Mapa
Entrada - Salida

Personas:

Busca por:

Precio medio:

De a
persona / noche

Tipo de alquiler:

Recomendados:

Características más usadas:

Ubicación:

Acondicionamiento:

Servicios:

309 Alojamientos en Cuenca

Más relevantes primero
  • Calendario actualizado
  • Mejor valoradas
  • Más opiniones

81 - 100 de 309 alojamientos rurales

Cómo organizar una escapada rural a Cuenca

La provincia de Cuenca se presenta como un gran destino para el turismo rural. Tanto los enclaves naturales como los pueblos con encanto de esta región parecen sacados de un cuento de hadas, gracias a la erosión de los vientos o a la arquitectura construida sobre los elementos naturales.

Te proponemos dos alternativas para que disfrutes de esta tierra mágica y descanses en alguna de sus más de 300 casas rurales.

La serranía de Cuenca, un paisaje encantado

El turista que decide ver la Serranía de Cuenca como destino de su escapada rural no puede olvidarla nunca.

Lo más característico de esta serranía son los Tormagales, en los que la erosión del viento ha esculpido extrañas y diversas formas, como las de la Ciudad Encantada (Sitio Natural de Interés Nacional) o Los Callejones, en Las Majadas.

Al prohibirse la caza en este lugar durante más de 30 años, el parque conserva una fauna y una flora sin igual. Sus senderos recorren grandes pinares y bosques eurosiberianos de tejos, tilos y acebos, habitados por bermejuelas, ardillas rojas, lirones careto, buitres leonardo, musgaños de cabrera y águilas calzadas y reales, entre muchos otros.

Además, en El Hosquillo, se trabaja por la conservación de algunas especies, como el oso y el lobo ibérico. Y en Uña, puede contemplarse el zampullín chico y la cerceta común.

En esta sierra también deben visitarse el nacimiento del río Júcar y sus espectaculares saltos de agua de hasta 20 metros, como el de la cascada del Molino; el Ventano del Diablo, un sensacional mirador de la sierra en Villalba de la Sierra; la multitud de fuentes naturales de Enguídanos; la laguna del Tobar, cuyas aguas son tres veces más saladas que el agua del mar; el nacimiento del río Cuervo, en Vega del Codorno; o los altos cerros de Mogorrita (1.866 m) y San Felipe (1.840 m), en Tragacete.

Los pueblos más bonitos de Cuenca y su gastronomía

Esta guía rural debe hacer mención a los pueblos con más encanto de Cuenca para que los disfrutes degustando su gastronomía.

Cuenca

El casco antiguo fortificado de Cuenca está declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Pasear por sus empinadas calles de piedra es dejarse sorprender por las conocidas Casas Colgadas y su arquitectura al límite de las rocas. Allí debes probar el morteruelo, un paté espeso, para comer con tenedor, de perdiz, codorniz, gallina, liebre, conejo o cerdo.

Belmonte

En esta localidad, el visitante encuentra un impresionante castillo de estilo gótico-mudéjar y un antiguo alcázar a 756 metros de altitud. En Belmonte, podrás saborear la perdiz escabechada con un rico guiso de judías.

Beteta

Desde Beteta puede contemplarse una maravillosa panorámica de la Serranía de Cuenca. Aunque es de orígen romano, como muestran las ruinas de su muralla, esta localidad conserva los restos de un castillo árabe: el de Rocafría. Si paras a comer por allí, pide como aperitivo zarajo, con base de tripas tiernas de cordero a la parrilla.

San Clemente

Declarado Conjunto Histórico-Artístico y a orillas del río Rus, San Clemente se presenta como un pequeño pueblo con un alto valor patrimonial. Su ayuntamiento y su iglesia de Santiago Apóstol están declarados Bien de Interés Cultural. También son destacables su castillo de Santiago de la Torre y su arco romano. En San Clemente, no olvides degustar una caldereta de cordero.

Alarcón

Esta villa, declarada Conjunto Histórico Artístico, se sitúa entre las escarpadas gargantas del río Júcar. Esta característica la hace ya muy pintoresca, pero, además, está totalmente amurallada y alberga un castillo con su torre del Homenaje y la iglesia de San Juan Bautista (siglo XVI), construida sobre un antiguo templo románico.

En Alarcón, puedes degustar ajoarriero, un paté de patatas, bacalao, pan rallado, huevos cocidos, ajo y aceite.

Buendía

Este pueblo merece la pena visitarlo solo por su esencia medieval, la muralla que lo rodea y la singularidad de su plaza Mayor, que se une a otra exactamente idéntica, la plaza Ruiz Jarabo, mediante un pórtico de cuatro vanos. En Buendía, debes tomar un resolí, un licor dulce de crema de café, coñac y anís.

Mota del Cuervo

Mota del Cuervo es conocida como el balcón de la Mancha, ya que se encuentra estratégicamente situada a los pies de un pequeño valle cercano a todas las capitales de la provincia. Además, forma parte de la ruta de El Quijote y alberga siete impresionantes molinos de viento. Y de postre no te olvides de catar un alajú, una pasta de miel y almendras recubierta de obleas y de origen árabe.


Las preguntas más frecuentes sobre el turismo rural en Cuenca

💰 ¿Qué precio suele tener una casa rural en Cuenca?

El precio es muy variable según la zona, tipo de casa o fechas en las que viajes. Si generalizamos podemos decir que las casas en Cuenca suelen tener un precio medio de 27 euros por persona y noche. No obstante si tienes en cuenta todo el entorno es posible encontrar casas más económicas y también casas de lujo.