y luego a la Orden de Santiago. A una distancia de 35 kilómetros de la capital de provincia, esta localidad se extiende sobre un territorio que ocupa cerca de 25 kilómetros cuadrados aproximadamente, sobre los que habitan alrededor de 200 habitantes en la actualidad.

Monumentos y lugares de interés

  • Iglesia de Santa María la Blanca de Villalcázar de Sirga, antiguo templo y fortaleza defensiva de los Templarios, que data del siglo XII. Sigue los preceptos del maleable estilo románico. La voz popular afirma que Alfonso X compuso sus cantigas de Santa María con motivo de una imagen que halló en su interior; reposaron aquí los restos del infante Don Felipe.
  • Recorrido a través del entorno natural que envuelve este singular territorio.
  • Excursión hasta las ciudades burgalesas o bien hacia la comunidad cántabra.
  • Degustación de la buena comida y buen vino que ofrece Villalcázar de Sirga.
  • Por aquí pasa uno de los tramos de las Rutas a dos ruedas

Fiestas y tradiciones

  • El 28 de abril tiene lugar la fiesta en honor a San Fructuoso.
  • Fiesta en honor a la Virgen Santa María que se celebra el 26 de mayo. Durante el 16 de junio se vuelve a honrar a la patrona de la localidad.

Ver más

Población:



Cómo llegar


Sé el primero en opinar