Magazine Naturaleza 6 montañas con formas extrañas en España

6 montañas con formas extrañas en España

8 Shares
montaña. Montserrat
Montserrat. Por Angela Llop

España cuenta con montañas para todos los niveles y gustos. Ideal para los amantes o, simplemente aficionados, que piensan en disfrutar de estas formaciones. Picos de Europa, los Pirineos o Sierra Nevada… por todo el territorio encontramos auténticos lugares mágicos capaces de dejar sin palabras a aquellos que los visitan. 

Así, muchos de los puntos más altos de España encierran todo tipo de características. En esta lista queremos resaltar la forma o silueta, tan peculiares que hacen que sean conocidas como algunas de las montañas más extrañas del país.

1. Montserrat

Montserrat
Montserrat. Por Angela Llop

Viajamos hasta la provincia de Barcelona para encontrar una de las montañas más extravagantes: Montserrat. Sus sinuosas formas no solo hacen que sea especial, sino que ha hecho que se les hayan atribuido todo tipo de teorías por los más conspiranoicos.

Hitler, incluso, llegó a pensar que las formas de la montaña encerraban secretos mágicos donde podía esconderse el mismo Santo Grial. Además, el lugar ha sido enclave de peregrinación para otros muchos debido al monasterio y al gran número de leyendas que rodean esta montaña cuyo pico más elevado es el de Sant Jeroni. 

2. Pedraforca

Montañas. Pedraforca
Pedraforca. Por Santi Rodriguez

Sin abandonar Cataluña encontramos el Pedraforca. Con una altura máxima de 2.506 metros sobre el nivel del mar, esta montaña destaca especialmente por encima del resto gracias a su perfil en forma de U. Declarada Reserva Natural de Interés Nacional, el Pedraforca se encuentra dentro del área del Parque Natural del Cadí-Moixeró y es una de las formaciones más famosas dentro de la comunidad. 

La forma de U comentada anteriormente consigue que esta montaña cuente con dos picos, que hacen que sus dos cimas queden separadas por un gran collado. Además, cabe destacar que su vista más conocida es la que se aprecia desde su vertiente oriental y que esta montaña separa las provincias de Barcelona y Lleida

3. El Teide

Teide
Teide. Por JFL Photography

El Teide es el punto más alto del país y todo un referente turístico de la isla de Tenerife. Es el tercer volcán más grande de la Tierra y, además, un monumento natural del parque nacional homónimo. El color ocre y negruzco que cubre el paisaje consigue sorprender a aquellos que lo visitan por primera vez. 

Con una altitud oficial de 3.715 metros sobre el nivel del mar, El Teide es uno de los parajes naturales más importantes del mundo gracias a su impactante composición geológica y paisajística. Cuenta con gran cantidad de especies de flora y fauna.

4. Los Galayos

Montañas. Los Galayos
Los Galayos. Por Abuelo Ramiro

Desplazándonoslo al centro de la península podemos disfrutar de una de las montañas más espectaculares del país. Los Galayos son un conjunto de agujas graníticas dentro de la sierra de Gredos cuyo punto más alto se sitúa a 2.216 metros sobre el nivel del mar.

Esta cresta escarpada ofrece, pese a su intimidante imagen, multitud de vías abiertas de escalada en sus paredes verticales que suponen todo un reto para los amantes de este deporte en pleno auge.

5. Monte Perdido

Monte Perdido
Monte Perdido. Por Alberto Loyo

En los Pirineos destaca Monte Perdido. Esta formación en el Pirineo oscense es una de las montañas más majestuosas del país y una de las más importantes de la sierra tanto por la singularidad de su flora y fauna, como por las posibilidades de senderismo y escalada que ofrece.

Cabe destacar, además, que este impresionante monte árido es Patrimonio de la Humanidad desde el año 1997. Incluso, en su cara norte se halla uno de los pocos glaciares que todavía existen en el Pirineo pese a su claro retroceso en los últimos años. 

6. Pico Urriellu

Pico Urriellu
Pico Urriellu. Por Pixabay

El pico Urriellu, también conocido como Naranjo de Bulnes, es uno de los picos más emblemáticos de los Picos de Europa. No tanto por su altura, que con 2.519 metros no es el más elevado, sino porque su difícil ascenso es uno de los grandes retos de los escaladores. Está situado en Cabrales, Asturias, y su característica silueta se puede contemplar desde muchos de los pueblos y rutas de los alrededores.

La razón por la que es conocido como el Naranjo de Bulnes es porque, al atardecer, el sol ilumina una de sus caras haciendo que este se vea de color anaranjado. Bulnes es por el pueblo al que pertenece, que está en el corazón de los Picos de Europa.

7 senderos para gente sin vértigo

Acantilados, barrancos, paredes verticales, desfiladeros, puentes colgantes, pasarelas que parecen flotar sobre el vacío. Caminar es siempre ir un paso más; pero estas sendas despiertan la inquietud y tal vez prefieras dar media vuelta y no continuar. Pero si salvas el primer temor, estos caminos vertiginosos te van a regalar espectaculares paisajes naturales.

Read more



8 Shares

Artículos relacionados

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

Copy link
Powered by Social Snap